SPAGHETTI CON TOMATES ASADOS [El horno es la solución siempre]

CAL 464,9 · HC 66,3 · PR 10,3 · GR 18,5 [POR RACIÓN]

Spaghetti tomates asados 3Spaghetti tomates asados 1

Yo tengo una teoría en la vida: el horno resuelve todos mis problemas.

¿Plátanos pochos? Horno ven a mí, y hornéame unos muffins de plátano y avena

¿Demasiadas naranjas? Horno ven a mí, y deshidrata un puñadito

¿Tomates verdes pero pochos en riesgo de echarse a perder? Horno ven a mí, y ya veré que hago después con ellos.

Y así, todo el rato.

Una cosa que pasa cuando haces pan en casa, y yo lo hago cada 3-4 días, es que enciendes el horno muy a menudo, y ya que estás… aprovechas.

A mí me gusta meter cosas al horno, casi casi por diversión. Y cuando lo enciendo, rentabilizo. Como la idea es que al lado de lo que horneo por lo general hay un pan cociéndose, tengo que tener en cuenta algunas consideraciones como:

  • No me mola cortar una rebanada de pan por la mañana, ponerle mantequilla, mermelada de moras y… acordarme de que cuando lo cocí, metí al lado unas sardinas – puajs
  • Tampoco me suele gustar que el pan tenga un sabor extra de recuerdo a cordero asado con ajo y romero, especialmente el pan dulce
  • Y para nada querría desayunar pan con reminiscencias de tortilla al horno de coliflor.

Así que me reservo para estos momentos sabores contenidos, suaves o al menos, que no molesten en el pan: verdura, fruta y cosas dulces en general [el recuerdo a chocolate no está mal nunca y en ninguna parte].

Así que andaba yo compartiendo horno de pan con una fuente de tomates, que no sabía ni para qué los asaba, simplemente estaban en la nevera, entre verdes y pasados, y no se me ocurría que hacer con ellos y los asé. La verdura asada siempre sirve para algo.

Y al día siguiente cuando los ví, decidí que aquellos planes de hacer una pasta acompañada de salsa de nata y champiñones bien podrían reconvertirse en una salsa de tomates asados, champiñones y ajo negro [porque sí, porque lo voy echando donde se me ocurre] y oye, que quedó estupendo y todo.

Una sola advertencia: Controla tus impulsos con los tomates y el azúcar. No hagas mermelada, aunque en la receta te recomiendo poner algo de azúcar si los ves muy verdes o muy ácidos, no te pases… en el horno los azúcares propios del tomate subirán y los harán melosos y dulcecitos.

Spaghetti tomates asados 5Spaghetti tomates asados 2

SPAGHETTI CON TOMATES ASADOS
[2 PERSONAS]
 
Spaghetti  integrales, 150g
Tomates, 4 medianos [unos 400 g]
Champiñones, 150 g
Cebolla, media [100 g]
Ajo negro, 4 dientes [o 2 dientes de ajo fresco normal]
Vino blanco, 100 ml
Aceite, 2 cucharadas [30 ml]
Azúcar, 1-2 cucharadas [15-30 g]
Sal

 

MODUS OPERANDI

Para los tomates asados

Cortamos los tomates en gajos, no muy grandes para que se asen bien. Un tomate mediano está bien en 4-6 gajos.

Los colocamos en una fuente apta para horno, sazonamos con una pizca de sal, añadimos una cucharada de aceite y el azúcar, y los removemos para que impregnen bien. Si usas ajos normales, mete los dos dientes pelados y sin partir al horno junto con los tomates. La cantidad de azúcar dependerá de la acidez de los tomates, si son muy rojos y maduros, puede que no necesiten.

Los metemos al horno, a 200º durante 30-40 minutos, hasta que estén blanditos y melosos. Si vas a encender el horno para hacer galletas, pan o un bizcocho, aprovecha y mete los tomates en ese momento, no aportarán nada de olor a tu postre. Y si los asas a 180ºC [temperatura normal para un bizcocho, por ejemplo] sólo tienes que darles 5 minutos más, o 10, hasta que los veas hechos.

Los reservamos en la misma fuente, y si queremos cambiarlos a otro sitio, recogemos todos los jugos que han soltado durante la cocción, y los guardamos también. Eso es puro sabor, no lo desperdiciamos.

 

Para la pasta

Sólo tenemos que cocerla en agua con sal el tiempo que te indique el fabricante, y escurrirla. Mientras se cuece, podemos hacer la salsa y estará todo listo al tiempo.

 

Para la salsa

Tenemos los tomates asados ya listos para usarlos. Los troceamos en daditos, que serán más manejables en una salsa. A partir de aquí, podemos comenzar.

En una sartén ponemos a calentar una cucharada de aceite, y cuando esté listo pochamos la cebolla cortada más bien menuda con una pizca de sal. Cuando veamos que la cebolla está blandita, añadimos a la sartén los champiñones laminados o cortados en daditos, como más nos guste, con otra pizquina de sal, muy poca que la cebolla ya tenía. Dejamos que se cuezan unos minutos y añadimos el vino blanco. Dejamos que cueza todo junto de nuevo hasta que evapore el líquido.

Ahora añadimos los tomates, con los jugos que han soltado, y el ajo [tanto si usamos negro como si hemos asado ajos normales, lo troceamos un poquito antes de echarlo]. En el caso de que el tomate no conserve muchos jugos, podemos ayudar con un poquito más de vino blanco.

