COFFEE CAKE INTEGRAL CON FRUTOS ROJOS [AIG 2017]

Coffee cake integral de frutos rojos

Coffee cake integral de frutos rojos

Coffee cake integral de frutos rojos

One more year… yeah…

En directo, con los turrones y el espumillón, el ponche de licores rancios de la cesta de navidad de 2011, a la vez que las uvas de la suerte, los buenos propósitos, la gala de Nochebuena y después la de Nochevieja y José Luis Moreno presentando a sus amigotes de borrachuza con su voz de caverna y más quemado que Galicia en verano… llega el siempre esperable amigo invisible.

Yo me siento más atraída por el amigo invisible que por el turrón de coco. Que algún año digo que tengo que ir a que me lo miren despacio, pero de momento participar es más barato que el psicoanálisis, no me cuesta el disgusto de encontrarme con mis zonas oscuras, y es más divertido.

Así que imperturbable tras años de calcetines chinorris, cuadernos de florecillas,  portavelas con maripositas de vidrio, gorros de lana de la que pica y chorrocientas mil tontunerías más… vuelvo a la carga. Esto es tener fe en la humanidad. Y en el AIG, que es quien menos me conoce y hasta hoy, quien mejor me ha regalado, he de decir.

Así que para mi AIG de este año, aquí van las cosas que me molan y las que no:

…Me molan los pañitos, trapitos, servilletitas y por lo general cualquier tela monina a la que nos podamos referir en diminutivo [de cuqui] y que me apañen las fotos.

…Me encantan las cosas viejunas, roñosas y anticuadas de segunda mano de los mercadillos callejeros. Me tira más un vaso de los años cincuenta rayado y con muescas que una copa de cristal de Bohemia.

…Me molan las especias, aunque te aviso que las tengo casi todas, es una tarea casi imposible dar con una que no haya caído en mis manos. Pero me dejo sorprender, seguro que hay algo lo bastante recóndito como para que no lo tenga todavía.

…Me encanta la fruta y la verdura. Más que los dulces y la carne. Me lanzo antes a por una naranja que a por un croissant. Y adoro los frutos secos, sin excepción posible, y la fruta deshidratada.

…No soy vegana pero tampoco ando comiendo animales tres veces al día. Los como, de la manera más sostenible que puedo, y siendo consciente del impacto ambiental de la ganadería y de la falta de ética de ciertas conductas de la industria alimentaria. Digamos que a veces como animales, pero no siento la necesidad imperiosa de incluirlos ni en cada comida, ni cada día.

…Me gusta mucho hacer pan. Tengo de casi todo, pero no de todo. Tengo moldes, banetón, rasqueta, divisor de masas, termómetro y báscula de precisión. También una amasadora Kenwood preciosa. Unos buenos guantes resistentes de verdad me vendrían de perlas, los que tengo son monérrimos pero demasiado finos.

…Amo el chocolate negro sin leche y a más amargor, más instinto pasional me despierta. Si tengo cerca una tableta que además de ser amarga, tiene frutos secos, es mejor que te alejes despacio de mi y sin perderme de vista…

…No me molan nada las cosas muy grandes, sólo uso platos o medianos o de postre, porque no hago fotos de más lejos [exigencias del espacio y del objetivo de 50mm] ni tampoco las copas altas, que se escapan de los encuadres.

…No me molan la lactosa y la calabaza. Intolerante que es una.

Y dicho esto, que puede servir de ayuda junto con mi post sobre el amigo invisible del año pasado, pasamos a una receta, que este blog no publica nada sin condumio de por medio.

CAL 327,7 · HC 54,4 · PR 7,1 · GR 9,8 [100 G]

INGREDIENTES
[12 PORCIONES]
 
Streusel [migas]*
Azúcar, 25 g
Harina integral, 20 g
Harina blanca, 15 g
Avena en copos, 15 g
Mantequilla fría, 20 g
Nuez moscada, una pizca
Canela, ¼ cucharadita
 
*Esta es la cantidad adecuada para cubrir el coffee cake. Yo hice cuatro veces esta cantidad, el streusel se puede congelar, y usar en muffins, bizcochos, o en más coffee cakes. Por eso, las fotos no se corresponden con las cantidades, es todo multiplicado por cuatro. Procesar tan poca cantidad en un robot de cocina a veces cuesta un poco.
 
