COUS COUS DE UVAS Y QUESO [Y besos]

CAL 460,8 · HC 63,5 · PR 18,6 · GR 14,3 [POR RACIÓN]

cous cous uvas y queso3

cous cous uvas y queso4

Mi primer beso me lo dieron detrás de una tapia junto a un descampado. Todavía me acuerdo.

Era verano, y yo tenía uno de esos amores de verano que se tienen con diez años, que un día me cogió la mano, me llevó hasta el descampado donde jugábamos a la pelota y me besó. Así. Sin más.

Y fue raro. Porque cuando tienes diez años y nunca nadie te ha besado, piensas que después te tiene que pasar algo. Algo como que te crezcan las tetas, te salgan superpoderes o te hagas mayor de pronto. Pero  no pasó nada de eso. En su lugar, la tarde continuó paseando por el parque y ya.

Confieso ahora que me dio un poco de cosa, me pareció algo muy baboso y en general, no me gustó nada. Sí el hecho de tener esa primera conexión cósmica con otro niño de diez años, pero no el beso en sí. Bueno, digamos que con el tiempo he cambiado de opinión.

El niño fue mi primer amor oficial desde los diez hasta los doce o trece años, un noviazgo en la distancia. Ese niño vivía en Canarias y yo vivía en un pueblo del norte peninsular, con lo que nuestro romance fue de cartas [que todavía conservo, incluso las escribía dos veces para quedarme con una copia de las que enviaba en aquellos años sin fotocopiadoras a cada vuelta de esquina] y de llamadas telefónicas muy largas.

Como más allá de aquello seguimos manteniendo algún contacto puntual [felicitaciones de Navidad, cumpleaños] muchos años más tarde, con 24, este chico volvió a mi pueblo para visitar a los amigos con los que había pasado aquel verano ya lejano. Y quedamos. El tímido niño morenito y menudo se había convertido en un hooligan cocaínomano e indolente al que vi varias veces por puro compromiso y del que nunca más he tenido noticia.

Ahora debería estar sonando aquella canción de Presuntos Implicados que decía “…como hemos cambiado… que lejos ha quedado… aquella amistad”

Cosas de la vida. Que sigue su curso. Y claro, los besos cambiaron de rumbo, de intención y de todas las cosas en las que pueden cambiar los besos. Por suerte.

 

cous cous uvas y queso5

cous cous uvas y queso1

cous cous uvas y queso2

INGREDIENTES

Cous cous integral, 150 g
Agua, 150 g + caldo concentrado de verdura
Aceite de oliva, 1 cucharada [15 ml]
Queso tierno de cabra, 40 g
Uvas frescas, 40 g
Uvas pasas, 20 g
Nueces, 20 g
Arándanos deshidratados, unos pocos

MODUS OPERANDI

Ponemos a calentar en un cazo la misma cantidad de agua que de cous cous. Una vez caliente, añadimos el caldo de verdura y lo retiramos del fuego. Añadimos el cous cous inmediatamente, lo tapamos y dejamos que los granos se hidraten durante unos minutos [con dos o tres es suficiente].

Lo devolvemos al fuego muy bajito, añadimos el aceite de oliva [se puede usar mantequilla en su lugar pero con queso yo prefiero el sabor del aceite] y le damos unas vueltas rápidas, no más de un minuto. Esto hará que se evapore el exceso de agua que pueda tener, y el aceite dejará el grano más suelto.

Y con el cous cous ya hecho, solo nos queda preparar los demás ingredientes. Las uvas están peladas y despepitadas para que al comer sean suaves y gelatinosas, y no nos encontremos pellejitos o pipas. Las pasas que he utilizado eran muy frescas y no necesitaban hidratación, pero si no es el caso conviene dejarlas media hora en brandy o zumo de naranja antes de usarlas.

Mezclamos el cous cous con todo lo demás [pasas, nueces, uvas y arándanos] y si lo vemos necesario, añadimos un poco más de aceite. No necesita sal, porque el cous cous ya está cocinado con caldo.

Se toma tibio, ni caliente ni frío de la nevera.

Receta asaltada vilmente, con alevosía, premeditación y mucha intencionalidad a: Churretes de Cocholate para el #asaltablogs de este mes. Que somos chorizos, pero con principios.

