HAMBURGUESAS DE REMOLACHA Y LENTEJAS [Comida sin complejos]

InvitacionWordpress

CAL 272,2 · HC 45,7 · PR 12,2 · GR 4,9 [POR HAMBURGUESA]

 

Hamburguesas de remolacha y lentejas

Hamburguesa remolacha 4
Hamburguesa remolacha 3

 

Esto de llamar hamburguesa a algo que no es una hamburguesa es una cosa como de frustrados. De andar por la vida generando expectativas. Como el que se compró la colonia de Jacks y aún no entiende por qué no le espera aquella jamona de la moto en el portal de su casa.

Porque tú te comes esto, y vamos a ser honestos: no sabe a hamburguesa. ¿Y por qué no sabe a hamburguesa? Pues porque no lo es. No tiene carne de ternera picadita, con su trocito de grasa de cerdo, todo churruscadito en un grill, su queso fundido por encima y su generosa ración de bacon chisporroteante y grasiento.

No. Son lentejas, remolacha y copos de avena con salsa de yogur. Y están buenas, ojo. Que nadie me lo ponga en duda.

No me quiero meter con los vegetarianos, pero es que me parece que enfocan mal la vida con esto de la alimentación. Que se pasan el día comiendo filetes de soja, chorizo vegetal ¡chorizo! y morcilla de berenjenas, por no hablar de los patés de setas o la leche de soja. Y claro, se frustran. Porque los filetes no saben a filete, el chorizo sabe a puré de avena y el paté de setas sabe a… setas.

Esto es tener muchos complejos. Porque los vegetales están buenos y no deben aspirar a parecer carne para que te los comas.

Esto de esforzarnos en parecer lo que no somos nos lleva a soluciones tan locas como los macarrones con boloñesa de soja y chorizo vegano, el picadillo vegetariano o el nomásplus del tocino vegano y los productos vegetales con sabor a pescado.

Reivindico los vegetales ricos, los platos sabrosos que llevamos toda la vida comiendo y que no tienen por qué llevar carne: el delicioso pisto, el zarangollo, los espárragos en vinagreta, la menestra sin jamón, la ensaladilla rusa sin atún, el revuelto de trigueros y setas, las patatas a lo pobre y las berenjenas con miel de caña.

Que antes en los pueblos mataban un cerdo entre varios vecinos y esa era toda la carne que veían los pucheros al cabo del año, que lo mismo nos pensamos que la carne a diario es una cosa de toda la vida. Antes, cuando además de ser pobres no nos financiaban la compra del super, comíamos más hierba que otra cosa. Y tan sanos que han crecido nuestros abuelos y nuestras madres.

Y por supuesto, adelante con la experimentación con distintos formatos, pero respetando, y con la cabeza alta. Igual que el bocadillo de ensaladilla no se llama pepito de ensaladilla porque no lleva un filetaco de ternera dentro, y la crema de queso no se llama paté de queso, tenemos que buscar un nombre normalizado y no acomplejado para todas esas cosas que aspiran a ser bicho siendo planta.

Y así, iremos por la vida con la cabeza bien alta y sin complejo de inferioridad, y nuestra comida no aspirará a ser algo que no es.

Pero hasta que lo tengamos resuelto, aquí van las hamburguesas de remolacha y lentejas que preparé para comer con nuestra compañera de piso, vegetariana, pero sin complejos.

Con esta receta participo en el Reto de Septiembre de Cocineros de Mundo en Google+ en el apartado de Salado

INGREDIENTES

Para las hamburguesas

Remolacha cocida, 450 g
Lentejas cocidas, 300 g
Copos de avena, 100 g
Cebolla morada, 100 g
Ajo, 3 dientes
Huevo, 2 medianos
Eneldo, 1 cucharadita
Comino en polvo, 1 1/2 cucharaditas
Tomillo, 1/2 cucharadita
Perejil fresco, un puñado
Sal

Para la salsa

Yogur natural, 25 g
Mahonesa, 25 g
Mostaza antigua, 5 g
Eneldo, 1/2 cucharadita

Panes de hamburguesa
Brotes de ensalada
Tomate
Cebolla morada

Hamburguesa remolacha 1

MODUS OPERANDI

Lo primero es tener preparada la remolacha, limpia y cocida, y las lentejas, cocidas y escurridas. O comprarlas ya cocinadas.

En un robot de cocina, picamos la cebolla y los ajos. Añadimos las remolachas en trozos grandes, y las trituramos ligeramente, hasta tener trozos del tamaño de granos de arroz aproximadamente. Incorporamos las lentejas y trituramos ligeramente, a baja velocidad. Lo justo para que unas pocas se rompan y otras queden enteras. Yo usé Thermomix, y la remolacha la tuve a velocidad 4 unos 15 segundos, y fue suficiente, pero esto como todo es un poco a ojo.

Una vez tengamos esta parte hecha, la pasamos a un colador grande, a ser posible con un paño de algodón o un papel de cocina, y escurrimos bien el líquido. Puedes dejarlo un rato hasta que escurra, o ir presionando con una cuchara para sacar el máximo zumo de remolacha que puedas. Es importante que no trabajemos la masa de las hamburguesas sin haber retirado el exceso de líquido que suelta la remolacha.

