TORTITAS DE ANIS [Mi móvil es un zombie]

CAL 462,7 · HC 54,2 · PR 7,2 · GR 25,3 [100 G]

Tortitas anis 3

Tortitas anis 4Tortitas anis 6

Limpieza general.

Mocho, pelos atados, pijama y zapatillas, chaqueta viejuna de estar por casa. Y así, con el cubo de la fregona a mitad y apunto de terminar de fregar todos los suelos, mocho en una mano, móvil con whatsapp en la otra hablando con nosequién.

Música ambiente: Def con Dos.

El primer error fue guardar el móvil en el bolsillo de la chaqueta, que está tan vieja que es un puro harapo. El segundo, inclinarme para coger el cubo de la fregona. La gravedad hizo el resto.

Mi móvil [D.E.P.] no sabe bucear. Lo suyo es la vida social, las conexiones de datos que se agotan el día 25 de mes, y las llamadas del dentista confirmando la cita. Pero el submarinismo no cuenta entre sus aficiones. Que ya podría.

Cuando tu móvil, con un pequeño pero importante pedazo de tu vida se sumerge en el cubo de agua sucia de la fregona, pasan unos instantes hasta que puedes tomar una decisión sensata.

Yo no lo hice. La decisión que tomé fue lamentarme lo que una se puede lamentar de perder un móvil un poco viejuno que iba ya a pedales, sentirme tan idiota como la ocasión merecía, y dejar el móvil en la encimera sin querer enfrentarme a buscar una solución. Y prepararme para el golpe emocional de tener que pagar por un móvil nuevo.

Tras un rato sin prestar más atención a mi pequeño apéndice sumergido [que no sumergible] de pronto me di cuenta de lo sucio que estaba, y pensé que no había nada más lógico que lavar el smartphone bajo el grifo de agua fría para que se quede limpito y reluciente.

Sí, no me juzguéis. Me pareció buena idea. Ahora con distancia, lo cierto es que no me lo parece tanto.

Así que ni corta ni perezosa, dejé a un lado la limpieza de la casa por un momento, desmonté el móvil y metí todas y cada una de las piezas bajo el chorro de agua fría del grifo. Y oye, limpio, quedó.

Hecho eso, recordé aquella leyenda urbana que decía que podías meter el móvil en un recipiente con arroz y que se secaba entero y podía funcionar de nuevo. Hasta se decía que alguien conocía a alguien cuya prima tenía un cuñado al que le había ido bien con este sistema.

Abrí el armario de la cocina, resignada a sacrificar un puñado generoso de un muy buen arroz basmati que me hubiera hecho más feliz siendo un pilaf, y tras mucho pensarlo, decidí dar una oportunidad al cuñado de la prima de alguien, por eso de intentarlo todo antes de dar la batalla por perdida y el móvil por difunto.

La parte que sigue de esta historia os va a costar creerla. Pero podéis hacerlo, esto ocurrió así.

El móvil pasó una noche entera enterrado en arroz basmati [snif] y cuando al día siguiente arrejunté en orden todas las piezas, coloqué la batería en su sitio y cerré la carcasa… di al botón de encender… y se encendió.

Sí.

No sé si era un móvil resucitado o un smartphone zombie. Pero funcionaba.

Cierto es que no podías encenderlo ni apagarlo si no estaba conectado al cargador. Y que el táctil nunca volvió a ser el mismo y a veces tocabas un punto de la pantalla y se activaba otro. Pero oye, funcionar, funcionaba.

Que no es poco. La batería parece que también quedó un poco tocada tras el incidente, y duraba menos. Pero iba.

Al menos, las dos o tres semanas que me llevó elegir un nuevo teléfono, descargar toda mi información y hacer copias de seguridad de todo lo imaginable, y dejar este teléfono como ese teléfono viejuno que todos tenemos por algún cajón por si acaso un día se nos estropea el nuestro. Y hasta se lo presté unos días a una amiga y le funcionó y todo.

Y todo esto os cuento, worldbakers, que yo venía a traeros estas tortitas de anís de esta edición de #baketheworld pero se me va la pinza y os cuento la vida.

