PAN DE REMOLACHA [Y cosas feas]

CAL 209,6 · HC 46,7 · PR 7,0 · GR 0,6 [100 GR]

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Vengo de leer a Biscayenne, y creo [con mayúsculas. Creo de creer] que esta reflexión es necesaria.

Voy a sacar toda la mierda algunas pequeñas quisicosas a la luz y voy a airear mis trapos sucios. Vamos a hurgar un poquito en el interior del blog.

Y vamos a empezar por el principio. Que solo puede ser uno. ¿Quien soy yo?

Detrás de EnLaLuna está una personita de 34 años, que no vive ni por ensueño la vida que pensó pero que no cambiaría la vida que tiene por nada del mundo. Siempre he hecho lo que he querido, y asumido las consecuencias de mis actos, por eso no me arrepiento ni de mis errores.

También hay una persona activa, una madretere de manual, militante de cosas políticas humanas varias, integrante de algún movimiento social que otro, y de una ONG dedicada a las personas que no tienen la fortuna de tener un techo que las cobije, o alguien que les ofrezca un café y una conversación. Creo que deberíamos reflexionar sobre como sería la vida si nadie nunca nos preguntara esto tan tonto de ¿Como ha ido el día?. Es más, sé que deberíamos hacerlo.

Y lo confieso, me equivoco muchas veces. Muchas. Infinitas. Y todas, sin excepción, me han servido de algo. Todo tropiezo en la vida es una oportunidad para crecer, esto hay que saberlo.

Una persona incapaz de ocuparse [como se merecen] de sus amigos, multiocupada a tiempo completo porque no es capaz de enfrentarse a sí misma y que se encierra con llave en la cocina cuando no tiene nada que hacer. O cuando lo que tiene que hacer le disgusta profundamente.

Y hablando de pucheros.

 
 

Confieso mis más bajas verdades, a saber:

…Hace 8 o 9 años mis conocimientos culinarios eran: arroz con tomate, pasta con tomate, verduras con bacon, ensaladas y sandwich mixto a la plancha. Ya. Ah y filetes, me salían duros como suelas de zapatos pero así y todo los hacía. Y me los comía, qué remedio.

…Se me olvida poner sal a las comidas, y cuando pongo, nunca sé cuanta. Me he comprado un molinillo y sé que 20 vueltas por persona está correcto para platos sosos [patatas o arroz] y cuando llevan más alegría [especias, cítricos] con 15 va sobrado.

…A veces olvido que tengo un blog y me como las cosas sin fotografiarlas. Gula, lo llaman.

…Mi cocina es pequeña y está saturada de trastos. No tengo vajillas maravillosas ni chorrocientosmil manteles de colores ideales de la muerte, me las arreglo con un puñado de trapos de cocina que siempre están arrugados, y cuatro o cinco cuencos y platos que he heredado o comprado en bazares y mercadillos y de los que tengo uno de cada. Y muchos, tienen pequeños desconchones que nunca se ven en las fotos.

…La luz en mi casa es terrible, y uso un foco [de jardín que es el más barato y no tiene pie ni interruptor] y una pantalla de corcho blanco [que saqué de la caja de un plasma que alguien tiró a la basura] para hacer fotos, esto desde hace unos meses, que antes… sin comentarios. Cuando hago fotos pongo el foco boca arriba en la mesa y el corcho en una mano, la cámara en la otra… en fin un show.

…Compro muchos ingredientes y después no sé para qué se usan.

…Olvido que tengo cosas al fuego y se me queman. Habitualmente. El sabor más característico de mi comida es: churruscado.

…Solo como cosas sanas, integrales y poco sabrosas. Nada de azúcar ni de grasas saturadas ni grasas animales. Pero en fiestas de mi pueblo desayuno chocolate con churros y después me como un bocata de txistorra y me siento muy culpable, pero me bebo dos cervezas y se me pasa. Cuando no se me pasa, me tomo otra cerveza.

…Soñador no dice nada de mis desayunos integrales, porque es un ser adorable, pero sospecho que come terrones de azúcar a escondidas. Y cuando duerme mastica en sueños lonchas de bacon a la plancha.

