ENSALADA DE REMOLACHA, PATATA Y ZANAHORIA [Cambios de planes]

Domingo.

12.00 am. Vermut.

He dejado la crock-pot programada con un guiso maravilloso de pollo al vino. Uno de esos de gustazo de domingo, con salsita espesa y con mucho de todo [tomillo, ajo, pimiento choricero] para mojar pan hasta el nudillo.

12.05 un amigo del barrio con el que hemos quedado para el vermut se mudó hace poco a otra zona del barrio, a unos 25 minutos a pie y tiene una pereza horrorosa de volver a casa con la sofoquina que está cayendo ya a esas horas. Le invitamos a comer. Plan: Seguimos adelante con el pollo, hay cuatro raciones y somos tres.

12.30 se une al vermut un amigo del anterior, con el que tenemos mucho trato y que vive cerca del primero, es decir, lejos. Iban a subirse juntos a casa pero ya que estamos… venga, comemos todos en mi casa. El amigo, es vegetariano. Así que abortamos el plan-pollo y valoro hacer unos espaguettis con alguna salsa rápida de nata y champiñones, tras repasar mentalmente el contenido de mi nevera estante a estante.

13.10 el amigo se encuentra con una amiga y comen juntos. Aborto el plan-espaguettis y retomo el plan-pollo que en verdad me venía mejor porque ya está haciéndose.

13.40 y una amiga aparece y nos cuenta que se ha ido de casa dejando dentro las llaves, su madre le lleva las suyas a media tarde. Por supuesto, donde comen tres comen cuatro. Es vegana. Aborto por tercera vez mi plan-pollo y también el plan-cosas con nata, en general. Hago otro repaso exhaustivo de los estantes de la nevera. En casa somos dos, y yo como fuera toda la semana, así que nuestra nevera no es como la de la tribu de los Brady, es algo mucho más escueto. No hay plan. No hay tomate, así que una pasta con tomate y verdura esta vez no me salva el trasero.

13.50 mierda mierda mierda que no tengo nada para cocinar que sea vegano y alcance para comer cuatro

14.10 ya en casa. Nevera, cajones, despensa, nevera, despensa… hay tubérculos… bien. Ponemos un vermut con unas patatuelas mientras pienso y cocino algo… Patatas… Zanahorias… Remolachas! Vamos bien. Pensemos. ¿Qué pega con las remolachas? Los pepinillos. ¿Qué combina con los pepinillos? La mostaza. ¿Qué mas tengo por la nevera? Alcaparras. Podría funcionar. Y me lanzo a ello. En 10 minutos [olla exprés mediante] hay un montón de tubérculos cocidos en una ensaladera con hielo para enfriarse antes. Decido aún así servir la ensalada tibia y no fría, lo que resulta ser la mejor idea que pudimos tener.

Dos veces he repetido esta ensalada, no por improvisación sino por acumulación de remolachas. Nos encanta. Tanto, que la he querido compartir con vosotros.

ENSALADA DE TUBÉRCULOS Y ENCURTIDOS

CAL 189,1 · HC 20,8 · PR 3,6 · GR 9,6 [POR RACIÓN]

INGREDIENTES

[4 RACIONES]

  • Patata, 1-2 piezas [unos 200-250 g]
  • Remolacha, 1-2 piezas [unos 200-250 g]
  • Zanahoria, 3-4 piezas grandes [unos 100-150 g]
  • Pepinillos, 3-4 grandes
  • Alcaparras, 1 cucharada sopera
  • Aderezo:
    • Aceite, 3 cucharadas
    • Vinagre de manzana, 1 cucharada [o cualquier vinagre blanco]
    • Mostaza antigua, media cucharada
    • Eneldo

MODUS OPERANDI

Para hacer la ensalada de tubérculos, lo primero es cocer la remolacha, la zanahoria y la patata en una olla exprés, unos 5 minutos, en agua con sal o caldo de verduras y sin pelar. Es importante que las zanahorias sean grandes, de lo contrario es mejor cocerlas aparte porque su tiempo es algo menor, unos 3 minutos en olla o 8-10 a fuego convencional. Lo suyo es que queden algo crujientes, aunque reconozco que yo lo pongo todo en la olla por simple comodidad.

Una vez cocido todo, lo dejamos entibiar a temperatura ambiente.

Mientras, preparamos el aderezo: batimos los ingredientes hasta emulsionarlos. Se puede hacer con un batidor de capuccino, o metiendo todo en un bote pequeño con tapa y agitando.

Ponemos los tubérculos en un bol, añadimos los pepinillos en rodajas, y las alcaparras troceadas, y por último el aliño. La temperatura ideal es tibia, pero fría también está bien, eso sí, no de la nevera, es mejor que se atempere un poco.

6 Comments

  1. Ana, como amigos como estos es mejor que te abastezcas bien pues nunca se sabe a dónde te puede llevar un vermut, menos mal que te salvó la amiga de las llaves, porque sino quizá no hubieras hecho esta ensalada tan rica. Mis amigos son pescateros y carnívoros, más bien diría que omnívoros afortunadamente, se lo comen todo sin rechistar, así que imagino con esa variedad de amigos y tener que pensar tanto. En fin, un platazo para mí estupendo y se ve completo y colorido.
    Muchos besos

    Reply

Habla ahora o calla para siempre...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.