Coffee cake
Harina integral de trigo, 250 g
Harina blanca de trigo, 75 g
Levadura, 2 cucharaditas [10 g]
Sal, una pizquitina [con moderación, potencia los sabores dulces]
Mantequilla a temperatura ambiente, 60 g*
Azúcar moreno integral, 200 g
Leche de almendras, 120 g** [o de vaca]
Huevos, 2 uds
Frutos rojos, 100-150 g
 
*Nota para intolerantes: Esta receta no tiene lactosa, si eres intolerante total debes usar mantequilla sin lactosa, si tienes una intolerancia moderada como yo, podrás tomar mantequilla sin problemas.
 

**Si no eres intolerante, usa la leche que consumas habitualmente, saldrá igual de bien

Coffee cake integral de frutos rojos   Coffee cake integral de frutos rojos

MODUS OPERANDI: THERMOMIX

 [Después te explico como hacerlo a mano, ve al final…]

Lo primero que haremos será preparar el streusel o cobertura crujiente de nuestra coffee cake.

Como decía en las instrucciones, me gusta preparar una cantidad considerable y congelar lo que sobra, porque el robot de cocina a veces no puede con cantidades muy pequeñas y me resulta cómodo tener streusel en el congelador, le da vidilla al bizcocho más simple que puedas hacer.

Sólo tenemos que poner todo en un robot de cocina [importante que la mantequilla esté fría y cortada en dados] y darle caña unos segundos, hasta que la mezcla parezca arena húmeda.

Coffee cake integral de frutos rojos

Lo guardamos en la nevera, y vamos con nuestra coffee cake.

Ponemos en el vaso toda la harina, la levadura y la sal y lo tamizamos poniendo unos segundos el turbo para que se suelte la harina. Reservamos.

En el vaso ponemos la mantequilla, a temperatura ambiente [podemos calentarla un poquito a 37º uno o dos minutos si está fría] y el azúcar. Programamos 5 minutos, velocidad 6 sin temperatura, para que monte un poco la mezcla. Debería blanquear ligeramente, como mi azúcar es integral no se notaba mucho.

Añadimos el primer huevo, programamos 1 minuto a velocidad 3. Cuando pare, añadimos el segundo huevo y programamos igual, 1 minuto a velocidad 3. No pondremos nunca los dos a la vez… ten paciencia.

Coffee cake integral de frutos rojos

Incorporamos en el vaso los ingredientes secos que teníamos reservados [harinas, levadura, sal] y mezclamos unos segundos a velocidad 6, hasta que se integre. El resultado será una mezcla muy densa.

 Añadimos por último la leche, mezclamos de nuevo a velocidad 6 unos pocos segundos y finalmente incorporamos los frutos secos con ayuda de la espátula, para no romperlos. Si son congelados, no es necesario descongelarlos, se añaden tal cual.

Coffee cake integral de frutos rojos

Volcamos la mezcla a un molde [he usado un aro de tartas abierto a 18 cm] y lo cubrimos con el streusel. Es importante usar un molde más bien pequeño, no más de 20 cm, para que el coffee cake quede alto y jugoso, es la gracia de este pastel.

Coffee cake integral de frutos rojos

Horneamos a 180ºC en el horno previamente precalentado a 250ºC [siempre precalentamos a tope y luego lo bajamos] unos 40-50 minutos, aunque cada horno es diferente, es necesario comprobar que está bien cocido insertando un cuchillo o una brocheta en el centro y asegurándonos de que sale seco [o en su defecto, sin masa enganchada, si atraviesas una fresa saldrá húmedo, obviamente].

Si le falta tiempo, le añadimos de 5 en 5 minutos hasta que esté cocido del todo.

 

MODUS OPERANDI [TRADICIONAL]

Lo primero que haremos será preparar el streusel o cobertura crujiente de nuestra coffee cake.

Como decía en las instrucciones, me gusta preparar una cantidad considerable y congelar lo que sobra, porque el robot de cocina a veces no puede con cantidades muy pequeñas y me resulta cómodo tener streusel en el congelador, le da vidilla al bizcocho más simple que puedas hacer.

Ponemos todo en un cuenco, la mantequilla tiene que estar muy fría y cortada en dados [yo la congelo un rato antes de empezar] y lo frotamos con las manos hasta tener una mezcla con aspecto de arena húmeda. Si vemos que se empieza a empastar, lo metemos todo al congelador unos minutos y seguimos, así se soltará.

Lo guardamos en la nevera, y vamos con nuestra coffee cake.

Mezclamos toda la harina, la levadura y la sal en un cuenco y lo tamizamos. Reservamos.

En un bol, ponemos la mantequilla y el azúcar, y lo montamos ligeramente con unas varillas eléctricas, hasta que blanquee un poco la mezcla.