…Todas las cosas que han salido en mi blog están catadas, se han comido y han pasado el control de calidad. Creo honestamente que se pueden cocinar siguiendo la receta sin contratiempos ni sorpresas. Nunca he añadido ingredientes ni modificado fraudulentamente recetas. Y todas mis fotos sin excepción han pasado por Photoshop, ya os hablé de la luz.

…Uso colorantes. Sí. El helado de té verde sale marrón. ¿Que pasa? No he publicado estas recetas por pudor, pero cuando lo haga, los pondré en la lista de ingredientes.

Todo este acto de confesión viene a cuento de un pan de remolacha. El pan, es espectacular. Su textura, su sabor, su miga… pero ay… su amasado no fue ningún cuento de hadas.

Amasar este pan fue la peor pesadilla, y la confesaré con todos mis errores para que aprendáis de ellos, que para esto estamos aquí y creo firmemente que si no repetís mis tonterías os saldrá bien a la primera. Y si no, quien amasa sabe que el pan es muy personal y a veces la masa sale caprichosa y eso siempre es un reto.

Panremolachamix
 

INGREDIENTES

Remolacha asada, 220 gr* triturada hasta tener un puré [con algunos tropezones que dan encanto]
Masa madre de centeno [Dan Lepard], 150 gr
Harina de fuerza, 100 grs
Harina floja de trigo, 325 grs
Agua, 200 gr
Sal, 10 gr

*Primer error, cocer la remolacha. Aporté muchísima más humedad de la que necesitaba la masa.

MODUS OPERANDI

Mezclamos la masa madre con el agua y 50 grs de harina de fuerza, lo batimos hasta disolver y añadimos todos los demás ingredientes excepto la sal. Dejamos reposar 30 minutos, añadimos la sal y comenzamos los amasados.

Hay dos opciones, más la mía.

La primera es amasar durante 10-15 minutos. Sospecho que el amasado sería algo menos bestia que el método Bertinet pero andará cerca.

La segunda, método Dan Lepard:

10 segundos de amasado – 15 segundos de reposo
10 segundos de amasado – 15 segundos de reposo
10 segundos de amasado – 15 segundos de reposo
10 segundos de amasado – 30 minutos de reposo
10 segundos de amasado

Y mi método. Empezamos por cocer la remolacha en lugar de asarla al horno. Mal. Muy mal. Esto aporta mucha humedad. Muchísima.

Y un amasado a lo Bertinet, pensando “ya se doblegará”. Pero no lo hace. Lejos de doblegarse, al cabo de quince minutos la masa es una bestia pegajosa que no podemos gobernar. Se pega y estira como un demonio malvado. Hay restos rojos por toda la cocina. Encimera. Suelo. Azulejos. Desesperada, llegada a este punto la metí en un molde [ese alien no podía quedarse en otra parte, se desparramaba] y me fui a hacer otras cosas dispuesta a olvidar. Al menos, un rato.

Pero como esa masa rojiza golpeaba mi conciencia, finalmente cedí y escribí en Google “masa pegajosa como lo arreglo” y aquí di con la clave. No soy la primera ingenua, que alivio! Ahora me siento igual de mal, pero más acompañada.

Se deja reposar una hora, se estira la masa y se plega, y se repite dos veces más (tres reposos, estirados y plegados en intervalos de una hora).

Ejem. Digamos que había reposado un rato. Así que me unté de aceite los deditos, la estiré, plegué y noté como la textura había mejorado sensiblemente y no se desgarraba tanto. Una hora. Va bueno, 45 minutos, que ya era tarde. Nuevo plegado, nuevo reposo de 45 minutos. Me fui a la cama, que no aguantaba más. Ya se verá mañana…

Se mete en la nevera y se deja dormir toda la noche y que leve feliz nuestro pan.

Levó, pero no mucho, más bien… poquito :(

Por la mañana, lo sacamos de la nevera, y nos olvidamos de nuestra masa durante una hora, para que atempere. Boleamos, formamos y tallamos, y lo cocemos (15 minutos a 250º y otros 30-35 a 200º, con vapor o un vaso de agua dentro del horno)

Atemperó algo menos, que hacía calor, la boleé y al horno, dentro de su molde que no me fiaba. Metí el pan con un vaso de agua para hacer vapor, y me olvidé de bajar la temperatura. Vaya. Menos mal que el máximo de mi horno son 225º.