Tortitas anis 7Tortitas anis 1

 

INGREDIENTES
 
Harina de trigo, 200 g [puedes usar harina floja, no tiene que ser de fuerza, aunque puede serlo si quieres]
Aceite de oliva, 75 g [imprescindible un buen aceite de sabor pronunciado]
Agua, 75 g
Azúcar, 10 g
Sal, 1 g
Levadura seca de panadería, 2 g
Anís verde en grano, 4 g [o media cucharadita]
Sésamo, 4-5 g [o media cucharadita]
 
Aparte 
Azúcar para espolvorear las tortitas

 

MODUS OPERANDI

En un bol ponemos los líquidos, y batimos bien con unas varillas para que se integren lo que buenamente podamos, que no será del todo… es agua y aceite y tenderá a separarse.

Añadimos de una vez la harina, el azúcar, la levadura y la sal. Removemos hasta que se forme una masa y cuando lo tengamos, lo pasamos a la encimera, limpia y seca.

Comenzamos a amasar. Tardaremos unos diez minutos, es importante que quede bien amasado para que el resultado sea el que queremos, crujiente y hojaldrado. Cuando acabemos, añadimos a la masa las semillas de anís y las de sésamo, y amasamos de nuevo hasta que queden bien integradas.

A mí personalmente no me gusta amasar durante mucho tiempo masas con semillas duras incorporadas. Dicen que desgarran las fibras y que las masas no responden igual. Yo no os puedo asegurar que el motivo sea ese, o tal vez sea otro, pero sí os garantizo que los panes que se amasan con las semillas dentro, excepto si son granos hervidos y blandos, no levan igual y no quedan con la misma miga. Yo las incorporo al final del amasado y solo doy unas pocas vueltas para que se integren bien.

Dejamos levar nuestra masa en el bol, cubierta con un papel film, y en un lugar tibio y alejado de las corrientes de aire [el horno apagado o un armario son lugares perfectos]. Si es invierno podemos cubrirla con una mantita polar fina que no pese mucho, la ayudará a levar antes. Esperamos a que doble su volumen. Eso con calor serán 50-60 minutos y con frío hasta 120, es mejor ir vigilando la masa y no guiarse tanto por el reloj.

Una vez ha levado, partimos pequeñas porciones de masa usando un divisor de masas o un cuchillo afilado, nunca la desgarramos con los dedos. Las boleamos un poco, y las aplastamos con la mano hasta tener pequeños discos de masa de unos 10-15 centímetros de diámetro. Puedes usar un rodillo si te resulta más cómodo.

Las espolvoreamos con azúcar, y las metemos al horno: 180º unos 10-12 minutos, pero igual que con el tiempo de levado, cada horno es un mundo y es mejor vigilar que no se tuesten demasiado.

Las dejamos enfriar en una rejilla.

Si haces varias tandas [con estas cantidades salen unas 16 tortitas y en un horno doméstico serán dos tandas] no estires las tortitas de la segunda tanda hasta que la primera esté fuera del horno, no nos interesa que leven ni que se encojan, tienen que entrar al horno recién estiradas.

Tortitas anis 2

Tortitas anis 5

27 thoughts on “TORTITAS DE ANIS [Mi móvil es un zombie]”

  1. jajaja, la verdad es que debe dar pena cambiar de movil (el mio tiene 5 años y va lento pero me cuesta trabajo cambiar y pagar lo que valen hoy en dia,…), pero lo del arroz lo hemos oido tambien y parece que funciona!
    La receta nos encanta, tienen una pinta estupenda y seguro que las haremos pronto!!

  2. Tu historia del movil me suena muchísimo ya que a mi me paso algo similar pero el mío fue directo a la basura ni arroz ni cosa parecida lo arreglaba.
    Estas tortas me parecen riquisimas!!?
    Besos crisylaura.

  3. Me encanta leer tus post, siempre me los leo de pe a pa, y esto no lo hago con todos los blogs, pero me gustan tanto lo que cuentas que no puedo perderme ni una entrada. :) Mi móvil también es viejo, auqnue no es un smarthphone de estos de hoy en día, tener no tiene ni cámara, pero para llamar y que me llamen me sobra, jejej. Las tortitas tiene una pinta estupenda, me comía unas cuantas con un buen cafelito ahora mismo! :)
    Un besote!
    Raquel

  4. Pues que suerte has tenido Ana, porque a mi hija le paso algo parecido (WC) tuvimos que ponernos guantes de operar para sacarlo, lavarlo y lleva dos semanas dentro de arroz y con un foco y nada de nada. Appel dice que si le damos 200€ nos da uno nuevo y yo como madre sigo pensando que hago ¡¡¡¡¡¡
    Por cierto con todo el trajín, las tortas te han quedado geniales.
    son de vico y están para morirse.
    Bssss y suerte con os pedales.

