BAVAROISE DE PERA [Carta a una bici estática]

CAL 178,9 · HC 6,6 · PR 5,3 · GR 16,9 [100 GRS]
Bavaroise 1
Bavaroise 2

 

Querida bici estática de mi gimnasio:

Antes de empezar con lo que vengo a decirte, quiero que sepas que desde el comienzo de nuestra relación, yo quise entenderme contigo.

Honestamente.

Cuando tú y yo nos conocimos, yo llevaba algún tiempo sin pisar un gimnasio. Sabes que me mudé hace muy poco, y tras 13 años acudiendo regularmente al gimnasio, tuve que darme un lapso de tiempo sin ir. Buscar piso, encontrarlo, y organizar el traslado de todas mis cosas [que no son pocas] fue un lío tremendo y cansadísimo. No tuve ni tiempo ni ganas de volver, me lo tomé como un respiro.

Pero ambas sabemos que yo soy carne de gimnasio. Y volví. Mi pie y su fascitis plantar pedían a gritos que volviera a estirar cuadriceps, bíceps femoral, gemelos. Nada muy duro pese a lo terrible que pueda sonar. Nunca fui de hacer grandes sacrificios.

Pero no iba a empezar en el potro de tortura la máquina de cuadriceps, así, a pelo y sin calentamiento previo. Cuatro meses sin gimnasio pasan factura. Así que decidí empezar haciendo un poco de cardio: bici, step, cinta de correr.

Y entonces nos conocimos. Un par de sesiones enteras de cardio para calentar motores, y después entrenamiento normal en máquinas, para acabar con 20 minutos de bici cada día.

Y surgió el primer malentendido: No sabes contar. Algo ha producido un cortocircuito en tus neuronas, y ha añadido un montón de números entre el 1 y el 10, que alargan inexplicablemente el tiempo que transcurre entre ambos. Que no digo que sea culpa tuya, que lo mismo tiene arreglo.

Porque después de 5 minutos de ejercicio, el monitor que llevas incorporado me escupe a la cara esto: 10 calorías.

Espero que estés de coña.

Sabes, cuando yo era pequeña (sé que no tienes tantos años como yo) había un programa llamado Barrio Sésamo donde un señor morado de trapo con colmillos te enseñaba a contar. Del 0 al 10, hay 10 números. Pero en tus circuitos no debe ser así, porque de otra forma no se explica que para arañarte 10 míseras calorías necesite sudar 5 minutos.

Algo no cuadra. Después de 20 minutos de ejercicio a buen ritmo, tu pantalla me lanza a la cara esta cifra: 100 calorías. ¿100 calorías? Espero que no estés hablando en serio.

 

Llevo 20 minutos subida sobre ti, he sudado hasta encharcarme la espalda, tengo la respiración entrecortada… ¿100 calorías? ¿Puedo saber cómo cuentas? Seguro que te estás preguntando por qué me preocupa esa cifra.

Te explicaré por qué 100 calorías de mierda no me sirven de nada.

Ayer salí del gimnasio y me fui al grupo de consumo en el que participo, a recoger mis verduritas. Y después de recogerlas, me fui al bar de enfrente con el resto de compañeros. Y me tomé un doble de cerveza con una tapa de patatas bravas. Eso, querida, suma unas 250 calorías. Es decir, que después de matarme a sudar sigo teniendo un saldo positivo de +150 calorías.  Que terminarán, está claro, en mi trasero [no van a acabar en tus circuitos].

Me dirás: Pues suda más. Y yo te responderé, querida máquina del infierno: No, querida, ese NO es el enfoque.

Lo que tiene que cambiar en esta relación, es tu forma de contar. Hoy, cuando sientas un cosquilleo en el costado, seré yo enchufándote un USB para transferirte la temporada completa de Barrio Sésamo. Mañana, cuando hayas aprendido a contar con la ayuda del señor morado de colmillos, me reconciliaré contigo, con el mundo y con el cosmos. Y espero poder tomarme dos cervezas dobles. Con una croqueta de cocido. Y saldo negativo.