Una vez la salsa esté lista, sólo nos queda emplatar, bien la pasta y la salsa por separado, o unirlo en la sartén para que se liguen los sabores.

NOTA. La salsa es gruesa, poco líquida, y no va a quedar embebida en la pasta, por lo que te recomiendo mucha generosidad de salsa. Si quieres algo más parecido a una salsa tradicional para pasta, lo que tienes que hacer es trocear bien tanto los tomates como los champiñones y dejar algo más de líquido añadiendo junto al tomate un poco de tomate triturado de lata o tomate fresco rallado [si sólo añades vino y te pasas puede dar demasiado sabor]. Pero yo creo que así queda muy bien también y el sabor de los tomates asados queda más realzado y rico.

Spaghetti tomates asados 4

23 thoughts on “SPAGHETTI CON TOMATES ASADOS [El horno es la solución siempre]”

  1. Que rico!!!! Y yo que me creía una incondicional del horno, jajajaj,me parece que me ganas y todo. Me has picado la curiosidad con lo de las naranjas deshidratadas, jeje, a ver si nos pones un día como lo haces y para que sirven luego, jiji, por pedir que no sea :P
    Besote!!!!!!

  2. I si tienes calabazas…asar calabazas, tostar semillas de calabaza… Heheh… Viva el horno!
    I estos espaguettis tienen que estar bien ricos, con este tomate asado!
    Ptnts
    Glòria

  3. Ana, gracias por los consejillos sobre las posibilidades de dar una personalidad múltiple al horno, y por las combinaciones posibles e imposibles. Lo único que acoquina es la factura de la luz!

  4. Me has hecho reír, jajaaaaa, lo del pan con sabor a sardinas es muy bueno!!
    Me encanta el horno, cada día más, pero fíjate que nunca hago pan con otra cosa, es bueno saberlo!!
    La pasta de lo más apañada, con un poco de aquí y otro de allá, tremendo plato que te has marcado, tiene que estar bien rico!!
    Besotesss

  5. Buenooooooooooo segundo intento por que hace una hora o mas deje un comentario y me dio error sin poder entrar en tu blog a ver si ahora si lo consigo.
    Y yo que pensaba que le sacaba mucho partido al horno ,nunca se meha ocurrido asar tomates para aprobecharlos ,eso si desde hace tiempo solo lo uso por las mañanas desde me llego una factura impresionante sin haber usado la calefaccion , el horno consume muchisimo y yo horneaba dia si y dia tambien galletas y bizcochos jajaja.
    Seguro que tus spaghetti estaban de muerte relenta con los tomates asados y los champiñones a las fotos e ingredientes me remito me gustan todos y todos,te ha quedado una receta divinsima.
    Bicos mil wapa.

  6. Que delicia de plato, como me gusta la pasta !!!

    El horno es mi mejor aliado, sobre todo desde que hace unos años lo cambié y puse uno pirolítico, ahora no me da pereza ninguna usarlo, porque como no tengo que limpiarlo, que se limpia “solo”

    Saludos

  7. Mola tu técnica esa de solucionarlo todo con el horno. Yo hago algo parecido con las cremas y batidos, jejjee.

    No quiero ni imaginarme cómo tenían que estar esa salsa con tomates asados. La pinta es espectacular…Mira que llevo tres días comiendo pasta (no preguntes, jejje) pero es que ¡me cenaba este plato hoy mismo!

  8. Ana, el horno siempre nos salva. Es un aliado indiscutido y nos ayuda, incluso, a terminar de decidir qué cocinamos con lo que tenemos en casa… Tu receta es prueba de ello ;) Esta pasta te ha quedado estupenda y muy sabrosa, sin dudas.
    Me he reído como loca imaginándome el pan con una sabrosa mermelada de moras y sabor o aroma a sardinas o a coliflor :P
    Besos y que estés muy bien.

  9. hola!! una buena combinación, si y muy rica. Pero el ajo negro para mi lo borda, porque me encanta, lo he probado poco y tengo ganas de repetir, me gusta mucho el sabor y el toque tan especial que da a los platos. beso!

  10. Yo soy como tú, aso todo lo que se me ponga por delante, y aprovecho cuando lo enciendo para meter de todo, normalmente por turnos porque es un horno chiquitín. Y las verduras y hortalizas asadas siempre son BIEN. La fruta también. No solo salvan las pochas, también los vegetales sosos con poco sabor ganan muchísimo después de asados.
    Mmmm, con ajo negro, me encanta! Y lo mejor cuando tienes verduras asadas sin saber qué hacer con ellas, es mezclarlas con pasta o con algún grano, éxito seguro :D.

  11. El horno es mi ayudante fiel, aunque alguna vez saca mas humo y olor de lo recomendable jaja.
    Buen plato de pasta que siempre es bienvenida así de esta manera.
    Buen finde
    Bss

  12. Buenísimos estos spaguettis, así con la salsa gruesita se pueden sentir todos sus ingredientes, que rica receta!! De acuerdo contigo y nuestro amigo el horno :) y nada como el pan hecho en casa, a ése si toca respetarlo por completo y mas si lo hacemos con MM.

    besos!

  13. Yo no le saco el provecho que debería al horno, pero bueno es saberlo, además no me gusta nada que los tomates se queden pochos, casi siempre termino haciendo salsa pero al fuego, ahora probaré el toque rústico…la pasta una delicia siempre.

Habla ahora o calla para siempre...