LONG LIFE NOODLES

Pocas recetas como esta tengo yo publicadas. Muy pocas. Cuando en realidad mi vida muchas veces consiste en cocer noodles-saltear verduras-poner jengibre y soja-fin.

Tengo un cajón destinado a los noodles en el armario de la despensa. Ahí guardo fideos soba, noodles de taro, udon, vermicelli de arroz y de soja, noodles de boniato koreanos, noodles de huevo vietnamitas… sí, lo sé, pero me sacan de muchos apuros. A ver si va a ser casualidad que los supermercados asiáticos destinen un pasillo entero a dos lados sólo a las diferentes variedades de noodles.

Por eso me pareció estupendo que este muchacho que ha sido elegido cocinero del #cookingthechef de este mes, tenga en su cocina un cajón de noodles que supongo que será como el mío, pero en más y mejor. Claro. Que él es cocinero y yo no. Yo este mes de diciembre suelo andar muy liada para ponerme a cocinar cosas complicadas. Y una receta de wok me parece una salida perfecta y muy digna para participar, la verdad.

Diciembre empieza con el cierre de año en el trabajo y todas esas pequeñas cositas que una se va dejando por los cajones [ya veré qué hago con este gasto, ya compensaré este pedido, tiempo habrá para reconducir esta producción…] se dirigen todas juntas al sumidero de fin de año. Fin de año es una cosa absurda, una disposición arbitraria que determina que tu jefe, el ministerio fiscal, y el mundo en general esperan que tu mesa de trabajo esté puesta a punto, limpia, impoluta, sin trabajo atrasado y con todas las pequeñas cosas acabadas y resueltas.

Pero es que la vida no funciona así y a veces me descompenso. Porque yo quiero que el 31 de diciembre todo esté a cero para comenzar el año como quien inicia una nueva vida, una donde los cajones estarán ordenados, los papeles no se apilarán y crecerán en mi mesa hasta tener vida propia, y los clientes no se acordarán hoy de que te tenían que haber pedido algo hace dos semanas y van tarde con todo y me lo cuentan esperando que yo saque la varita mágica de entre las cajas de grapas y los tacos de postit de mi cajón y haga «tachaaaaaaaaaaaan». Cosa que por cierto, no ocurre. Como mucho pasa que corro desquiciada con los pelos fuera del moño para que se produzca algo razonablemente parecido a la magia y el cliente tenga su pedido a tiempo. Pero magia no es, ya os lo digo.

Y más allá de todo eso diciembre es ese mes donde yo no quiero faltar al gimnasio porque me he puesto como la moñoño de jamón y turrón de chocolate en la cena de empresa, la cena con amigas, la cena con las otras amigas, la cena con los colegas que viven en otro sitio y vienen a casa por navidad, la cena del gimnasio… en fin, esas y nochebuena, navidad, nochevieja y año nuevo, y el roscón de reyes (el de la oficina, el de casa, con la familia, con los amigos… todos esos roscones) y la báscula echa a correr cuando amenazo con subirme encima.

Pero lo cierto es que no piso el gimnasio en todo el mes porque estoy… cenando por ahí y comiendo turrón.

Y preparo la cena de nochebuena [sólo entrantes y postre] y la de nochevieja [entrantes y postre nuevamente, en casa cada uno lleva algo] y los regalos en forma de galletas que me gusta hacer y al final del mes, pues estoy que no estoy.

Y tengo abandonado el blog, y las redes, y la vida misma. Y tengo que hacer un plato de este muchacho guapetón [gracias karma] y me lanzo a lo fácil y rápido, al wok de noodles. Riquísimos. Con un aderezo muy acertado. Que guardaré para futuras ocasiones. Y con el repollo que está en la nevera esperando a que me apiade de él y le de un final digno. Y las zanahorias pochunas que llegaron hace dos semanas con el grupo de consumo y ahí siguen porque no he cocinado casi nada. Y todo eso.

Que yo voy a celebrar con el día de reyes el fin de la navidad. Mucho. Y la vuelta a la tranquilidad. Y la mesa despejada [un día, sólo un día], la nevera limpia y colocada, y la vuelta al gimnasio. Que ya va siendo hora.