Añadimos al bol un huevo, y lo batimos bien hasta que esté integrado completamente. Añadimos el segundo y repetimos la operación. Nunca pondremos el segundo antes de tiempo, hay que tener paciencia… de uno en uno.

Añadimos al bol todos los ingredientes secos que teníamos reservados [harina, levadura, sal] y lo mezclamos bien. Si tienes una batidora de varillas, tal vez necesites usar los ganchos para esto, depende de la potencia que tenga, la mezcla va a ser muy densa.

 Añadimos por último la leche, mezclamos de nuevo con las varillas, y finalmente incorporamos los frutos secos, que integraremos con ayuda de una espátula para no romperlos. Si son congelados, no es necesario descongelarlos, se añaden tal cual.

Volcamos la mezcla a un molde [he usado un aro de tartas abierto a 18 cm] y lo cubrimos con el streusel. Es importante usar un molde más bien pequeño, no más de 20 cm, para que el coffee cake quede alto y jugoso, es la gracia de este pastel.

Horneamos a 180ºC en el horno previamente precalentado a 250ºC [siempre precalentamos a tope y luego lo bajamos] unos 40-50 minutos, aunque cada horno es diferente, es necesario comprobar que está bien cocido insertando un cuchillo o una brocheta en el centro y asegurándonos de que sale seco [o en su defecto, sin masa enganchada, si atraviesas una fresa saldrá húmedo, obviamente]

Si le falta tiempo, le añadimos de 5 en 5 minutos hasta que esté cocido del todo.

7 Comments

  1. Este año no me he apuntado y no veas como lo lamento pero me pillo con plena Xuntanza asi que era mision imposible o una cosa u otra , seguro que tu Aig te volvera a regalar cosas que te gustan a fin de cuentas no pides nada imposible.
    El coffe cake te ha quedado de relujo no lo siguiente y como nunca he comido uno ya no tengo escusa para no hacerlo.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    Reply
  2. Nosotros este año hemos hecho amigo invisible en el curro y en realidad es algo que no me mola nada…No me gusta regalar por regalar. Me gusta regalar a alguien porque me apetezca y me importe, no porque lo diga el calendario de ventas del centro comercial de turno. Pero en fin. No voy a ser la única que no participe y me declaren ya antisocial total.
    ¡Espero que con tu AI gastronómico tengas suerte!
    Y a mi, me podría tocar un amigo invisible que me llevara un par de trozos de este cake para desayunar un día en el trabajo. Con eso ya, sería feliz.
    ¡¡menuda pintaza!!!!!

    Reply
  3. Ana, yo tambien uso platos pequeños o medianos, me encantan las cosas viejas, antiguas, y cuando voy a casa de mi abuela que lleva cerrada años me lo traería todo jajaj los platos y tazas antiguas me chiflan, y las potas escachadas las cucharas viejas, me encantan.
    También como carne una vez o dos al mes, pollo o pescado si que como dos o tres veces a la semana.
    El coffe cake se ve espectacular, me encantan los frutos rojos. Ese corte uhmmmmm.

    Besinos
    El toque de Belén

    Reply
  4. Ana eso del amigo invisible por acá no es común en esta época, en Colombia es más común para el día de amor y amistad que es en septiembre y le dicen amigo secreto. Siempre es bueno participar en este tipo de cosas siempre y cuando dejes todo claro, que con la descripción que has dejado has dado muchas pistas e ideas. Que coincidimos en muchos gustos, lo de las especias, me has dejado fría, cuanto daría por ver tus estantes con las que tienes, en eso también me indetifico, colores y sabores del mundo metidos en pequeños frascos que maravilla.
    En cuanto al pastel, es una delicia completa, colorcito y sabores deliciosos. Todo lo que lleve fruta fresca, frutos secos, especias y aromas deliciosas me gusta mucho. Pues que tengas un buen amigo invisible.

    un beso!

    Reply
  5. Patty Frattini

    Nunca he hecho lo del amigo invisible, y sí, tener que regalar por obligación no es muy apetecible, menos mal que has dejado claro que en general prefieres un mercadillo de segunda mano a un chinorri, espero que el que te tenga que regalar te lea y sobre todo que no compre nada ni grande ni demasiado nuevo. Vamos, que me llame y le doy ideas 😂
    Bueno, me centro, tu receta muy rica, casi no he hecho nada con avena ni harinas integrales, buena excusa para probar con tu receta de hoy. Me encanta como queda con esos frutos rojos. Buen finde, besos

    Reply

Habla ahora o calla para siempre...