ALBÓNDIGAS AL VINO EN CROCKPOT [Errorcito de cálculo]

Estas cosas me pasan porque no sé calcular.

En casa somos dos todo el tiempo, y entre semana yo ni siquiera como en casa ni necesito hacer comida. Sólo me ocupo de las cenas, que consisten por lo general en verdura o pescado.

Y de pronto, una muy buena amiga mía del pueblo encuentra trabajo en Madrid. Y se viene a nuestra casa unos días, mientras busca piso. Y nos tenemos que ocupar no sólo de la cena, sino de hacer un taper para que se lleve a su trabajo. Mi amiga además lleva una dieta alta en proteínas, y lo ideal es que cenemos carne o pescado.

Hasta aquí, la parte fácil.

Decido hacer albóndigas, porque se tarda poco [se meten en la crock pot y se hacen ellas solas sin quejarse ni dar trabajo]. Ya he hecho albóndigas antes y me parece una receta resultona y sencilla. Como es domingo, y no hay tiendas abiertas, tiro de congelador, y uso unos paquetes de carne picada que tengo envasados al vacío. Saco dos. Mi lógica me dice que si con un paquete hago albóndigas para dos, y congelo algunas que siempre sobran… pues para tres más un taper, lo suyo es sacar dos paquetes.

No me preguntéis en qué estaba yo pensando cuando decidí que descongelar un kilo de ternera era una buena idea. Porque no lo era. Ya cuando lo vi fuera del paquete me pareció que lo mismo se me había ido un poco la pinza. Pero el mal ya estaba hecho. Lejos de rectificar [que es de sabios], en lugar de dejar un paquete para hacer hamburguesas, aderecé toda la carne y la dejé reposar. Total, ya hemos dicho que las albóndigas congelan bien.

La cosa se empezó a torcer cuando vi que un huevo se quedaba un poco corto con tanta carne. Y puse otro. Ahí empecé a sospechar que lo mismo me había pasado un pelín de frenada.

Y mis dudas se disiparon cuando empecé a formar las pelotitas. Y las empecé a poner en filas de 8 sobre la encimera, como hacía mi madre. Ordenaditas todas como colegiales en el patio para entrar en clase. Primera fila… segunda fila… y veo que el bol no baja a la velocidad deseable. Aquello sigue muy lleno de masa de albóndigas. Tercera fila… las pelotitas que al comienzo eran como de pin pon ya empiezan a parecerse más a pelotas de golf, pero vale, no pasa nada. Cuarta fila… por la quinta el tamaño ya iba camino de pelota de tenis, y tuve que deshacer varias para hacerlas más pequeñas. En mitad de todo esto, me tomé una copa de vino y me abrí una lata de mejillones. Que con aperitivo se sufre menos.

46 albóndigas.

Ni una menos. Pequeñas, eso sí. Pero 46. Hasta el moño estaba yo de las albóndigas cuando mi amiga llegó de dar una vuelta por el rastro. Mis planes de hacer unas pocas bolitas, meterlo todo en la crock pot, y ponerme un aperitivo mientras veía las noticias para esperar a mi amiga a comer [la comida estaba en el horno] se convirtieron en una lucha titánica contra un bol de carne picada mientras engullía cuatro mejillones de una lata y daba un par de sorbos a una copa de vino. Todo ello sin dejar de maldecir mi mala cabeza. Claro.

Las albóndigas, como siempre que las preparo en la olla lenta, quedaron de escándalo. Las comimos de cena ese domingo, y preparamos su taper del lunes. Creo que se llevó otro taper igual el miércoles. Y aún tengo en el congelador. Hay que decir que después de todo, han cundido. Vaya que si…

En la receta, os dejo lo que cocino habitualmente para 4 personas [somos dos pero siempre hago más para congelar].

ALBÓNDIGAS CON SALSA DE VERDURAS [CROCK POT Y TRADICIONAL]

CAL 360,0 · HC 11,3 · PR 28,1 · GR 22,0 [POR RACIÓN, SIN GUARNICIÓN]

INGREDIENTES

Para las albóndigas

  • Carne picada de ternera, 500 g*
  • Huevo, 1
  • Pan de molde, 1 rebanada
  • Leche [puse de soja, pero usa la que tengas], 2-3 cucharadas
  • Ajo, 1 diente
  • Sal, pimienta, nuez moscada
  • Harina, 2-3 cucharadas
  • Aceite de oliva, 2-3 cucharadas

*He usado carne de ganadería ecológica, y no la he mezclado con cerdo, que es lo que se suele hacer para que las albóndigas sean más jugosas. Pero si quieres, una mezcla de mitad cerdo/mitad ternera es lo que se suele usar.

Para la salsa

  • Aceite de oliva, 2 cucharadas
  • Cebolla, media [100-120 g]
  • Zanahoria, una [50-75 g]
  • Ajo, 2 dientes
  • Vino blanco o sidra, 150 ml
  • Laurel, 1 hoja
  • Pimienta negra en grano, 5-6 bayas
  • Perejil fresco [opcional]

Guarnición

  • Arroz pilaf, cocinado con ajo, cebolla y laurel

MODUS OPERANDI: CROCK POT / TRADICIONAL

INSTRUCCIONES COMUNES

Para hacer albóndigas en salsa en crock pot, empezaremos preparando la carne para las albóndigas y las dejaremos reposar un rato mientras preparamos la verdura para la salsa.

