MUFFINS DE FRUTOS ROJOS [Hablando de héroes II]
CAL 270,1 . HC 42,2 . PR 9,6 . GR 8,2
 


OLYMPUS DIGITAL CAMERA

[RECAPITULAMOS]

La zona del Egeo, más concretamente la Isla de Samos, fue paso de una importante ruta migratoria prehistórica.
Los antiguos -los de verdad, no los que ven Cine de Barrio- encontraron como consecuencia de ello una importante cantidad de restos fósiles del pleistoceno mientras andaban a sus labores de arar los campos o buscar pozos.

Hay miles de referencias de escribas locales y de investigadores poco conocidos de la época, que narran cómo se desenterraban fémures pertenecientes a grandes hombres y mujeres, que medían tres veces lo que una persona, y que a todas luces eran gigantes, héroes y dioses de la antigüedad.

[/FIN DE LA RECAPITULACIÓN]

Resulta que en la época griega, los antiguos, creían que los dioses y héroes medían tres veces lo que un humano, porque todo era más grande y más bonito y más mejor en la antigüedad. Hasta los animales se representan en proporciones descabelladas.

Y cuando desenterraban los huesos de estos dioses, ¿qué podían hacer? Pues muy sencillo, hacían un ataúd tamaño dios, armaban el esqueleto y lo enterraban dignamente con una pequeña ceremonia.

Y varios siglos después un pastor o campesino encontraba por casualidad el ataúd y ya os imagináis el resto.

Filóstrates econtró en Lemnos un peculiar esqueleto metido en su correspondiente ataúd. El esqueleto estaba visto desde el frente y era tal que: piernas-costillar-brazos-cráneo pero ah! el cráneo! El cráneo tenía un sólo agujero en medio justo encima de la mandíbula.

El cráneo correspondía a un mamut, con los ojos a los lados -que los antiguos no identificaron porque nunca habían visto nada parecido, ni siquiera un elefante y mira que tenían circos los tíos- y la trompa sobre la mandíbula. Con sus nociones de anatomía, creyeron que el agujero se correspondía claramente a un sólo ojo, tal y como es representado el Cíclope de Ulises.

¿Os acordáis de Ulises, verdad? Ulises llegó a una isla donde fue recibido por un grupo de gigantes de un sólo ojo que se dedicaban al pastoreo -aunque no hicieron ascos a zamparse a un par de tripulantes de la nave.

Más adelante, un campesino estaba arando el campo cuando desenterró otro de estos ataúdes de tamaño dios o XXXXXXL. Y dentro, el cuerpo de Orestes, no preguntéis cómo llegaron a esa conclusión. Por cierto, Orestes es hermano de Electra y su fin en la vida es vengar la muerte de su padre a manos del amante de su madre -y luego nos quejamos de las telenovelas venezolanas- casi nada.

Total que a partir de aquí, cada ciudad con un poco de clase quería desenterrar a su héroe local. Y para eso que no había huesos.

Que había muchos, recordamos aquí Panemos y sus miles de huesos de todo tipo esparcidos alegremente por efecto de los terremotos.

Y ahora os explicáis vaquitas la multiplicidad de dioses y héroes de todo tipo, es que necesitaban muchos! A ver, cada ciudad que se creía importante -no hemos dicho que fuera importante- quería uno!

Al final resulta que la historia, igual que la cocina, es un proceso creativo que responde a la necesidad de su tiempo. Ni más ni menos.

-Dios que pedante ha quedado esto último, ponedlo con voz en off que parezca que lo dijo otro-

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

INGREDIENTES
[12 muffins de unos 40/50 grs por unidad]

Harina integral de trigo, 250 gr
Levadura química, 15 gr
1 pizca de sal
Leche, 1 vaso [200-250 gr]*
Huevo, uno grande [70-75 gr]
Aceite, 2 cdas [30 ml]
Bicarbonato, una puntita
Edulcorante equivalente a 100 gr de azúcar
Vainilla líquida, opcional
Frutos rojos deshidratados, 50 gr [si se tienen frescos… o incluso congelados… mucho mejor]

MODUS OPERANDI

Hidratamos los frutos rojos en un poquito de zumo de naranja durante dos horas, si se nos olvidó por completo hacerlo, se pueden meter al microondas unos minutos -empezamos por un minuto y vamos comprobando- hasta que se hidraten. Yo en este caso les hago unos pequeños cortes para que absorban mejor el líquido.

Una vez tenemos los frutos rojos listos, procedemos con la masa de los muffins.

Mezclamos en un bol los ingredientes secos: Harina, levadura, sal, azúcar o edulcorante si lo usamos en polvo, bicarbonato.

Mezclamos en otro bol los ingredientes húmedos: Huevo batido, aceite, 200 ml de leche y edulcorante líquido si es el caso.

Lo unimos todo, añadimos los frutos rojos a la mezcla [previamente enharinados para que no se vayan al fondo] y lo metemos al horno precalentado a 180º unos 20 minutos.

*El asterisco de la leche va aquí: cada harina absorbe los líquidos de manera distinta, por lo que si vemos que la masa resulta inmanejable, podemos añadir un poco más de leche hasta que veamos una consistencia pegotosa pero más bien ligera [bechamel de croquetas].

Fuente: Clemenvilla – la receta original ha sido ligeramente maqueada para adaptarla a la harina integral que admite distinta cantidad de líquidos, y a ajustar las calorías reduciendo ligeramente la cantidad de aceite y huevos… Si no se tiene un huevo grandote se puede usar uno pequeño+una clara, o dos pequeños.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

9 Comments

  1. En algún momento me he perdido más de una de tus lecciones de mitología; pero lo que no he querido perderme es este rico muffin, que para el desayuno de mañana me va a venir que ni pintado.

    Un besote, guapa.

    Reply
  2. Guapa como siempre impresionante y vuelvo a repetirme, increible tanto la receta como la presentacion, me encanta leer la historia y luego disfrutar de las fotos del plato en cuestion, un millon de gracias guapisima por tanto que nos das en tu blog.

    Un saludo y esperando la proxima …historia y receta.

    Reply
  3. Genial, me refiero al relato, de donde yo soy, cada vez que hay una obra, la tienen que parar porque aparecen restos de quien sabe que, (soy de Cadiz) y la guasa que aqui se monta, ya te la puedes imaginar, por eso me ha hecho tanta gracia tu relato.
    Vengo a visitarte y me quedo con tu permiso, me encanta lo que vi, espero que curiosees el mio, ah, y muy ricos los muffins, se ven riquisimos, besos

    Reply
  4. Juan… gracias. Cuando una vive a dieta, es importante buscarse las castañas para seguir comiendo más menos lo mismo…

    Espe, Sacri… es buena idea usar estos frutos rojos en repostería, sobre todo porque no están todo el año disponibles… (al menos en Mercadona)

    Mery… gracias!

    mamen… bienvenida! me pasaré por tu blog para echar un vistazo.

    Reply
  5. Hola me ha encantado tu blog,y las recetas que publicas por lo que me quedo por aquí para compartir nuestras recetas.
    Te invito a que te pases por el mio”cocinandoconmandil.blogspot.com.es” y compartir nuestras ideas
    Muchos besitos y hasta pronto.

    Reply

Habla ahora o calla para siempre...