 

46 Comments

  1. Qué maravilla de receta, tiene que ser una combinación muy buena. Agradecerte este rato leyendo tu entrada que me ha transportado a aquel primer beso, que fue con algún año más, y a esas cartas que aún se conservan y que los actuales wsp nunca podrán eclipsar. …cómo hemos cambiado, ….
    Gran asalto.

    Besiños

    Reply
  2. Besos… ¡como hemos cambiado! ¡cuanta razón compañera! Jajaja, para cuánto da que pensar unas uvas con queso, por aquello de que saben a beso…
    No has querido dulce ¿no? jajaja, has hecho bien, que no sólo de dulce vive el hombre y esta versión de cous-cous está de rechupete.
    Besos

    Reply
  3. ¡Hemos coincidido en la receta!

    Ya decía yo que me faltaban algunas uvas cuando salí de la despensa de Churretes de Cochoate.. :)

    Me ha encantado esa recreación del primer beso infantil. Me ha transportado a mi propio pasado. Esas cartas, esa distancia, ese encontrarte años después y ver que tú misma eres otra persona totalmente diferente y que nada tienes que hacer con ese otro individuo que una vez te supo a uvas con queso.

    ¡Genial asalto, entrada, redacción…! Ya te lo he dicho alguna vez, pero me encanta tu blog.

    Reply
  4. Laura

    Jajjaja, que malo es crecer a veces pero que suerte recordar tu primer beso, el mio no me debió de marcar tanto !! Una receta de lo más sorprendente y con lo que me gusta la sémola me parece que esta semana la pruebo. Besos (ups).

    Reply
  5. Ay qué impresión me ha dado lo de que el niñito de 10 años se había convertido en un hooligan cocainómano… Pero qué cierto es lo que nos cambia la vida y lo que te puede arruinar los recuerdos ver la realidad con el paso del tiempo. Me pasa con las series de cuando era pequeña. Las reponen y las veo con mis ojos de mayor y pierden la magia. Por eso me debato entre mis deseos de que repongan Candy Candy y mis deseos de que no la repongan para no joderme ese mito de mi infancia y que de repente la vea y me parezca una mierda de dibujos mal hechos y deprimentes. En fin, que mi primer beso fue un fiasco también… Como dices, el rumbo de los besos cambia, por suerte.
    Vamos al cous cous hija que de verdad qué cosa más mona y más apetecible! Y más buena para llevar de comer a la oficina! No necesito ni calentarlo! Esto me lo adjudico para los martes de aquí a la eternidad.
    Un beso!
    Beatriz

    Reply
  6. Hola Ana!! Que buena bonita historia, lastima que se convirtiera en esa persona… hubiera estado mejor no saber nada de el, así siempre es un bonito recuerdoooo… el cous cous se ve delicioso, buen asalto!!

    Besos

    Reply
  7. Qué bonito el primer amor!! Y qué preciosidad de fotos!! Y vaya recetón que nos has traído, encima con uvas que es la fruta que he elegido este mes para el RETO, así que espero verte este mes para que nos traigas más delicias. Y vaya hambre que tengo :)

    Reply
  8. Tú ves? A mí, me crecieron las tetas antes del primer beso, jajaja… creo que daba miedo a los chicos. Me ha gustado mucho tu entrada. Y ese cous cous me tienta, pero me lo tendré que hacer para mí sola. En casa no son muy de mezclar, y eso me para muchas pruebas.
    Oye, que me ha gustado esto de robar, que me pillen y salir indemne. Vaya que sí y, encima, con tantos compinches

    Reply
  9. Para que luego digan que como el primer beso no hay ninguno. Yo estoy también contigo, porque creo que en la mayor parte de los casos los primeros besos son más bien fruto del querer probar algo nuevo (y nunca mejor dicho – que nadie malinterprete mis palabras) para luego contar la experiencia a nuestras amigas, independientemente de si el chico en cuestión te gusta mucho o no.

    Pero ojito, que si tu pareja de aquel primer beso fue realmente una persona importante para ti, como aquel no habrá ninguno.

