KUGELHOPF [Amigo Invisible Gastronómico]

CAL 366,5 · HC 50,9 · PR 8,6 · GR 15,5 [100 G]


Kugelhopf, pan dulce alsacianoKugelhopf, pan dulce alsaciano Kugelhopf, pan dulce alsaciano Kugelhopf, pan dulce alsaciano
Soy masoca.

Paso el año maldiciendo esos horribles rituales de amigo invisible a los que me veo abocada a participar en fiestas navideñas, cenas de empresa y demás eventos sociales.

Si no tuviera un generoso sentido del reciclaje, sólo con la basura acumulada año tras año a base de amigos inservibles, podría construir un fortín y atrincherarme dentro las próximas navidades.

No sé quien inventó esto, pero desde luego, yo no voy a buscarle para darle las gracias. De todas las modalidades de amigo inservible, en la que más veces participo es justo la peor de todas: la anónima. Esto es, todos nos vamos a la cena de empresa con un regalo, lo metemos en un saco, y vamos sacando otro regalo distinto por turnos.

El gasto medio es diez euros. Y con eso, tienes que arreglarte para hacer un regalo que pueda servir desde la secretaria de dirección [45 años, casada, cuatro niños, dos perros, aficiones: coleccionar bolsos caros] al bedel [64 años, tres hijos, doce  nietos, aficiones: jugar a petanca] pasando por el contable [32 años, soltero, vive con sus padres, aficiones: ver películas de adolescentes con sus amigos] o por la informática [25 años, sin más información, aficiones: desconocidas; otros datos: es gótica].

No sé si se debe a mi mala suerte, o que los regalos son simplemente horribles y da igual cual me toque. Hasta ahora, he sido agraciada con: un juego de poker, un set de vino cutre del chinorris, un mp3 de medio giga, una tétrica cabeza de jirafa de madera tallada, dos juegos de chupitos, un set de palillos chinos, dos juegos de posavasos de rafia y de cristal decorado; y tres juegos de guantes y bufanda [dos de ellos, grandes].

Y yo he regalado un calientatazas USB que cogió el bedel, un juego chorra para irse de copas [de esos que cuando pierdes, bebes] que pilló mi jefa, una fondue de chocolate que espero que hayan usado los padres del contable y un sinfín de chorradas más que ni siquiera recuerdo.

No he dado una.

Y con estos antecedentes, me presento voluntaria para jugar en el amigo invisible gastronómico. No pierdo la fe.

Dicen que a la tercera va la vencida, en mi caso ha debido de ser a la quinceava o una cosa así, pero en algún momento, ha pasado. Y alguien me ha regalado cosas y ha acertado. Y sin conocerme.

Reconozco que fui muy cauta con el regalo que escogí para mi amiga invisible: el molde bundt con forma de catedral era una apuesta segura. Y mi amiga invisible, Judith, del blog La cuina de l’estany, ha acertado al mil por mil conmigo.

Y como estoy feliz como una perdiz de por fin tener un regalo de amigo invisible lleno de cosas molonas que me requetechiflan, os lo voy a contar todo todito todo, estos son mi regalitos:

  • El molde de kugelhopf por el que suspiraba en sueños desde hace tres años, cuando tuve que elegir entre este y el heritage de Nordic Ware, y ganó el último.
  • Un delantal tan maleni que ni en sueños tenía uno así. Ahora sí podré soñar que soy Julia Child mientras saco asados del horno.
  • Una taza de café y un platito ultracuquis megamalenis chulísimos comprados en un mercadillo en Francia por los que hubiera matado en el rastro de mi ciudad.
  • Unas cucharitas de presentación muy molonas para las fotos.
  • Una botella de aceite de oliva virgen extra Elia. Amo el aceite. Desayuno pan con aceite cada día.
  • Especias: tikka masala y tandoori. Yo creo que esta mujer me mandó un espía o sobornó a mi gata, porque estas no las tengo, y no porque tenga pocas.
  • Mermelada casera de cítricos y manzana. Adorable, deliciosa.
  • Galets. No los conocía, y no tardaré en hacerlo.
  • Infusión de invierno. Con unos sabores potentes y ricos. Me ha encantado.
  • Y una carta contandome cositas.

Con esto, se me ha quedado el karma de regalos chungos de un limpio que reluce y todo. Mis compis van a necesitar diez años de regalos inservibles para volver a poner la balanza en línea. Tengo reservas!