[Receta original: Long life noodles]

LONG LIFE NOODLES

CAL 339,4 · HC 44,6 · 19,8 · GR 9,6 [POR RACIÓN]

INGREDIENTES

2 PERSONAS

  • Noodles, 100 g
  • Gambas, 100 g
  • Ajo, 2 dientes
  • Jengibre, un trozo de unos 2-3 cm
  • Repollo, 100 g [un cuarto]
  • Zanahoria, 50 g [1 pequeña]
  • Salsa de soja, 1 cucharada
  • Vino de arroz, 1 cucharada [puse sake]
  • Aceite de sésamo, 1 cucharada
  • Cilantro fresco, un puñadito
  • Cebolleta fresca, media

MODUS OPERANDI

Lo más importante para hacer long life noodles es preparar todos los ingredientes con antelación. Es una receta en wok, y se cocina rápido. No nos dará tiempo a ir cortando sobre la marcha.

En una olla ponemos a hervir agua y cocemos los noodles el tiempo que indique el fabricante. Los míos son noodles koreanos de boniato, se cuecen en 5 minutos. Una vez cocidos, los reservamos en un escurridor.

Mientras se cuecen, preparamos las gambas [descongelamos, si es el caso, o las pelamos si son frescas]. Pelamos el ajo y lo cortamos en láminas. Pelamos y rallamos el jengibre. Pelamos la zanahoria y la cortamos en bastoncitos. Lavamos el repollo, lo cortamos en juliana. Tenemos a mano la salsa de soja, el vino de arroz y el aceite de sésamo antes de poner el wok.

Una vez tenemos los noodles cocidos y puestos a escurrir, y la verdura preparada, encendemos el fuego y ponemos una cucharada de aceite en el wok.

Cuando coja temperatura, salteamos las gambas, unos 30 segundos, y las retiramos a un plato.

En el mismo aceite añadimos el ajo en láminas y el jengibre rallado, y lo dejamos cocinar unos 30 segundos, máximo un minuto. Añadimos sobre estos dos ingredientes la zanahoria y el repollo, y le damos unas vueltas. Incorporamos la salsa de soja y el vino de arroz, y dejamos cocinar durante 5-10 minutos, hasta que las hojas de repollo estén tiernas [esto en realidad va a depender de la variedad de repollo y lo dura que sea]. La zanahoria quedará un punto crujiente, si no te gusta así ajusta el tiempo hasta que esté todo a tu gusto.

Sobre la verdura ya cocinada [no olvides que esto es un salteado, la verdura no tiene que cocerse, tiene que quedar ligeramente crujiente] sólo nos queda añadir las gambas y los noodles, y cocinar todo junto un par de minutos para que se integre.

TRUCO! Algunos noodles son particularmente pegajosos una vez cocidos, por la cantidad de almidón que contienen. Estos míos, que son de boniato, son extremadamente pegajosos. Cuando se ponen a escurrir, rápidamente forman una bola que cuesta mucho trabajo separar. Si me pasa esto, pongo el escurridor bajo el grifo con agua caliente y los lavo [sí, los lavo, esto se lo vi a una cocinera vietnamita y funciona] mientras los separo con las manos. Así consigo que vuelvan a ser noodles sueltos, y justo cuando los tengo listos los añado al wok y los muevo rápidamente para que integren la salsa y los demás ingredientes.

22 Comments

  1. Para mi, el año nuevo, empieza en realidad en Septiembre. Es cuando me hago los nuevos propósitos de vida nueva. Para Enero ya he asimilado que voy a seguir siendo igual de procrastinator que siempre, jaajajaja. Aquí otra noodlelover a la que le pasa la vida por encima.
    ¡Un beso!

    Reply
  2. Libia

    Pero si viene muy bien hincharse a gambas y a turrón de vez en cuando!! Las buenas intenciones volverán todos los años, y se cumplirán… O no. Lo que sí se cumple es lo bien que cocina mi niña, pero qué bien te han quedado los noodles!! Besotes!

    Reply
  3. mon

    Qué me gusta leerte… y esta receta, pues sí, de esas de ingredientes de cajón que salvan cualquier «imprevisto» pero buena, buena. Me encanta el bol, precioso.
    Gracias.. y ahora, la gracia es que podemos relajarnos un poco…. sólo un poco.

    Reply
  4. Angel lleva diciendome, como si yo no lo viera, la casa está caotica….. como si yo no lo viera, pero es que entre que cuando recojo Clara va detrás volviendo a poner las cosas donde creo ella piensa que deben estar, las suyas porque bien que empieza con su dedito acusador si me dejo algo mio por medio y hasta que no lo coloco no se queda tranquila, el hornear, maletas, cenas que una de ellas tuve el placer de compartir contigo (corta se hizo, para cuando la siguiente). Pero mira este año tenemos un extra, mañana es día de recoger luces, adornos, mas roscon, ordenar despacho, habitacion, salón, mente y cuerpo que es lo mas importante. Tanto hay sobre noodles???? ni escribirlos se, pero curiosidad tengo y estos se ven perfecto, a parte del plato que me encanta, muchos besos guapa y espero que tengas muchas sorpresas de los Reyes Magos

    Reply
  5. Deseando estamos todos de volver a la normalidad pero el día 31 no es el indicado, después de ese día aún quedan comidas, familia y estres jejeje…
    Mi año nuevo comienza mañana, quitamos la decoración de la casa y nuestra nevera vuelve a modo «light»
    Yo de gimnasio nada, pero ya he comenzado mis largos paseos a paso ligero y de subirme a la báscula tampoco, quita quita.