  5. Ay madre vaya historieta con el móvil. Mi conclusión es que no deberías limpiar tú jejeje. Las tortas de anís me pierden, pero no puedo comerme solo una….muy buena pinta a ver si me animo.
    Besos

  6. Yo me pregunto porqué no me ha pasado a mi lo del móvil casi como tú voy yo el día de limpieza, todavía no me ha caído en el cubo pero en el suelo muchas veces, si es que no se puede controlar todo…y por otra parte hoy va de tortitas, tengo que admitir que las de aceite nunca las probé aunque sí las de anís, y me gustan aunque son un poco peligrosas pues no paro con una mejor hacerlas cuando hay invitados ;)
    Un besito

  7. La culpa la tiene la limpieza, o la chaqueta esa de estar por casa, esos bolsillos, sin duda. Conozco a muchas que han hecho esto a propósito, do u know what i mean? Pues eso, uno nuevo y ya está. Las tortas a mi me han gustado mucho y me han parecido súper fáciles. Un beso guapa.
    Monie

  8. Tu móvil se lanzó a bucear en un cubo de agua sucia, pero el mio fue mucho mas osado y cerdete, ya que prefirió la taza del water. El arroz a mí no me funcionó, pero un ventilador industrial que tenemos en el curro consiguió que rescatase mi preciada información.

    ¿Y de las tortas que? Pues que nos las comimos a pares, jeje

    Bss

    Elena

  9. Que ocurrencias tienes Ana, mira que lavar las piezas del movil jajaja pero bueno, asi tienes movil nuevo. La receta de las tortas me la llevo que a mi marido le encantan. Besos

  10. Jjajajaja anda que no me he reido era leerte y verme en circunstancias similares el mio no se fue al cubo de la fregona si no al wc y no veas que rapido meti la mano para sacarlo y lo desmonte para secar con en el secador despues lo meti en un taper con arroz normal eso si y no solo me ha pasado con uno noooooooo , el año pasado recien estrenado movil se me cayo del bolsillo un dia que llovia a mares cuando me disponia a entrar en el coche y se fue derechito a donde mas agua habia en fins que lo mio y los moviles si los estreno no tiene buen final como dice mi costillo lo tuyo es eredar mis moviles que son los que te duran no los que compras por que a mi no me han regalado ni unooooooooo ni cuando los regalaban oiga ,jajaja
    Uummmmmmmmmmm las tortas no dudo lo mas minimo esten de rexupete se ven divinsimaaaaaaas ,tomo nota a mi madre le encantan estas tortas hace un rato se acaba de ir y me pidio que no le comprase nada para el domingo si no que le hiciera leche frita para el postre amen de la tarta que se me antojara que ese seria su regalo , por que me espera un fin de semana lleno de celebraciones que si no el sabado al venir de trabajar le hacia las tortas seguro que le encantaran pero de la semana que veine no pasan como traajo de tarde una mañana me pondre a ellas.
    Bicos mil y feliz puente wapisimaaaaa.

  11. Ay Ana! así que la leyenda urbana del móvil resucitado es cierta. Lo que no sabía es que tras ponerlo a secar había que hacer tortas de anís para que el conjuro funcione. Tomo nota de la receta… aunque no esperar´e a que seme vaya el móvil por el wc.
    Besicos!!
    Marisa

  12. ¡Menuda aventura vivió tu móvil! A mi me ha resucitado más de uno gracias al truco del arrocito, aunque mi basmati no lo toca nadie, redondo y va que chuta 
    Las tortas tienen una pinta genial, qué pena ver esa información calórica del principio de la entrada ¡no me ha gustado nada! jeje

    Un besito y gracias por participar,

    Clara

  13. Eso os pasa por ir con el móvil encima… con lo malas que son las ondas para el body!!! Yo me acostumbré a no llevarlo de aquí a allá cuando me quedé embarazada de mi hija. Me negaba a acarrear esas ondas malignas en el bolso que justo iba pegado a mi barriga… y desde entonces oye!!! Y lo feliz que soy que siempre me olvido el móvil en casa y no lo echo de menos :)
    Las tortitas… qué te voy a contar… que vaya pintaza tienen!!!
    besos

  14. Vaya baño que le diste al pobre teléfono, cuando algo electrónico se me moja yo le atizo con el secador de mano así calorcico a chorro para que no se resfríe pero a partir de ahora tendré siempre basmati en mi despensa. Oye y que las tortas fantásticas como siempre, me ha encantado esa caja… que no es caja para guardarlas ;)
    Saludos panarras.