Avisada quedas.

Bavaroise 3 


INGREDIENTES

Peras, peladas y limpias, 300 g
Pasta de vainilla al gusto
Clavo de olor, 1 o 2 [al gusto]
Limón, medio [solo el zumo]
Azúcar, 50-75 g [o endulzante al gusto, yo usé sacarina]
Gelatina en hojas, 10 g
Agua, 50 g
Nata para montar, 200 ml

Bavaroise pera PaP

MODUS OPERANDI

Empezamos hidratando la gelatina y haciendo la compota de pera, que tendrá que enfriar o al menos entibiarse antes de empezar con la bavaroise.

Ponemos las hojas de gelatina en un recipiente con los 50 g de agua para que se hidraten.

Para la compota, pelamos y troceamos en dados menudos las peras, retirando las posibles pepitas, y las ponemos en un cazo a fuego bajito con el zumo de limón, el azúcar y las especias. Lo tenemos cociendo durante 20 minutos. Pasado este tiempo, retiramos los clavos, y reservamos un poco de compota con trocitos enteros para decorar [dos o tres cucharadas generosas].

En un cazo pequeño o en el microondas, calentamos el agua con la gelatina hasta que se disuelva, y la añadimos a la compota de peras. Trituramos todo en un robot de cocina hasta tener una mezcla lisa y suave.

En un bol bien frío [que esté frío ayuda mucho] semimontamos la nata, hasta que forme picos blandos, pero sin llegar a montarla del todo [una consistencia como en la foto, justo cuando empieza a estar un poco firme y a mantener la forma]. Esto es importante: no debemos montarla demasiado.

Sobre la nata vamos añadiendo la compota ya fría con movimientos envolventes. Una vez integrada, lo pasamos a los recipientes donde lo vamos a servir [sirven unos vasos sencillos], añadimos un poco de la compota que habíamos reservado y lo dejamos en la nevera como mínimo 4 horas.

22 thoughts on “BAVAROISE DE PERA [Carta a una bici estática]”

  1. Jajaja, me parto! Debe ser una conjura a escala mundial de bicis estáticas y demás aparatos diabólicos,porque la mía hace lo mismo! Vamos a tener que reprogramarlas convenientemente, yo también quiero terminar el día con saldo negativo de calorías, jajaja!
    Un besito, guapa!
    Montes

  2. La bavaroise una pasada y de pera no la he probado nunca. Lo de la bici… en mi gimnasio también pasa lo mismo, yo creo que cuentan lo que les da la gana y qué rabia ehh jajaja luego miras una simple galletita y ya te estás metiendo entre pecho y espalda 70 calorías….

    Besazos

  3. Ya te digo yo que no , que cuenta bien, que para perder 100calorías se necesita subir en bici el puerto de pajares, que eso es asi!
    Hay veces que salimos a hacer senderismo y claro… hacemos acopio de “material”para el almuerzo de llegada. Y yo me pregunto cuando me peso, cuanto debo andar para deshacer todo lo que me he zampado, ¿Hasta China?
    En fin hija,que la vida es muy perra en ese aspecto :P
    El postre me parece una delicia, tengo dos melocotones rodando por la nevera, voy a ver si puedo adaptarlo porque me parece sensacional
    besitos!

  4. Regalé hace años mi bici estática. Nunca la echo de menos. Prefiero andar y el yoga. Sigue con tus verduras y pasa de ella. La pera está mucho más olvidada que la manzana, pero a mí me encanta y tu receta está seguro muy rica. Besets

  5. jo que delicia de bavaroise y que amargante que es la máquina del infierno ciclista esa grrrr I hate it!!!! ufff, bueno para compensar amo tu bavaroise que obviamente ES LA PERA! besitos wapa!