Dicho todo esto, cuando el pan enfrió debo decir que:

…En el horno creció muchísimo, desbordó el molde.
…Su sabor es maravilloso, con un recuerdo ligero pero muy profundo a tierra.
…Su miga está bien formada, ligeramente apelmazada en el centro por la mala cocción.
…La corteza es crujiente y gordita, rica rica.

 

Fuente: Madrid tiene miga
Si no teneis masa madre, probad con la receta de Albahaca y Canela. No he probado esta variante pero la persona que anda tras ese blog merece mi plena confianza.

22 thoughts on “PAN DE REMOLACHA [Y cosas feas]”

  1. Pues te diré algo…. echando la vista atrás y dando un repaso a tu blog, me parece increible que tengas unas fotos tan estupendas con tan pocos medios, no te pienses que yo tengo muchos más, luz si tengo, mucha, pero mi camara es de risa y aún así estoy contenta del resultado, que te voy a decir el que no se contenta es porque no quiere.
    Este pan se ve magnífico, la remolacha me encanta, tendré que probar y asaré la remolacha…
    Gracias por contarnos tanto de ti.
    Besitos.

  2. Querida amiga,tu historia es igual a la mía,y, supongo que la de mas amigas blogueras,yo ahora empiezo a hacer unas fotos decentes al fijarme en otros blogs que ademas de recetas maravillosas tienen unas fotos increíbles,pero uso siempre el mismo mantel… perdón hule,tengo una vajilla corriente,eso si, ahora es blanca que lucen mas los platos,mi cámara es de lo mas normal(el presupuesto no daba para mas)…ah! y mis utensilios de cocina son de los chinos…. así que somos iguales en eso, en lo único que nos diferenciamos es que en tu entrada siempre cuentas algo y yo básicamente pongo la receta…..por cierto que sosa soy,jejeje!

    Besitos

    1. Eso mismo pensé cuando leí a biscayenne. Ostras,si me pasa lo mismo!

      Me gustan los blogs humanos, y no esos impolutos llenos de fotografías perfectas de platos brillantes y coloridos que parecen cera.

      Me gusta ver una foto y reconocer la vajilla y a su blogger, y ver gente sencilla haciendo comida real.

      Hay muchos bloggers que solo ponen la receta, es lo más normal de hecho, y los que escribimos casi nunca somos leídos con algunas excepciones. Así que gracias por ser una de ellas!

  3. Reconozco que me agrada leer los blogs que cuentan historias o la vida cotidiana que llevan, pero es una cosa que hoy por hoy, no creo que yo lo haga. Me cuesta mucho comentar mi día a día, o abrirme al mundo y enseñar como soy, de momento eso queda para mí y para los más allegados. Además hay que tener cierta gracia para contarlo y hacerlo ameno, y de momento no tengo ganas de dedicar mi tiempo a ello.

    Pienso que es como todo, hay personas que sienten la necesidad de contar su historia, de evadirse y lo hacen de la manera más acorde con sus gustos y preferencias; ya sea escribiendo o cocinando, todo depende de que se tenga bien claro que es lo que se quiere y lo que se pretende.
    Y ya que se hace, ¿porque no hacerlo bonito?

    Eso que te pasa a tí, creo que le pasa a todo aquel que no tiene una buena cartera y un buen espacio. Y eso por desgracia, hoy en día somos la mayoría, nos tenemos que conformar con un plato de cada y si puede ser de todo cien, mejor que mejor; además para que demonios querríamos 20 vajillas y mantelerías diferentes, je jejeje.

    El pan de remolacha es uno que todavia tengo pendiente, cuando lo ví hace ya la tira de tiempo en Mundorecetas, me quedé con las ganas de hacerlo, pero aun no me he puesto a ello. Tomo nota de tus errores para el día que lo haga.
    Por cierto, me encanta la primera foto.

    Besos.

    1. Gracias!

      Eres una de esas personas que sí leen lo que contamos. Gracias, gracias.

      Creo que tú te expresas mediante la imagen, nos enseñas mucho de ti en tus encuadres, los platos impecablemente montados, y las fotos espectaculares con que vistes tus recetas.

      Y tu blog me encanta.

