PAN NAAN INTEGRAL AL 100% [La simplicidad]

CAL 259,4 · HC 44,8 · PR 10,8 · GR 5,2 [100 GRS]

Naan 1
Naan 4 Naan 5 Naan 6
 
Tic tac. Tic tac.

Qué receta hago, qué receta hago.

Tic tac.

Adapto una.

Tic tac. Tic Tac.

Una sencilla…

Tic tac.

Me complico la vida. Venga, va. Aquí una valiente!

Tic tac.

Y así hasta el lunes antes.

Así llevo el mes entero. Buscando y rebuscando y nada, que nada me convence.  Acabaré quedándome fuera del #Baketheworld. Tengo dos finalistas, dos recetas de naan que pueden ser la elegida. Pero no consigo inclinar la balanza.

Hasta que se ha inclinado sola.

Porque ante mi incapacidad congénita para decidir pequeñas cosas [las importantes las suelo decidir sin pensar, pa’qué] empecé con una de las recetas… para continuar con la otra.

Y es que cuando la amasaba yo veía que aquello no acabaría bien. Debo decir que la finalista no-elegida, no estaba mal-mal, pero sí estaba peor-mucho peor, y por eso no verá la luz.

Era una receta simple, sencillita, amasar, levar y al horno. Pero no… la masa era pegajosa como un demonio y ni añadiendo harina me hice con ella… no levó bien y la tuve que retardar toda la noche en la nevera [tras lo cual me encontré una preciosa bola de masa gigantesca y llena de burbujitas] pero conforme la amasaba no estaba nada convencida…

De modo que según terminé de amasar, me fui corriendo al libro de Peter Reinhart [sí, el de siempre] y me hice un croquis de su receta. Yo que soy la orgullosa hacedora de una preciosa y perfecta masa madre por el método de Peter [el más enrevesado, difícil y lento que he conocido] me di de narices con un pan que se hace únicamente con levadura. Leches. Y mi masa madre poniendome ojitos. Y yo haciendole pucheritos.

Buenooooo digamos que en la primera receta hice trampa y usé masa madre en vez de levadura [y así me fue: levó después de toda la noche, un levado perfecto, diré. Pero salió muy ácido, por algo no había que mezclar yogur y masa madre de centeno integral…].

Y en esta versión que os traigo, he sido del todo fiel a Peter, y a pesar de que a mitad de proceso me barruntaba lo peor [esta masa apenas ha subido…] el resultado ha sido espectacular. Supongo que no leí la parte de que la masa sólo iba a levar 1,5 veces, que me leo solo las instrucciones que considero oportunas, y así me pasa después.

Es un naan plano, sencillo y desnudito. Pero hay más. Si en el momento de desgasificar lo rellenamos, podemos tener estas variantes [entre otras]:

Kema naan, relleno de carne picada y especias, casi siempre cordero.
Amritsari naan, relleno de patatas, cebolla y una gran cantidad de especias.
Peshwari naan, dulce, relleno de pasas, coco rallado y frutos secos. Tentada estuve de hacerlo pero olvidé poner el relleno en el momento adecuado.

Pero aquí, sin rellenar, planito, hinchado, precioso y muy integral.

Naan 3

INGREDIENTES
[2 PANES INDIVIDUALES]

Harina integral de trigo, 150 gr [tener a mano el tarro por si hace falta más]
Yogur natural desnatado, 125 gr
Mantequilla fundida, 10 gr
Sal, 3 gr
Levadura seca de panadero, 1 gr [o 3 gr de levadura fresca]

 

MODUS OPERANDI

Vamos a hacer un pan 100% integral de fermentación retardada. Un pan sencillo, ya que no necesitamos desarrollar miga, que es donde invertimos más esfuerzo en los panes integrales.

FASE 1: MEZCLADO Y AMASADO

En un bol mezclamos todos los ingredientes hasta tener una masa compacta y homogénea.

Sacamos la masa a una encimera, y hacemos el primer amasado de unos 2 minutos, añadiendo harina si se nos pega demasiado a las manos. No es interesante añadir muuucha harina, la masa se irá doblegando según se amase, solo añadimos lo justo para poder trabajar.

