Queridas y queridos:
 

He decidido reservar este pequeñísimo trocito de la blogosfera para su posterior conversión a un blog de cocina ligera.

Pido disculpas a quien entre aquí y no vea nada.
 
Es porque de momento no voy a publicar nada. Solo voy a pensar, cocinar, recopilar, y cuando tenga un ratito libre, pondré la primera entrada.
 

Habla ahora o calla para siempre...