Garbanzos con berberechos

GARBANZOS CON BERBERECHOS [Cocinero… después de todo]

CAL 428,0 · HC 44,6 · PR 22,0 · GR 14,3 [POR RACIÓN]

Garbanzos con berberechos, de Arguiñano Garbanzos con berberechosGarbanzos con berberechos, de Arguiñano

Y digo después de todo, o podría decir, antes de empezar.

Porque este mes, en la edición de #cookingthechef, tenemos a Karlos Arguiñano. Y este hombre es cocinero entre otras ocupaciones, que no está mal. Porque ya que estaba, se metió a empresario y a actor, pero vamos, que eso vino después.

Fue el cocinero de mi juventud, el digno sucesor de Con las manos en la masa, ese programa que me tenía fascinada cuando era demasiado canija para llegar a los fogones, pero que tenía un nosequé que me mantenía pegada a la pantalla mientras Elena Santonja estiraba masas quebradas o guisaba calamares en su tinta.

Luego llegó Arguiñano y a mí me pilló en la adolescencia, y no dejaba de verlo cada medio día antes de comer [su programa era una religión en mi casa y jamás fue desbancado por ningún concurso o programa de marujeo]. Después me fui a la universidad, y empecé a verlo por puro instinto de supervivencia.

La primera vez que cociné hice un arroz tan soso y pasado, que debería haber puesto a mi madre en un altar por comérselo y decir eso de bueno, no está taaaaan malo [Lo estaba]. Después en el piso de estudiantes, preparé una sopa de fideos para mis compañeras de piso. Puse agua y fideos a partes iguales, y un sopicaldo. Y os puedo ahorrar el resultado, porque ya lo habéis calculado a ojo… Eso sí, inventé el concepto de pastel compactado de fideos. Eso lo puedo patentar. Disolviendo aquello en más agua con sopicaldo conseguimos cenar cuatro días más. Al menos economizamos esfuerzos.

Lo único decente que se comió en ese piso, al menos las primeras semanas, fueron las alubias guisadas que se traía una de las compañeras de casa de su madre en tapers enormes. Yo creo que fue gracias a esa señora que sobrevivimos a aquello. Porque las bases de pizza congeladas con tomate frito y cosas por encima no fueron las causantes, eso no. Ni las sopas de sobre. Definitivamente no.

Aprendimos a cocinar, rudimentariamente, con el cocinero de la tele, que no era otro que Karlos Arguiñano [lo de Canal Cocina ya vino después]. Porque este hombre, además de ser un estupendo comunicador, es un tío que hace cosas sencillas, que te permiten subsistir y además están ricas. Y nunca da por hecho que sabes cocinar arroz… te lo explica sin omitir detalle, y eso da muchas claves para la subsistencia.

Y ese es su encanto, además de los chistes facilongos, la espontaneidad y sus discursos en directo sobre la economía mundial. Que te enseña a hacer cosas tan sencillas como unos garbanzos con berberechos, que tienen poco misterio pero mucha gracia, y yo particularmente nunca los había cocinado.

También ayudaron a nuestra subsistencia nuestras madres [en ningún caso hubo un padre asesor] que nos guiaban teléfono en mano en plan tú haz lo que yo diga… pela un ajo, cuando lo hayas hecho me dices y seguimos. Vale, ahora pica cebolla… del tamaño de granos de arroz… ¿la tienes ya? que cocinaban en diferido a través de nuestras manos con resultados… variables.

Así que por más que hayan llegado los cocineros de los sifones y las estructuras de caramelo con pimienta encerrando media fresa esferificada y un churrete de aire de macaron, la referencia cocineril de mi generación, es este hombre, en su vertiente de cocinero y comunicador cocinando en directo, sin cortes ni esperas, y picando y pochando a tiempo real todos sus guisos, sin trampa ni cartón, sencillo y directo.

Garbanzos con berberechosGarbanzos con berberechos, de Arguiñano

INGREDIENTES

[2 PERSONAS]
 
Para los garbanzos
Garbanzos, 150 g, peso en seco
Cebolla, una
Puerro, la parte verde de uno
Sal
 
Para los berberechos
Berberechos frescos, 300 g
Vino blanco, medio vaso [75 ml]
 
Para el sofrito
Cebolleta, dos [75-100 g aprox]
Pimiento verde, uno pequeño [50-60 g]
Ajo, un diente
Aceite, dos cucharadas

Sal

MODUS OPERANDI

El día anterior, ponemos los garbanzos en remojo, mínimo 8 horas.

El mismo día, y antes de empezar a cocinar, dejamos los berberechos sumergidos en agua con sal gruesa, para que filtren la arena que conservan dentro. Los dejaremos así un mínimo de media hora, aunque lo recomendable es dos horas [en la nevera si hace calor]. Por supuesto, si vemos alguno roto o abierto, lo desechamos.