    Anda, que ya agradecerias que aquel primer beso no supusiera nada especial para ti, aunque yo creo que el contacto por medio de aquellas cartas podría querer tener como una continuidad, ¿no?

    Pero besos como el queso no los da nadie. Y te lo digo yo, gran enamorada de los quesos. Me gustan todos, no le soy fiel a ninguno, aunque también es verdad que alguno que otro no falta de mi nevera.

    Qué receta más rica, Ana. Me gusta todo lo que lleva. Menudo asalto que le has hecho a la Churretosa, eeeeeh.

    ¡Nos vemos! ;)

    Reply
  10. Que entrada más bonita. He entrado para ver tu receta del asaltablogs y me ha encantado todo, el blog y la historia. La de vueltas que dan las cosas. Yo de momento me quedo por aquí, que las uvas y el queso saben a beso y tu blog sabe a gloria. ¡Un abrazo!

    Reply
  11. Me ha cautivado tu entrada ….
    Si que has sido prematura !! o yo tardía!! Mi primer beso a casi cumpliendo los 18 jejeje
    No sabes lo que me gusta esa canción de presuntos implicados que mencionas…
    Y el cous cous lo catamos una vez al mes por lo menos .. pero con uvas nunca.
    Lo haré así un día a ver que tal..
    Besazos.

    Reply
  12. Ayyyy el primer amor…. me has hecho recordar, jajaja A mi mi primer beso también me lo dieron en una isla, en Menorca, en el puerto de Maó concretamente y sí, hace casi 40 años y aún me acuerdo ;-)

    Que raros son los primeros besos y que buenos que acaban siendo, casi tanto como este cuscus.

    Un beso y hasta pronto!

    Blanca

    Reply
  13. Hola guapa.
    Hemos coincidido en el robo, jajajaja, bueno había para todos.

    Que chulo te ha quedado la presentación, a mi me encantó y mira que al cous cous no le había pillado el punto, pero me ha encantado, tanto que he repetido y variado la receta.

    Bss.

    Reply
  14. catypol

    Qué valiente eres mirando hacía atrás, a mi a veces me da vértigo y con el tema chicos (uff!), peeeerooo, Raquel lo soluciona bien en su blog, tenemos recetas dulces para besos, amores, desamores o simplemente para disfrutar de un buen momento que al final es lo que importa, difícil elección esta vez pero veo que has salido por la puerta grande, deliciosa receta elegida.
    Un besito guapa

    Reply
  15. Uvas y queso saben a beso, y es verdad, que siempre que los convino me lo parece. Gracias por tu comentario en la tatin de remolacha. Tienes unas recetas muy chulas y me quedo siguiéndote. Un beso con queso.

    Reply
  16. isa reina

    pero que arte tienes! me pasó lo mismo con mi primer amor, lo dejé de ver y cuando pasaron los años, casi me muero de pensar en que estuve enamorada de él! jajaja
    por cierto el robo muy rico casi caso coincidimos porque soy mucho de cous cous,,,besos

    Reply
  17. Al igual que le he dicho a tu compi de asalto esta receta cae más pronto que tarde porque me encanta. Tanto el cous cous como la combinación de sabores. Buena elección.
    Un besito,
    Angi

    Reply
  18. Una receta muy tentadora con una historia aún mejor :) Pese a la ¿decepción? final, que lindo haber mantenido el contacto tantos años y haberos vuelto a ver una última vez hehe. Me ha hecho gracia y me ha encantado que escribieras dos veces las cartas, son esas cosas que ahora ya no pasan, inocencia y romanticismo están en peligro de extinción! Un besote

    Reply
  19. Un puntazo lo de la canción y como viene al pelo, eh? Visto lo visto menos mal que cada uno tomasteis vuestro camino. En fin que me encanta esta receta y no se como se me pudo pasar por alto al husmear en la cocina de Raquel. Las fotos me encantan! parece que puedo cojer una uva.
    Besos

    Reply
  20. Noemi TodoCooking

    Preciosa entrada, rememorando el primer beso de infancia, aunque después con el tiempo las personas cambien, los buenos recuerdos prevalecen! Preciosas también las fotos y el cous cous de lujo! Yo te pondría un 10!

    Reply

Habla ahora o calla para siempre...