Y como no podía esperar, también os traigo el primer kugelhopf que sale de mi horno en su maravilloso molde tradicional alsaciano. Por supuesto!

regalo-aig2016

Kugelhopf, pan dulce alsacianoKugelhopf, pan dulce alsaciano

 

INGREDIENTES
[MOLDE DE KUGELHOPF DE 12 TAZAS]
 
Harina de fuerza, 350 g
Levadura seca de panadería, 7 g [o 20 g de levadura fresca]
Sal, 7 g
Azúcar, 120 g
Pimienta de Jamaica, ½ cucharadita [o una mezcla de especias dulce: clavo, canela, nuez moscada, jengibre]
Leche de soja*, 120 g
Huevos, 4 uds
Mantequilla**, 120 g
Pasas, 60 g
Ron, para hidratar las pasas
 

*Si no eres intolerante a la lactosa, puedes usar leche normal, no hay ninguna diferencia

**Nota para intolerantes: La lactosa de la mantequilla es residual y casi todos podemos tomarla sin problemas. Si no es tu caso, existen mantequillas sin lactosa en el mercado

MODUS OPERANDI

Antes de empezar, ponemos las pasas a hidratar cubiertas de ron. Aparte, en un mortero, reducimos a polvo la pimienta de Jamaica, o las especias que hayamos elegido. Reservamos ambas cosas.

Kugelhopf, pan dulce alsaciano

En un bol grande, mezclamos la harina, la levadura, la pimienta de Jamaica o las especias, el azúcar y la sal. Sobre esta mezcla, incorporamos la leche y los huevos y lo mezclamos.

Trabajamos la masa con varillas amasadoras hasta que veamos que está consistente, y se despega un poco de las paredes del bol. En este punto, incorporamos la mantequilla en dados, y seguimos amasando hasta que la masa se despegue claramente de las paredes durante el amasado.

Esta masa no es una masa compacta. Su hidratación es alta, y no te aconsejo que la trabajes a mano,  necesitas unas varillas eléctricas con accesorio de ganchos, o un robot amasador.  Ni siquiera una buena técnica de amasado francés podría con ella.

Kugelhopf, pan dulce alsaciano

No va a despegarse nunca de las paredes, pero si tienes paciencia, llega un momento en que al pasar los ganchos verás como la masa se va con ellos y se suelta del bol. Ese es el punto. No esperes tener una bola de masa que puedas trabajar en la encimera, sólo una masa que tiende más hacia las paredes para poco a poco tender más a los ganchos. Incorporamos en este punto las pasas escurridas, las integramos bien y dejamos reposar la masa.

Kugelhopf, pan dulce alsaciano

Dejamos que la masa leve hasta que doble su volumen.

En este punto, la sacamos con cuidado del bol y la desgasificamos. Con las manos mojadas [para poder manejarla sin que se pegue] la colocamos en el molde para kugelhopf, o un molde de agujero sencillo si no tenemos este. Presionamos ligeramente la masa contra el fondo para evitar que se formen burbujas de aire en la base del molde.

Tapamos con film transparente, y dejamos que leve por segunda vez.

Precalentamos el horno cuando veamos que está a punto de finalizar el segundo levado. Colocamos el molde sobre una rejilla, nunca sobre una bandeja de horno, y lo cocemos a 200ºC durante 30-40 minutos. La rejilla permitirá que el aire circule por el agujero central y la cocción será más uniforme.

Una vez cocido, esperamos 10 minutos con el horno apagado y la puerta abierta, y desmoldamos. Si no tenemos paciencia, se puede romper por efecto del vapor de aire que aún circula dentro del molde. Si esperamos demasiado, un molde de silicona no nos dará problemas, pero uno de metal se pegará.

19 Comments

  1. Alicia

    Jeje pues dado tu historial no sabes lo que me alegro q los regalos de tu AIG te hayan gustado tantísimo! Y no es para menos, porque son chulísimos todos! Yo siempre que recibo mis regalos del AIG me pregunto ¿como una persona q no me conoce de nada puede acertar tanto con los regalos? Es increible pero es así! Disfruta mucho de tus regalitos 😃

    Reply
  2. Pues que bien que haya acertado con los regalos ya veo que le has dado muy buen uso al molde seguro que estaba de muerte relenta pena no poder dar cuenta de un trozo con lo que disfrutaría yo , en casa no les gustan las pasas así que si lo hago ha de ser sin ellas y ya no será lo mismo .
    Bicos mil wapa.

    Reply
  3. Lo que me he reído, jajaja, mira que los regalos que mencionas son para ponerlos en el museo de la cachuchita, me parto contigo.
    Me alegro que tu amiga invisible/ahora visible, haya acertado de pleno, bien de cosas monas y chulas para darles uso.
    El bizcocho me lo llevo, que le tengo ganas desde hace tiempo, tengo el molde y nunca lo he hecho.
    Besotes guapa!!!