[De hecho, yo no añadí nada, pero no me importa trabajar masas ligeramente pegajosas, les aguanto bien los amasados]

Damos 5 minutos de descanso, nos vamos a hacer otra cosa… si está 10 minutos tampoco pasará nada.

Amasamos otros 3-4 minutos, metemos en un bol previamente aceitado o enharinado, y lo tapamos con film.

Dejamos reposar la masa a temperatura ambiente unos 15-30 minutos, y después la dejamos en la nevera entre 12 y 36 horas, como mejor nos organicemos.

Naan 2

FASE 2: AMASADO, FORMADO, HORNEADO

Puede ser el mismo día [si has hecho la fase 1 por la mañana] o al día siguiente.

Desgasificamos ligeramente la bola de masa,  la dividimos en dos porciones y les damos forma de bola. Las espolvoreamos con un poco de harina, las tapamos con film o con un paño, y las dejamos levar de nuevo unos 45-60 minutos.

Pasado este tiempo, vamos a estirar los panes, de uno en uno y en tres veces. Esto ayudará a que la masa se relaje despacio y nos deje estirarla más, aunque si tienes prisa lo puedes hacer en una sola vez.

Primer estirado: Hundiendo los dedos en el centro de la masa, vamos formando un disco de 6-8 cms de diámetro. Esperamos un par de minutos, no hace falta más.

Segundo estirado: Con las manos o con un rodillo, estiramos la masa hasta tener un disco de 12-14 cms. Esperamos otros dos minutos.

Tercer estirado: Con las manos o con un rodillo, estiramos la masa hasta tener un disco de 18-20 cms, que será su tamaño final. El alto de la masa será alrededor de 3 mm. Ahora dejamos que repose 5 minutos.

Horno: A la máxima temperatura que tenga nuestro horno, lo cocemos unos 5-6 minutos, aunque lo vamos comprobando [un horno tradicional indio para este tipo de pan alcanza más de 500º, cualquier temperatura alta está bien, eso sí, ajusta el tiempo!]

Naan 7

Naan 8

42 Comments

  1. Como me gusta cuando se hornean y se hinchan, son preciosas! Oye? tú eres toda una entendida con el pan, yo estoy muy torpe todavía y eso que los panes planos no sé porqué los veo más fáciles, igual me equivoco, jeje, pero el resultado es espectacular.
    Un besito

    Reply
  2. Ay Ana, como te entiendo! Creí que tendría que tirar la masa de lo blandita que me había quedado, pero no, resulta que la consistencia la adquiere en el último amasado con el extra de harina…
    Te ha quedado perfecto, muy hinchado!
    Besos.

    Noelia – Petite Recette

    Reply
  3. Que chulis te han quedado, ha merecido la pena todo el recorrido hasta llegar a estos panes, jeje, y además integrales, tendré que probar.
    Saludos panarras.
    mirecetario.es

    Reply
  4. Me encanta leerte, pero yo no hago pan, jajaja. Y si a tí que eres la bomba ya te da problemas la masa madre y la madre de las masas, pues no veas a mi!! Eso si, el resultado tiene una pinta deliciosa, para no dejar ni las migas!
    UN beso grande

    Reply
  5. Me sorprende mucho tu periplo y complicación con la masa, es un pan bastante sencillo, hombre la verdad es que yo tengo que reconocer que tengo amasadora y claro, facilita mucho, eso de que se te pegue la masa en todas partes y por todos los dedos pasó a mejor vida… ¡¡cómprate una, no te arrepentirás!!
    Besos
    Nieves

    Reply
  6. asj

    Qué bien te ha quedado, a mi me pasa lo mismo: me paso más tiempo decidiendo qué cocinar que haciéndolo!! jajaja y peter es peter, yo también recurro a él.
    besos guapa

    Reply
  7. Hola,
    Yo también he usado harina integral.
    Me ha resultado curioso que has dejado reposar la masa un montón en el frigo y el pan se ha ahuecado un montón.
    Muy buena pinta!!!!

