BOLOÑESA [De Gennaro Contaldo]

Salsa boloñesa auténtica  Salsa boloñesa auténtica

No sé puede cocinar para el blog sin haber dormido. Os lo digo yo.

Me había levantado el sábado dispuesta a cocinar una deliciosa boloñesa de la mano de Gennaro Contaldo para #cookingthechef. Tenía cierta curiosidad por saber cómo es una boloñesa auténtica, y si se parecería a lo que aquí conocemos como boloñesa tanto como la carbonara clásica a atrocidad españolizada a base de nata y bacon que sirven en muchos restaurantes, algunos de ellos italianos. [La respuesta es sí. Os lo adelanto.] Y no dudé en elegirla, sencilla y sabrosa, entre las recetas de Gennaro, el eterno alter ego de Jamie Oliver [sí, es ese Gennaro]. Qué mejor que un chef italiano para dejarnos llevar a las recetas tradicionales tal y como fueron en su origen, antes de que cayeran en nuestras depravadas manos. La boloñesa más auténtica que he comido nunca, con muy poco tomate para dar jugosidad a la carne, que se estofa en vino tinto y romero.

Este sábado me levanté… digamos que un poco tarde. Porque había llegado a casa… un poco… temprano. Noches locas de cena y karaoke. No tengo más que decir al respecto.

La cosa es que andaba yo desayunando a eso de la una y media del mediodía, sin duchar y con cara de muy pocos amigos. Y me acordé de la boloñesa. Puf. Tenía pasta, tenía carne [ecológica de ternera, maravillosa y oscura] y tomates. Es decir, todo lo que mis prejuicios sobre la boloñesa decían que necesitaba [la receta dice otra cosa, pero no me la leí]. Y no tenía queso parmesano. Y todos sabemos que encima de una salsa de tomate nada luce más que unas lascas sacadas con el pelador de un buen queso parmesano.

Como para un blogger lo primero es lo primero, superé la pereza infinita que tengo cuando me levanto a esas horas, salí del modo zombie con una buena ducha de agua fría, me tomé otro café y me vestí para bajar al supermercado. Compré tomates y parmesano. Lo que según yo, iba a necesitar.

Cuando llegué a casa miré la receta [podría haberlo hecho antes, pero no fue así] y descubrí que con los dos tomates que rondaban por la nevera hubiera sido suficientes, porque esta boloñesa no iba de enterrar carne picada en salsa de tomate. No pasa nada, necesitaba igualmente el queso parmesano. Menos mal que tenía vino tinto, porque no tuve la precaución de comprarlo. Cosas de los malos despertares. Una va al super y no pasa cerca del vino.

Me puse a preparar la salsa a eso de las dos y media, tampoco tenía especial prisa en comer, que acababa de tomarme el café y la tostada. Bien por mí no tener prisa, porque esta boloñesa se hace a fuego bajito y se toma su hora y media hasta que está lista. Cociné la carne, hice la salsa con abundante vino, agotando de paso mis reservas para tinto de verano, y cocí la pasta. Todo iba viento en popa y la boloñesa olía maravillosamente bien.

A eso de las cuatro y media me estaba poniendo con las fotos. Mantelito, plato, un poco de pasta, la boloñesa, el romero picado por encima… ¿Habéis visto el parmesano? No, ¿verdad? Ya. Sigue en la nevera. Al lado de los tomates.

Salsa boloñesa auténtica Salsa boloñesa auténtica

 

SALSA BOLOÑESA

CAL 534,9 · HC 55,8 · PR 33,8 · GR 23,0 [RACIÓN DE PASTA CON BOLOÑESA]
CAL 87,3 · HC 2,1 · PR 7,6 · GR 6,3 [100 G DE SALSA BOLOÑESA]
 
INGREDIENTES
[2 PERSONAS]
 
Aceite, 2 cucharadas
Carne picada de ternera, 250 g [en la original, mitad ternera y mitad cerdo]
Cebolla, media [100-150 g]
Vino tinto, 125 ml [medio vaso]
Tomates, 4 de tipo pera [unos 300 g]
Caldo de carne, 125 ml [medio vaso]
Sal, pimienta
Romero picado, ½ cucharadita [si es seco, la mitad]
 
Además
Pasta, la variedad que nos guste, 150 g [he usado macarrones integrales]
 
MODUS OPERANDI

Lo primero que hacemos es condimentar la carne picada. La salpimentamos y añadimos una cucharada de aceite. La mezclamos bien y reservamos.

Lo siguiente, será preparar una passata rápida. Para ello pelamos los tomates, los trituramos, y los cocemos a fuego bajo unos 20 minutos. La passata tradicional se cuece mucho más, pero lo cierto es que la receta de Gennaro pedía puré de tomate, no passata. Y repetida la receta, he de decir que añadir el tomate ligeramente cocido mejora el resultado.

Salsa boloñesa auténtica

En una sartén ponemos a calentar la cucharada de aceite restante. Picamos la cebolla muy menuda y la pochamos a fuego medio hasta que esté hecha y transparente. En la misma sartén añadimos la carne picada, y la sofreímos bien, hasta que esté suelta y dorada, unos cinco minutos. Si es mucha carne, la hacemos en dos tandas y la juntamos cuando termine la segunda. En este punto incorporamos a la sartén el vino tinto, y dejamos cocer hasta que haya reducido a la mitad. Cuando lo haya hecho añadimos la passata [o tomate triturado, lo que hayas puesto], el caldo y el romero picado. Cocinamos todo tapado a fuego bajo hasta que esté muy cocinado y tierno, y los líquidos hayan espesado. Tardó algo menos de una hora.

