ARROZ SALVAJE CON POLLO

Me estoy pasando al lado oscuro.

Ya casi no cocino.

Sí. Lo confieso. Hasta dejé de hacer pan.

Es un proceso vital, y lo acepto como viene. Cuando empecé a hacer mucho pan y muchas masas obedecía a dos circunstancias que se unieron en mi día a día: Tengo el colesterol alto de forma natural, y no había pan decente en la zona donde hago la compra. Es decir: Necesitaba hacer yo misma mis desayunos si quería esquivar toda clase de grasas añadidas en la bollería industrial o quería desayunar un pan más o menos aceptable; o cruzarme regularmente la ciudad hasta uno de esos templos del pan que sí hacen buen pan.

Así que acepté que tendría que aprender a hacer pan y masas de bollería caseras para poder organizarme y comer saludable.

En los últimos años, y más tras el confinamiento, el panorama panadero está a años luz de como estuvo. Hoy puedo comprar pan integral ecológico artesano a través de mi grupo de consumo, está riquísimo y bien hecho y no es caro.

Y sí, sigo haciendo pan de vez en cuando. Pero ya no hago todo el pan. Sólo algunos panes más especiales cuando me apetece encender el horno. Esto en verano… ocurre poco.

Y como tampoco cocino demasiado porque desde que salimos del confinamiento tengo una vida social un poco desbocada [estoy trabajando en pararla, pero teníamos tanta necesidad] no tenía muchas cosas que traer al blog.

He perdido la cuenta de las entradas que he escrito explicando mis ausencias y creo que está bien. No pasa nada. El blog sigue aquí y yo vendré cuando tenga algo que mostrar o algo que decir. Como hoy, por ejemplo.

ARROZ SALVAJE CON POLLO

INGREDIENTES

  • Aceite, 1 cucharada
  • Cebolla, media [unos 150 g]
  • Ajo, 2 dientes
  • Pollo, una pechuga [unos 150 g]
  • Arroz salvaje, 125 g
  • Cúrcuma, media cucharadita
  • Cominos, 1 cucharadita
  • Semillas de cilantro, 1 cucharadita
  • Caldo de pollo, 500 ml

MODUS OPERANDI

Para hacer la receta de arroz salvaje con pollo, lo primero que vamos a hacer es precalentar el horno a tope para que esté listo cuando lo necesitemos.

Una vez hecho eso, lo siguiente es picar la cebolla muy menuda, en brunoise, picar el ajo y cortar la pechuga en tacos. Si usamos caldo casero, lo tenemos preparado antes de comenzar. También podemos dejar las especias preparadas.

Ponemos a calentar una sartén apta para horno, y añadimos la cucharada de aceite. Si no tenemos, hacemos esta parte en una sartén normal y después pasamos todo a una fuente apta para horno, no es problema.

Con el aceite caliente, añadimos la cebolla y una pizca de sal [muy poca, para que vaya perdiendo humedad, no queremos salar el guiso] y la pochamos a fuego medio. Cuando comienza a estar transparente, añadimos el ajo y dejamos un minuto más. En este rato, podemos poner las especias en un mortero y pulverizarlas, sobre todo las semillas de cilantro.

Incorporamos las especias a la sartén, y medio minuto más tarde, el pollo. Lo salteamos muy poco, lo justo para sellar los dados y ya. Añadimos el arroz salvaje y el caldo.

En este momento, pasamos la sartén al horno. Antes de meterla, la tapamos con un papel de aluminio para que no evapore de más. Si nuestra sartén no puede ir al horno, simplemente pasamos todo a una fuente y la tapamos igualmente con papel de aluminio.

Dejamos que se cocine a 200 ºC durante 45-60 minutos. De vez en cuando conviene dar vuelta para ver que no se quede corto de líquido, y comprobar el punto de cocción del arroz. Pasado este tiempo, destapamos la sartén, y volvemos a meter al horno unos 10-15 minutos más destapado, para que termine de evaporar el líquido. Esto hay que verlo un poco sobre la marcha, mi horno es muy rápido y apenas lo tuve 5 minutos destapado y aún así el arroz se abrió más de lo que hubiera querido. Pero mi horno no es muy normal, debe tener el termostato escacharrado.

Una vez terminado, añadimos unas hojas de cilantro fresco para dar un puntito cítrico, que le va estupendamente.

Un comentario en «ARROZ SALVAJE CON POLLO»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.