    En cuanto a la receta me parece super rica, no suelo tener noodles en casa, no los compro casi nunca a no ser que sea para hacer algo concreto, y como esta receta la tengo que probar pues creo que tendré que comprarlos.

    Besos y felices Reyes
    Nieves

    Reply
  6. Anónimo

    Será fácil, Ana pero tiene una pinta maravillosa. Y que sepas que yo soy otra «moñoño». Feliz año lleno de deliciosas recetas. Besos.

    Reply
    1. Belén Carrascosa Sánchez

      Será fácil, Ana pero tiene una pinta maravillosa. Y que sepas que yo soy otra “moñoño”. Feliz año lleno de deliciosas recetas. Besos.

      Reply
  7. A mí el 1 de enero tampoco me supone un «cambio» o reinicio del contador vital. Solo como cada mes, que por trabajo funciono un poco así, de mes en mes, pero poca cosa más. Alargar las fiestas una semana más tampoco ayuda.
    Yo por suerte no tengo cenas de empresa ni muchos compromisos sociales pre-durante-post fiestas, me las tomo con la calma que puedo, y aún así no llego a nada. Pobres blogs que sufren nuestro ajetreo!
    Hoy he horneado mis dos roscones ya tradicionales (el familiar y el peque que se va al congelador para venirse conmigo a Madrid dentro de unos días), y se acabaron las fiestas. Volaron… pero también hay ganas de recuperar rutinas.

    Y sí, los noodles son una maravilla para tener en el cajón e improvisar un salteado o una sopa. Si además los guardas con unas setas deshidratadas, algas y poco más, ya tienes un plato reconfortante y nutritivo, con las sobras de verduras que haya por la nevera.

    Plato perfecto para estos días de volver a recuperar el orden :)

    Un abrazo!

    Reply
  8. Los noodles en casa siempre triunfan, les ponga lo que les ponga…es en el único plato que los niños no rebuscan las bolitas verdes..jaja
    tienen una pinta deliciosa, la próxima vez me apunto tu versión, seguro que triunfo de nuevo!
    feliz año!

    Reply
  9. Madredelamorhermoso, yo sólo pensé que había noodles, así, a secas. ¿Tanta variedad? La verdad es que desconozco mucho de la cocina asiática y eso que he ido haciendo cosas de vez en cuando. Pero me gustan los wok y me gustan las verduras y por supuesto me gustan los noodles o por lo meno los que he probado que ya con tanta variedad no se yo si me gustarán todos.

    De las comidas, cenas, aperitivos y meriendas de estos días prefiero no acordarme porque seguro que engordo más sólo de pensarlo.

    Bss

    Elena

    Reply
  10. Todo el mundo quiere volver a la normalidad…….. jajaja me parto, volver a la rutina más o menos ordenada es lo que nos apetece a la mayoría.
    Ana tengo un solo paquete de noodles en la despensa desde hace….. voy a ver que seguro están caducados.
    Tu plato genial, como siempre sano y saludable, te voy a mandar a mi apósito masculino a ver si consigues que coma estos platos.
    Bss

    Reply
  11. Yo me he subido hoy precisamente a la báscula y casi siempre bajo de peso el mes de diciembre, para mi este mes que me encanta, que soy yo muy de Navidad decorar la casa y todo esa parafernalia, pero no paro ni un segundo, es un mes de muchisimo trabajo, asi que he bajado 1 kilo.
    Que me encanta el plato que mono queda y los noodles, te han quedado de lujo.
    Besinos
    El toque de Belén

    Reply
  12. Andrea Calderón Juan

    Por aquí estamos con los propósitos de año nuevo a tope, asi que recreo la vista con la foto de tus espectaculares noodles, por que catarlos, por el tema de los hidratos de carbono, me da que va a pasar mucho tiempo hasta que pueda… jajaja No había podido pasarme hasta hoy, así que aprovecho para desearte feliz año nuevo, nos vemos en el próximo!

    Reply

Responder a mon Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.