Remojamos la rebanada de pan en leche hasta que se empape completamente. La ponemos en un bol, y añadimos la carne picada, el huevo, el ajo picado muy menudo y los condimentos. Lo mezclamos bien y lo dejamos en el bol mientras preparamos la verdura para la salsa, para que repose.

Aparte, preparamos la verdura: pelamos y cortamos la cebolla y las zanahorias, pelamos y picamos los ajos. La salsa se puede servir con la verdura o triturada. Si la vamos a servir con la verdura tenemos que cortar la cebolla y la zanahoria en brunoise [muy menuda] para que sea una salsa fina y no haya trozos grandes de verdura. Si la vamos a triturar, podemos cortar la cebolla en juliana y la zanahoria en rodajitas finas. Una vez tengamos la verdura lista, la reservamos y retomamos la carne.

Cogemos pequeñas porciones de carne y formamos las albóndigas. Si vemos que está muy líquida podemos añadir un poco de pan rallado a la mezcla para compactarla, a mí no me gusta hacerlo pero si no es manejable, te ayudará a formar las albóndigas. Vamos dejando las albóndigas en una superficie lisa hasta tenerlas todas formadas.

Una vez hechas, las pasamos por harina ligeramente. Esto es, las enharinamos y sacudimos el exceso. Yo me ayudo con una bolsa, porque me parece lo más limpio: pongo dos cucharadas de harina en una bolsa limpia, meto las albóndigas de una en una, cierro la bolsa, agito, y la albóndiga sale enharinada y sin haber ensuciado nada. Las tenemos que sacudir un poco con las manos antes de sacarlas, eso sí, para quitar el exceso.

En una sartén con 2-3 cucharadas de aceite, freímos ligeramente todas las albóndigas y las vamos retirando a un plato. Con uno o dos minutos vale, sólo queremos sellarlas, no que se cocinen.

En la misma sartén, sin limpiarla, ponemos toda la verdura ya picada y la sofreímos con una pizca de sal unos 5 minutos, hasta que empiece a estar un poco blandita.

INSTRUCCIONES PARA CROCK POT*

Ponemos en la base de la cubeta la verdura pochada, las albóndigas por encima, el vino o la sidra, la pimienta en grano y la hoja de laurel. Si ponemos perejil, lo añadimos aquí.

Programamos 1h 30m-2h en ALTA o 6-8h en BAJA. El tiempo de cocción depende del tamaño de las albóndigas. Las mías han tardado una hora y media en alta, pero ya te dije que son pequeñas.

Opcional: Al terminar, retiramos la hoja de laurel y la mitad de las bayas de pimienta y trituramos la salsa [con 2-3 bayas de pimienta estará perfecta, con todas será demasiado].

*NOTA A LA ELABORACIÓN EN CROCK POT: Mucha gente hace las albóndigas en olla lenta o slow cooker sin sofreír. Salen bien, puedes hacerlo. A mí personalmente no me supone un gran esfuerzo dedicar 10 minutos y una sartén a hacer el sofrito y sellarlas, y creo que quedan más jugosas. Pero es mi opción. Si no tienes tiempo o te da una pereza increíble [cosa muy legítima] puedes poner en la base de la crock pot la verdura cortada, colocar las albóndigas encima, añadir el vino y los condimientos y programar la olla. En este caso, tendrás que optar por los tiempos máximos [2h en ALTA, 8h en BAJA].

INSTRUCCIONES PARA COCINA TRADICIONAL

Hemos dejado la verdura pochándose en la sartén y tenemos las albóndigas reservadas. En la sartén de la verdura, añadimos el vino o la sidra, la pimienta en grano y el laurel. Colocamos las albóndigas encima y añadimos medio vaso de caldo de carne, verdura o de agua, según el sabor que queramos darle [yo personalmente usaría de verdura, porque me gustan las salsas suaves]. A falta de 5 minutos añadimos el perejil fresco picado, si lo ponemos.

Dejamos que se cocinen, tapadas, entre 30 y 40 minutos, según el tamaño de las albóndigas.

Opcional: Al terminar, retiramos la hoja de laurel y la mitad de las bayas de pimienta y trituramos la salsa [con 2-3 bayas de pimienta estará perfecta, con todas será demasiado].

6 Comments

  1. Jajaja a mí me pasa igual, soy incapaz de calcular bien y hago comida para un regimiento. Con las albóndigas me pasa igual, y al final me canso y hago albóndigas cada vez más grandes. Esa salsa me la anoto, que colorcito tan bueno. Besotes!!!

    Reply
  2. Victoria E

    Estupendas para este verano se hagan mientras estoy en la playa¡¡¡¡
    Ya me he llevado mi crockpot a la playa….jajajaj¡¡¡
    Besitos¡¡

    Reply
  3. Pues yo en casa hago como minimo 40 albondigas por que nos gustan mucho a todos y mas ahora que las hago en la crockpot tambien ,ademas me solucionan la comida de dos dias ,asi que la proxima vez me envias a mi un taper y tan contentas jajaja.
    No dudo lo mas minimo que estuvieran de rexupete,te han quedado de relujo.
    Bicos mil y feiz finde wapa.

    Reply

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.