  6. Jajaja, tu relación con esa maquina es como la mía, me aburre sentarme en la bici o subirme a la cinta andadora, tirarte lo que puedes y más, que poco menos me bajo besando el suelo para perder como tu dices una mier… que con un vaso de leche ya has recuperado lo que has perdido. Yo hace tiempo que no comparto momentos con ninguna, así me va, jajaja.
    La bavaroise se ve deliciosa, tiene una textura buenísima, te ha quedado perfecta. Un besazo.

  7. Ana, nunca he probado la bavaroise, pero me da que cuando lo haga (ya he anotado tu receta), voy a dejar el vaso más apurado de lo que has hecho tu en la foto. Eso tiene que estar de muerte!! Eso si… creo que probarla servirá para aumentar la relación de amor-odio que tengo con mi operación bikini. Yo no aguanto mucho la bici estática, así que comprendo perfectamente esa carta que le has escrito, jaja. Menos mal que llega el buen tiempo y se puede salir a correr, que es algo más divertido.

    Un besazo

  8. Las bicicletas estáticas son el enemigo!! jejeje, pasa de ella! Nosotras te recomendamos la clase de Zumba, de verdad, es muy entretenida y ahí sí se pierden calorías, pero de forma divertida. Y la receta…una pinta deliciosa!!! un beso!

  9. Jajaja, eso es desesperante.
    A mí me pasa en la cinta de andar-correr. Después de estar un rato “echando el alma por la boca”, te suelta el cacharro “20 calorías”, y tú te acuerdas de la madre que trajo al mundo a BH (fabricante de la maquinita), jajaja.
    La bavaroise, una delicia auténtica.
    Un besote.

  10. Ah, el infierno de las maquinitas cuenta-calorías-quemadas, que te devuelven a la triste realidad cuando sudorosa y jadeando crees que has quemado “por lo menos 500”! La verdad es que en bici hay que sufrir mucho para quemar bastante, pero en el fondo el trabajo de cardio que se hace sí compensa, aunque no sea por calorías totales quemadas. De todas formas, apoyo tu inciativa de enseñar a contar a la bici xD.

    Mira que me gusta la pera y qué poco la uso para cocinar! Pero me has dado muchas ganas de hacer una bavaroise de frutas, que ahora apetecen mucho los postres más fresquitos :).

    Un abrazo

  11. OH! GIMNASIO! mal rollo, sip, lo sé por experiencia, yo es que soy más de exterior así que me dedico al Nordic Walking sin ser nordic pues no hay nieve por aquí, pero el walking sí, además de montaña, pero no cuento calorías que me da un espasmo, mejor sigo con la dieta de la nutricionista, me porto bien menos cuando tengo comida libre a la semana, una y vas que chutas! y bajo y subo la montaña de casa, uff! ya me cansé, mejor paso a la bavaroise de pera que me ha gustado mucho y así descanso.
    Un beso preciosa

  12. La bici de mi gimnasio es prima-hermana de la tuya, :-))) pero estoy pensando en serle infiel con la escalera, que por lo menos esa sabe contar… aunque eso sí, después de zamparme por lo menos dos o tres bavarois de pera que tienen que estar de vicio¡¡¡¡¡

  13. Yo hace años que acabo todos mis días con saldo muuuyy positivo de calorías jajaja pero bueno, existiendo estos postres tan ricos como la bavaroise que nos traes aquí ¿a quién le importa? ;) jajaja
    Besos!

  14. Buenoooooooo esa bici es mala, malísimaaaaaaaaa ;)
    Yo antes acudía al gimnasio cada día y era una apasionada del spining, pero no me preguntes porqué..desde que tengo el blog, ya no he vuelto…me roba demasiado tiempo tal vez??? ;) en fin..que tus babaroises de peras serán la causa de más de un saldo positivo en la maquinita de contar calorías..pero como yo no la empleo no pasa nada ;) jejeje :)
    Precioso postre!!!
    Cariños y feliz casi fin de semana!

Habla ahora o calla para siempre...