  4. por favor que entrada más bonita… me ha encantado leerte. Siempre me gusta pero esta vez… me has encantado.
    Me gusta como te has abierto, haserfavó de no flagelarte !! :))) mis fotos son penosas y no veo forma de mejorarlas,porque me faltan medios, tiempo y talento. Yo no puedo estar poniendo ni siquiera el corcho, porque a menudo tengo que apartar los cubiertos de un puñao, poner el mantelito y hacer la foto mientras mi peque sopla por lo bajo para que no me salga el vaho en la foto.. jajajaja.
    Genial!!! genial lo que cuentas, como lo cuentas y el pan tambien, seguramente, porque yo no soy muy asídua de la remolacha..
    besos!

    1. Gracias!!!

      Creo que esto es una labor de hormiguita, poco a poco, mas de ir aprendiendo… aun así a veces las prisas mandan, y con peques alrededor… te entiendo!

      Aun así nos ganas con tus recetas originales y divertidas, y tus entradas llenas de gracia y espontaneidad!

  5. Bueno guapísima, como siempre, me río contigo aunque cuentes cosas serias, tienes una habilidad innata para contar historias. Mi primera sorpresa es que eres una chavala, envidia cochina. Aprecio esa sinceridad, porque yo soy de las que hablo, a veces más de la cuenta, después me siento fatal.
    Lo que tenemos es un blog culinario, no de fotografía, ni de vajillas ni mantelerías de alto nivel, así que me parece que más de uno y una, aunque no lo quieran reconocer, estamos en las mismas. Yo encima, hoy me he cargado mi camarita mientras fotografiaba el plato de la comida. Me he ido corriendo a buscar otra igual. Mi sorpresa, que era la misma pero más barata que el año pasado. No me lo podía creer. Claro aunque la marca es japonesa la fabrican donde todos sabemos…
    Aprecio que seas una de las que se lee mis recetas bajas en todo y serlo tuya incondicionalmente. Lo mejor de esto, el hacer amigos, aunque sea de forma virtual.
    El pan, lo tenía en mente ayer, pero era con cerezas y remolacha. Te ha quedado precioso y si encima te lo has comido a gusto, con o sin cervecita, me alegro un montón.
    Yo llevo desde ayer pensando si escribo algo así, como ha hecho otra gente, pero no sé si lo haré porque ya me enrollo bastante en cada entrada. Besitos

    1. Jajajaja chavala… gracias! Hace años que no me veo así XD

      Muchas gracias por lo que me dices, es verdad que últimamente cuento historias menos divertidas y aún así me río de todo, no es cuestión de llorar…

      Y no hablas más de la cuenta! O a mí no me lo ha parecido… no sé. Cuentas cosas de las que todos podemos aprender.

      Me encanta que nos hayamos encontrado, con nuestras recetas bajas en todo y aún así deliciosas. Me quedo esperando tu pan de cerezas y remolacha, me ha intrigado!

  6. Jajaja,..todos tenemos una sombra oscura y nadie es perfecto,.. somos del mismo gremio,…. empezamos de cero y hemos aprendido mucho,.. tú mucho más que tienes unas pedazos de recetas desde que te conozco impresionantes,.. y de las fotos no hablemos ,… las mías de ir por casa,.. al menos tú tienes más imaginación ….. ;cierto que hacía mucho que no te visitaba,.. pero ando enganchada al face, jaja,.. mea culpa… tú sigue siendo cómo eres… no cambies , besitos bego

  7. Me gustan tus “cosas feas”… algún día me animaré a contar las mías, que son muchas más, jajaja.
    En cuanto al pan, sólo por atreverte con él ya tienes toda mi admiración. Yo le tengo un respeto terrible, sólo he hecho panes facilísimos, y ahora quisiera lanzarme un poquito más.
    Tiene un color y una miga espectacular.
    Un besote.

  8. Hola encantada de conocerte, por casualidad me he tropezado con tu blog y lo estoy mirando, y me gustan mucho las recetas que haces como por ejemplo este pan tan delicioso.Y también me han encantado las reflexiones de la vida me parecen muy interesantes, por eso con tu permiso que quedo en tu cocina, yo te invito a que cuando quieras te pases por el mio.
    Besitos.

  9. Dando un paseo por tu blog he llegado hasta aquí y caramba en la de cosas que coincidimos (lo que me he reído), creo que todos somos humanos y por eso mismo es tan divertido vivir la vida. Un abrazo.

Habla ahora o calla para siempre...