Mientras los berberechos se van limpiando, ponemos a cocer los garbanzos. Los ponemos en una olla con agua, sal, la cebolla cortada en dos o tres trozos y el verde del puerro [yo pongo la verdura en una malla, para luego quitarla sin problemas]. Los garbanzos tardan en cocer en olla convencional unas dos o tres horas, y en olla rápida  unos 30 minutos, aunque depende de la presión de tu olla y del tipo de garbanzo. Yo he usado garbanzo pedrosillano, chiquitito, que en mi olla está listo en 25 minutos.

Una vez cocidos, retiramos la verdura y guardamos los garbanzos y el caldo de la cocción.

Lo siguiente que hacemos, con los garbanzos ya cocidos, es abrir los berberechos. En una sartén ponemos a calentar el vino blanco con los berberechos, que se irán abriendo según cojan temperatura. Una vez los tengamos abiertos, apartamos la sartén del fuego y no hacemos nada más con ella por ahora.

Por último, hay que hacer un sofrito. En otra sartén, amplia para que coja todo el guiso [sobre el sofrito incorporaremos los garbanzos y los berberechos] ponemos a calentar dos cucharadas de aceite. Picamos muy menudos la cebolla, el ajo y el pimiento y lo pochamos a fuego medio-bajo hasta que esté blandito. Una vez tengamos este sofrito hecho, en la misma sartén incorporamos los garbanzos, de momento sin líquido, y los berberechos con el vino. 

Añadimos ahora caldo de garbanzos hasta tener un dedo de líquido en la sartén, y lo dejamos cocer en conjunto cinco o diez minutos más.

Y si nos gusta más trabado, podemos poner un poco de maizena diluida en un dedo de agua fría, pero yo no lo hice, para mí el caldo estaba ya perfecto tal y como quedó.

38 thoughts on “GARBANZOS CON BERBERECHOS [Cocinero… después de todo]”

  1. Di que sí, Ana. Los cocineros de los sifones están bien pero el día a día no nos lo solucionan. Todo lo contrario que Arguiñano. Me encanta tu elección ya que me pirro por los garbanzos y todos sus acompañantes. Besos.

  2. Fíjate que somos casi de la misma quinta y yo a Elena Santonja no la conocí de pequeña, veía otras cosas jejeje… sin embargo a Arguiñano le seguí desde que comenzó, imagino que porque mi madre no se lo perdía y como tu dices era un programa sagrado.
    Yo también tuve un engrudo de macarrones al principio de comenzar a cocinar, no se me olvidará en la vida y a mis amigos que se lo tuvieron que comer tampoco jejeje…
    Fíjate que cuando he visto este plato me ha recordado a los garbanzos con berberechos que comimos en puertalsol de chicote ¿a que si?
    Una delicia de plato, me encanta, has hecho una elección de lujo y los berberechos se ven con buen porte.
    Besos
    Nieves

  3. Con esta colección de ingredientes has conseguido un sabroso y atractivo plato. Me encanta!!! Nos encontramos en el próximo reto!! Besos,

  4. Pastel comparado de fideos jajaja me meo. Y se parece mucho a lo que hacía mi tía cuando vivía con ella y por eso yo también aprendí a cocinar con el Arguiñano. Los garbanzos con berberechos tampoco los he comido nunca… y esto tiene que acabar… que pinta!!

  5. Garbanzos, me encantan los he elegido también pero con bacalao y garbanzos. Este Arguiñano es un artista. Te ha quedado un plato ideal para cualquier época del año, nosotros los hacemos incluso en verano… no pasa nada. Besos

  6. Echaba mucho de menos tener tiempo para leer blogs, y sobre todo, he añorado mucho leerte. Si es que siempre logras hacerme reír…. Qué razón tienes con lo de la cocina… menos mal de nuestras madres y de Karlos!!
    Muchas gracias por participar.
    Besos

  7. Coincidimos en la fase de los mediodias : programa de don Karlos. Es toda una época viendo cada día a ese tipo como cocinaba en directo… y pensaba: eso fijo que lo hago yo mañana. Tiene mérito el haber enganchado a montones de cocinillas en potencia.
    En cuanto al guisito de garbanzos y berberechos, sé positivamente que está rico y resultón!
    Molts petonets!!