  15. Ante un titular de móvil zombi me imaginaba una BSO con Alaska y aquello de “Mi novio es un zombi…” pero no, con Def con Dos la historia mola más.
    A una residente con la que trabajo le pasó hace unos meses, de hecho se mojó un viernes y lo metió en arroz un lunes y resucitó, pero poco, lo justo para salvar datos, pero algo es algo.
    Y ahora al tema culinario. Soy muy neófito con las masas, panes, galletas, bizcochos… con decirte que me he hecho con la panificadora alemana que todo el mundo conoce y no me salen los panes… y por eso me encanta que pongas tanta información de cómo, cuando o por qué hay que amasar, estirar, cortar, etc…
    Estas me las apunto para mi madre, que le encantan.

  16. Ana..venir a verte es darse un baño de buen rollo..pero eso ya te lo he dicho como unas mil veces, verdad?? ;)
    Las tortas deben de estar de muerte, pero si te soy sincera, hoy y con motivo de mi paseo semanal por la blogosfera y con la coincidencia del la publi del reto..estoy un poco cansada de hablar de tortitas..así que permíteme que te diga que la historia de tu móvil zombie es lo que más me ha gustado..sobretodo teniendo en cuenta que hoy no tengo un dia de esos en los que precisamente te sientes las más feliz del mundo mundial ;) en fin, que me sacaste más que una sonrisa una pequeña carcajada cuando nos cuentas que decidiste limpiarlo y después dejarlo reposar toda una noche bañado en delicioso arroz basmati ;)
    Gracias por hacerme sonreír :)

  17. A mí me salieron muchas pero fue un visto y no visto. Nos las zampamos sin dejar una miguilla. La verdad es que en líneas generales nos han quedado bastante bien. Yo creo que le hemos puesto cariño y eso se nota.
    Un besote,
    Mar

  18. Este mes el reto de las chicas de Bake the Word, ha resultado un regalo!!! parece que todas teníamos muchas ganas de prepararlas. Conseguiste unas Tortas de Aceite irresistibles!!! Besos,

  19. Pues yo ya soy un mito, porque conozco a DOS (una eres tú) personas a las que les ha funcionado lo del arroz.
    Qué fuerte lo mío.

    Las tortitas de anís son la debilidad de mi padre. Le recuerdo comiéndolas desde que recuerdo algo. Si se las hago igual llora.

  20. Ana, está claro que algunos celulares/móviles no han nacido para el buceo; sin embargo, ellos y nosotras no lo sabemos (o no queremos saberlo) y todo el tiempo andamos caminando por la corniza hasta que ¡Páfate! terminan en el inodoro/sanitario/excusado, balde/cubeta con agua sucia o limpia (que para los efectos da lo mismo…), desagüe de la calle y otras formas de líquidos contenidos o al libre albedrio que podemos toparnos por allí. Es verdad que creemos que el tema del arroz es más una leyenda urbana que otra cosa, pero conozco varios casos cercanos (de los que puedo dar fe) en los que, tras varios días de inmersión en un mar de arroz, se han podido reponer como quien vuelve de un prolongado coma y se entera de cuánta cosa ha pasado en el mundo (y en su persona) durante su tiempo de “ausencia”…
    En cuanto a tus tortitas: una delicia. Sencillas, que requieren un poquito de mimo (pero, como toda masa rica) y que nos darán más de un gusto. ¡Estupendas!

  21. ja.ja no eres la única al que el móvil le cae dentro de un liquido, a mi me cayo al rió pero rápido y veloz por la cuenta que me traía de la pasta que vale, lo pesque lo desmonte y puse a tomar el sol y mira aun funciona y de esto hace ya 2 años.Lo del arroz es verdad a una amiga mía le funciono después de caerse a aguas menores del WC.
    Unas tortitas que me encantan y son mis favoritas.
    buena semana
    Bss

  22. A mí se me ha caído varias veces pero por suerte se secó sin problemas, bueno la hora no la daba pero el resto perfecto, eso sí era un NOKIA de los antiguos y en la actualidad yo creo que ninguno resiste tanto como ese :)
    Sobre las galletas me han encantado y las fotos son preciosas :)

Habla ahora o calla para siempre...