    Reply
  4. Ana,
    Pues que AI más chuli y generoso!!! Yo participé dos veces. La primera lo que me tocó merecería estar entre los amigos inservibles y la segunda vez la cosa mejoró mucho :-) pero ya no he participado más. A ver si me animo y el año que viene me apunto otra vez. Si me tocas espero estar a la altura aunque lo de este año será difícil de superar!
    Un petó
    Blanca

    Reply
  5. Hola Ana,
    Me levanto con esta delicia, tan bonita y apetitosa, además desayuno con buena lectura. ¿Quien dice que las recetas son aburridas? Pues la tuyas no.
    No había pensado en usar este tipo de molde para masas levadas… (Las ruedas de mi cerebro están en marcha)
    Que suerte con tu amiga invisible, espero que todos lo regalos futuros sean iguales.
    Besos y abrazos

    Reply
  6. A mí me tocó un mechero y no fumaba, un calienta tazas USB q no funcionaba con cualquier taza por lo q me tuve q gastar una pasta en comprarme la taza, un pisa corbata😳 Y cosas varias de anca los chinos, pero este molde con este bizcocho con las especias con lo q me gustan compensa todo, q pinta q tiene, este tipo de masas ran navideñas muchos besitos y disfruta de tus regalitos

    Reply
  7. Y yo que me considero inútil en todo aquello que lleve levadura de panadería, pero es que a veces parece tan fácil. Yo soy como tu, voy guardando regalos inútiles e inservibles durante milenios porque me da penita o por el recuerdo que traen, pero acumulo basura cual obsesa al final y veo que es inviable!! Pero es verdad que en esta época se acumulan amigos invisibles de universidad, de familia, de amigos, del trabajo y ya no se ni a quién le hago el regalo ni o que tengo que gastar, probablemente todos acaben igual de inservibles, porque con 10 € poco voy a hacer. Este año no he participado en AIG, pero la satisfacción que da cuando abres tus regalos es de lo más, además de alguién que no conoces, es muy emocionante!!
    Yo quiero aprender a hacer un bizcocho de estoos!!!

    Reply
  8. Qué bonitos regalos ¡por fin lo has conseguido!, y es que hay mucha gente con pocas ideas, y te diré que hay muchos regalos de importe inferior a 10€ que están muy bien. Solo hay que pensar un poquito.
    Qué bizcocho rico has preparado. Te ha quedado perfecto y tan especiado me encanta. Te ha quedado perfecto y precioso.

    Reply
  9. Solamente una vez jugué al amigo invisible culinario y me tocó bailar con la más fea… jajajajaí…
    ya no he jugado más.
    Es un lio porque hay amigos invisibles en todos los grupos y a mi deben verme cara de tonta porque me meten en todos .
    Además a mí todo me parecía poco para mi amigo… cuando abrí el mio… por poco lloro!!!
    Ese molde lo tengo yo… es ideal… y el bizcocho de nombre raro tambien!!! ajja
    Un besito

    Reply
  10. Ay, por favor! Qué molde más bonito. Este año, ni me he enterado de lo del amigo invisible gastronómico. Siempre me digo que voy a participar y así conozco más blogs y tal. Pero luego no participo nunca…

    Reply
  11. Laura Selene

    Al AIG participé 3 años y lo deje por falta de tiempo pero los 3 años puedo decir que han acertado con todo. Judith te ha mimado mucho y que mejor manera para reconciliarte con el amigo invisible, pero como todo el mundo no lo hace con cariño este año seguro que en tu curro te volverá a tocar una chorrada. El kugelhopf te ha salido perfecto, me llevo un trozo. Besos.

    Reply
  12. Jajajaja, me parto con las crónicas de horripilantes amigos invisibles xD. Yo solo participé en un par cuando era enana, en el cole, y después ya en el Gastronómico.He tenido grandes experiencias con el AIG y hecho buenas amistades gracias a él, así que me alegro de que siga en marcha y sigáis disfrutando tanto, porque menudos regalos! Así da gusto :D. No conocías los galets?? :OOO :P

    Me has tocado la fibra con el Kugelhopf, con mi sangre suizo-austriaca no podía ser de otra manera… Qué rico por favor!

    Un abrazo

    Reply
  13. Siempre divertido pasar a verte !!!!! yo también he participado otras veces en amigo invisible gastronómico pero le perdí la pista y ya no he vuelto a buscarla…. Me alegro de que tuvieras suerte con el tuyo.
    Besos

    Reply
  14. Anónimo

    Hola Ana!!
    Me alegro un montón haber acertado en todo, la verdad es que las pistas que me diste eran muy fáciles, además nos parecemos mucho en cuanto a gustos, las especias la verdad es que cuando las vi en el mercadillo me tire a por ellas porque realmente son difíciles de encontrar, me encanta visitar mercadillos, adoro las masas igual que tu o sea que el molde sabía que acertaría seguro jejeje
    Solo decirte que me alegro un montón que deseo que los disfrutes y sigue igual con tus crónicas que aún estoy llorando de risa con los regalos inservibles
    Un beso
    Judith!

    Reply

Habla ahora o calla para siempre...