  8. Has descrito perfectamente los inicios en la cocina de muchos pisos de estudiantes!!! Que gran invento los tupers de las mamas!!!!😂😂😂
    Estos garbanzos tienen que estar de vicio, en los tupers de mi madre nunca vino un plato así, heheh
    Ptnts
    Glòria

  9. Arguiñano será muy de ustedes (los españoles), pero con esa cocina del día a día, en vivo, con el chiste fácil, su gracia y simpatía (además de sus conocimientos porque, en ese sentido, es un señor cocinero), más las explicaciones donde nada se daba por sentado ni sabido, se convirtió en internacional (en el más amplio sentido de la palabra). En mi país (Argentina), hace ya algunos años, hizo una serie de programas que hasta lo obligaron a mudarse aquí y feliz andaba, conociendo nuestras carnes y cortes vacunos, paseando y encontrando variedad de productos propios de cada región del país… Su cocina, como vos decís, es una institución tan valiosa como las nuevas corrientes gastronómicas, pero con el sabor de la comida de madres y abuelas.
    Saludos.

  10. A mí me ha recordado mucho a mi madre, yo creo que no había madre que no le gustará Arguiñano, y este guiso mira que lo he comido alguna que otra vez y no se me había ocurrido hacerlo. Más sencillo y rico no puede ser. Un besote guapa.
    Monie

  11. Debemos de ser de la misma quinta por que de Elena y las manos en la masa pase a Karlos Arguiñano no habia dia que no me perdiera sus recetas ,creo que con el aprendimos a cocinar much@s .
    Los garbanzos con los berberechos ,nunca los he comido pero no dudo esten de muerte relenta te ha quedado un plato de relujo.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

  12. La verdad es que Karlos hace la cocina muy accesible a todo el mundo, con recetas faciles y ricas y con mucho humor.
    Y estos garbanzos con berberechos te han quedado para quedar un dia y probarlos!! Deben estar riquisimos!!

  13. Como te entiendo… Yo no fui a la universidad pero me fui de casa muy joven y también aprendí a cocinar a trompicones gracias a mi abuela y a este señor. Por cierto, adoro los garbanzos y así con berberechos, yo te ponía un piso con balcón.
    Un abrazo.

  14. Con alubias conocía he comido este plato (típico) pero con garbanzos no, y me tienta pues los platos de cuchareo me van y mucho…no recuerdo la primera receta (de juventud) que hice de Karlos huuumm!, ni del resultado pero conociéndome igual es por que no quiero acordarme, jeje.
    Besos

  15. Jajajajaja me muero de risa en el mejor de los sentidos como explicas aquello del pastel compactado de fideos… y es que nuestras primeras experiencias de supervivencia son entrañables… una anécdota muy buena. Pues estos garbanzos con berberechos se ven deliciosos, de esos sabores caseros, tradicionales, que siempre estarán presentes en nuestras cocinas.
    un beso!

  16. Pues es que tienes toda la razón, hemos coincidido en cuanto a la educación gastronómica, solo que yo en casa ayudaba en la cocina y así cuando me independicé no cometí errores de esa índole, aunque sí, por ejemplo una vez hice unas albóndigas con sepia deliciosas pero cargadas de pimienta, y enfin…. eso que nos pasa a todos al principio.
    Me han encantado estos sencillos garbanzos y tomo nota, porque me gustan mucho y me parece una receta deliciosa. Besos y gracias como siempre.

  17. Tienes toda la razón Ana, Arguiñano nos enseñó a todas, a unas de niñas con sus madres y a otras que ya éramos madres con nuestros niños pequeños. Los garbanzos que has hecho me encantan, me guardo tu receta!!!
    Un bst.

  18. Totalmente de acuerdo contigo, era con el único que podíamos subsitir, entonces canal cocina no existía y Karlos Arguiñano nos daba unas recetas tan sencillas y tan bien explicadas que era imposible hacerlas mal, menudo platazo te has preparado, besos guapa
    Sofía

  19. Además del platazo,que las legumbres con pescado y marisco me encantan, me he sentido identificada con los programas de cocina de entonces. Elena Santonja me ayudó mucho en mis desesperados intentos de cocinar en mis primeros años de casada (tenía 19 y no sabía ni freir un huevo) y luego Karlos Arguiñano. Con Canal Cocina ya no he tenido enganche, quizá porque veo poca tele y no caigo en ponerlo, porque seguro que hay cocineros que enganchan (lo oigo continuamente). Me voy a preparar estos garbanzaos que están de muerte.

    Bss

    Elena

  20. Un viaje me ha impedido visitar a todos los participantes del reto de este mes. Poco a poco lo voy haciendo…llego a tu blog y me encuentro con esta historia de los principios….cada un@ tenemos uno y estaría bien compartirlos. Seguro que tenemos mucho en común.
    Una receta, para mí, de lujo. Nos vemos en la próxima. Bssss

  21. ¡qué ricos tienen que estar esos garbanzos! yo tampoco me perdía ningún programa de Karlos , sus recetas sencillas con ingredientes asequibles nos enganchaban a todos.
    Un abrazo

Habla ahora o calla para siempre...