    Reply
  8. Ayyyy, que aquí me has tocado la fibra. (La fibra eeeeeeh, hoy estoy de un chistoso que lo parto, no me hagas caso). Pues resulta que hay aquí un restaurante indio, al que llevaba mucho sin ir pero de este finde ya no se pasa, que hace un tikka masala que te mueeeeres. No lo he probado igual en ningún otro sitio y también tienen pan naan para acompañar buenisísimo. Mis favoritos son el de queso y el de miel. Tengo que ver si hay el de frutos secos que ahora que lo he leído me ha entrado curiosidad. Tienes que probar a rellenarlos, no es un consejo, ¡es una orden! jajaja
    Un aplauso para ti por todo el trabajo que te has dado masa madre para arriba masa madre para abajo. Aunque al final, o a mí por lo menos me pasa, cuando da tanta guerra y después sale bien te quedas mucho más satisfecha.

    Un besito guapa

    Reply
  9. Menuda odisea tuviste con el reto panadero de este mes :). Al final te quedaron unos naan integrales maravillosos, si es que se ven perfectos! Para comer un curry o un buen guisote tienen que ser una delicia.

    Un abrazo

    Reply
  10. Yo es que con las masas de pan me llevo regular, la que hago me sale ya creo yo que por tanto insistir, jaja. Pues te ha quedado genial para tardar tanto en decidirte, esta opción fue la mejor, tiene una pinta estupenda, muy rico. Un besazo y buen finde.

    Reply
  11. No me queda más remedio que quitarme el sombrero… qué envidia me dais cuando os veo los panes tan ricos que sois capaces de hacer… me parece tan complicado, que nunca me atrevo a hacerlo. Eso sí, de buena gana me iba a tu casa a cenar y probar ese pan tan rico.

    Un besazo

    Reply
  12. Qué bueno! Me encanta el pan naan. Es de los pocos panes que me han salido bien a la primera! jajjaja Será la falta de práctica, y estar siempre comiendo verde, que cuando me pongo con las masas no siempre triunfo. ¡Tu has salvado la receta con la mezcla de las dos y te ha quedado a la perfección! Ahora un buen cuenco de curry de champiñones, ¡y a comer! :D

    Reply
  13. Jajajajaja, me he reído mucho con toda la odisea previa a la elaboración del pan!! Si es que somos un caso… yo también miro y remiro hasta que me decido. Y me ha parecido una idea estupenda hacerlos integrales!! Besos

    Reply
  14. Qué valiente eres, Ana. A mi, aunque no te lo creas, me siguen imponiendo hacer masas a mi antojo porque el mundo de las harinas es … ¡eso, un mundo! Tú trabajo y esfuerzo siempre es el doble que el de cualquiera de nosotros porque siempre adaptas la receta a lo que va con tu estilo de vida y de alimentación. No tienes mérito tú ni ná :)

    Menos mal que te dio por mirar el libro de Peter, que si es el tuyo de siempre, confianza te da, ¿no?

    Ains, ese relleno para el pan dulce … ¿En qué estabas pensando, muchacha? Pues está bien, pero que bien rico. Así que ahora que le has cogido el tranquillo, ¿no te animas a hacerlo relleno de dulce? ;)

    Besos y feliz semana.

    Reply
  15. Tic tac. Tic Tac. por qué será que a las cosas más sencillas le damos tantas vueltas a la cabeza… Tic tac. Tic Tac menos mal que al final se inclinó la balanza y los pucheritos tuvieron su recompensa…

    Abrazos

    Reply
  16. pues eso, que luego de tanta peripecia has logrado unos naan maravillosos y perfectísimos! además sencillos y seguro que buenos buenísimos, no, lo siguiente!
    y esa maravilla cuando se hinchan en el horno… que no salgo a hacer unos porque ahora no tengo tiempo…que si noooo…
    muchos besos, mi niña!

    Reply
  17. Ana, este pan te ha quedado estupendo. Bueno, sí, a veces las cosas se nos complican – o nos las complicamos nosotras mismas, lo que ocurra primero – pero los resultados saben a gloria, ¿verdad?… Me encanta el pan naan (con rellenos dulces o sin carnes y sin nada también, claro) y éstos se ven de mil maravillas.
    ¡Saludos!

    Reply

Habla ahora o calla para siempre...