Cocemos la pasta cuando la boloñesa esté a punto de terminar, y servimos la salsa por encima, un poco de romero picado, y unas lascas de parmesano.

18 Comments

  1. Yo soy de las que dicen que el parmesano se lo sirve quien quiere y siempre lo pongo a parte, pero desde luego esta boloñesa en sí misma es mucho más apetitosa que la que conocemos aquí y que procuro no hacer porque a mi no me gusta la pasta con muchas salsas, me gusta más cuando se ven los ingredientes. Anotado queda para la próxima.

    bss

    Elena

    Reply
  2. Jajaja!!! Así que después de todo se te olvidó poner esas lascas de parmesano, qué le vamos a hacer!!! Si yo te contara la de veces que se me ha olvidado algo y me ha tocado repetir.
    Bueno de todas formas estoy segura que no desmereció en nada a esa rica boloñesa, que estaría deliciosa. Merece la pena hacerla poco a poco para la podamos disfrutar en su mejor punto.

    Un beso,

    Reply
  3. Fantástico plato, a mi la pasta me encanta, me la como de todas formas, menos pasada de cocción que la odio. Hay lugares de todas formas en los que algunas recetas italianas no se elaboran, se perpetran, y me alegro mucho de que hayas preparado esta boloñesa auténtica que se ve apetitosísima. (ya le pongo yo el parmesano, don’t worry). Me la quedo. Mérito añadido al ser una elaboración post-karaoke. Chapó.
    Besos

    Reply
  4. Esas cenas con amigos y Karaoke hacen estragos jajaja ,ahora en serio he visto muchas recetas de salsa bolonesa y esta es la primera que veo que lleve tan poco tomate ,tendre que hacerla la proxima vez que haga pasta ,ultimamente la hago con soja texturizada me encanta como queda y esta igual de rica .
    El queso en casa es opcional mi costillo no se lo pone yo asegun y mi hijo le pone muchoooooooooooo no lo siguiente ,siento que hayas bajado a comprar al super para luego no acordarte de ponerlo en la fotyo , pero oye tampoco pasa nada , te ha quedado un plato de relujo igualmente.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    Reply
  5. Ana, vaya juerga y así me gusta eso de llegar temprano, A mi hijo hace años a veces le decía “no vengas tarde” y me decía “no te preocupes, vendré tempranito y te traeré churros… “ ja ja y nosotros encima encantados. Lo que pueden hacer unos buenos churros.
    Nunca había visto una bolognese así de sencilla y sin casi nada, la tengo que probar. A mí también me pasa eso de leer a medias y olvidarme de alguna cosa por no leer atentamente.
    Te ha quedado un pintón de pasta.
    Besos y buen finde (de karaoke o de lo que se tercie… ja ja)

    Reply
  6. Hay días y días, y después de una noche que termina con las luces de la mañana siguiente si la boloñesa te salió bien ya puedes dar saltos de alegría. Eso sí, la pinta es brutal ¡Besos mil!

    Reply
  7. Entonces… la carbonara no es carbonara y la boloñesa tampoco es boloñesa… madre mía, con lo poco que me gusta ver a mi que pongan guisantes o maíz a la paella, renovar o morir, la próxima boloñesa con vinito tinto y poco tomate, me lo apunto…

    Besitos itos

    Reply
  8. En casa nos encanta la boloñesa y esta receta del maestro con su toque esta muy rica sin duda.Un plato de pasta y boloñesa siempre apetece.Y tranquila que mas de una vez a mi también me ha pasado que a la hora de editar la receta y ver la foto algún ingrediente se quede en la nevera.
    Feliz semana
    Bss

    Reply
  9. Natalia Cortes

    Gennaro es todo un personaje, he visto varias versiones de su boloñesa en la que además le pone apio y zanahoria. Lo que me llama la atención es el romero (que en casa nunca lo he puesto y ya se aprende algo nuevo, así como el vino). Luego de esas noches de karaoke, lo mejor es lo que has hecho un buen baño de agua fría y como nuevos, luego con esta receta tan buena, perfecta para una comida de tarde deliciosa.

    Reply
  10. ajajaja, que malos son estos despertares, pero al mismo tiempo, que bueno es tener ese tiempo que requiere la receta sin que uno se esté muriendo de hambre por probarla. Los timings de la receta y el tuyo se acompañaron. Lástima del pobre parmesano que no pudo disfrutar del “festín”, pero … he de decir, que tus fotos están pidiéndome una teletransportación. Ahora mismo me comería ese plato. Gracias!!!!!! Beso.

    Reply
  11. Qué salsa más rica… yo la hago parecida, aunque le pongo zanahoria y alguna otra cosilla. Y el parmesano siempre lo pongo aparte, para que cada uno se sirva lo que quiera.
    Es cierto que en España hacemos “cosas raras” en vez de boloñesa, y, sobre todo, de carbonara.
    Una receta estupenda.
    Un besote.

    Reply
  12. Jajajja bueeeno, no pasa nada, seguro que esa ducha de agua fría te sirvió para reactivar el organismo y acabar más rápido con la resaca, jajajjaa. Y las fotos han quedado de diez hasta sin el parmesano. Tengo que probar a hacerla así, con menos tomate, y esa carne estofada en vino…¡suena de lujo total! Ahora, que yo sí que pienso acompañarla de una buena copa de tinto! :)

    Reply

Habla ahora o calla para siempre...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.