Pasamos esta mezcla ya escurrida a un bol grande, y añadimos los dos huevos ligeramente batidos, las especias y una pizca de sal. Lo mezclamos todo hasta tener una pasta consistente, y vamos añadiendo copos de avena hasta que la pasta esté lo bastante compacta como para formar las hamburguesas sin que se desmoronen.

Es interesante dejar reposar la mezcla una media hora, para que la avena absorba los líquidos, pero no es imprescindible.

En una sartén con una gota de aceite, vamos poniendo las hamburguesas. Si quieres que te queden redondas y perfectas, puedes usar un aro de emplatar: lo pones en la sartén, lo rellenas de mezcla, presionas y al cabo de un minuto lo retiras y haces la siguiente. No llenes la sartén de hamburguesas, vas a necesitar una espátula para darles la vuelta sin que se desmoronen y para eso te vendrá bien tener espacio.

Para la salsa, simplemente se mezclan todos los ingredientes hasta tener una salsa homogénea.

Para servirlas, ponemos en cada pan una hamburguesa, ensalada, tomate y cebolla a nuestro gusto, y un poco de salsa.

Notas

La textura de la mezcla es a gusto del consumidor. Cuanto más triturada esté, es más fácil manejarla pero también tiene menos encanto una vez acabada la hamburguesa.

Si no tienes lentejas, o no te gustan, puedes usar en su lugar garbanzos. Tendrás que triturarlos un poco más.

23 thoughts on “HAMBURGUESAS DE REMOLACHA Y LENTEJAS [Comida sin complejos]”

  1. Jaaaa que buena introducción… lo de la colonia de Jaks es algo que siempre me he preguntado, que tal le iría al que la compraras y la super woman no se enamorara de e jajajaja me quedo aquí contigo para siempre ya… lo que mas valoro de las personas es ese buen humor que tu has derrochado y eso que solo he llegado a los dos primeros párrafos pero mientras lloro de la risa, siento la necesidad de ir escribiendo para que sepas con detalle lo que tus palabras han provocado en mi!!!

    Esto de leer recetas para mi es un poco como lo de abrir una revista, yo SIEMPRE la abro por el final… no puedo… intento ir al principio pero algo me lleva de nuevo al final… así que después de ver tus maravillosas fotos. Luego me he ido directa a los ingredientes y tu modus operandi y después cuando he empezado a leer ya me he venido urgentemente aquí…

    Gracias por la receta pero sobre todo gracias porque con esta receta he conocido a una persona que quizás por mi falta de tiempo he pasado por la superficie de tus recetas… creo que estas recién migrada de blogspot o eso recuerdo haber leido… me ha encantado conocerte Ana.

    Un abrazo

  2. Genial tu entrada Ana!!!! Me has sacado una sonrisa de oreja a oreja y reflejas una gran realidad con un gran sentido del humor;)
    Por cierto tu hamburguesa tiene una pintaza fantástica!!!
    Besos y que disfrutes la semana ;))

  3. estoy de acuerdo, que buenos los platos vegetarianos de siempre, hummmm nuestras cocinas más tradicionales estan repletitos de ellos… hay que reevindicarlos, sí… aunque tu burguer de lentejas me parece muy interesante… una forma distinta de comer lentejas y no aburrirse y además bien sana… un beso grande

  4. Totalmente de acuerdo!! en casa nos cuesta “acordarnos” de meter la carne o el pescado en la comida y no porque seamos vegetarianos sino porque nos gusta mucho lo verde y a veces cuando hacemos el menú de la semana ( desde que lo hacemos no desperdiciamos comida…) caemos en que no hemos metido una cosa o la otra y es curioso porque la mayoría de platos que se comía en mi casa, casa de mi madre, eran con una base de carne… En fin! las hamburguesas vegetales me encantan, cierto que no es el nombre que le corresponde pero me las compro de tanto en tanto al igual que en el turco pido un kebab de falafel en vez de carne jajaja Esto me lo apunto que habrá que probarlo y me callo ya que parece que me den cuerda…

    besazos

  5. jajajaja, imagina: qué pasa en la perfumería que hay tanta gente? .- La colonia de Jacks que viene con la “jamona” ;)
    Me encanta esta introducción, a veces también me pregunto por qué buscan sustituir los cárnicos con verduras y llamarlos igual, pero seguramente se me escapa algo y por eso lo pienso, lo preguntaré a los vegetarianos.
    Y sí, a pesar del nombre, las hamburguesas vegetales son deliciosas, también es verdad que no saben a carne evidentemente, mira que forma más perfecta nos has presentado las lentejas, por lo que no tengo pasión es por las salsas de yogur así que en este caso creo que lo cambiaría por la mahonesa de toda la vida.
    Un besito guapa

  6. No sabes cuánto comparto tu opinión, en mi caso no como carne entre otras cosas por que no me gusta ni el sabor ni la textura, así que jamás entenderé las salchichas de tofu! Si lo bueno es que sepa a tofu!!!!!!! X cierto, esta “hamburguesa” tuya tiene que estar de muerte!

  7. Muy buena entrada!! pero en casa si se la pongo me miran mal, son muy carnívoros. Aunque la verdura tambien se la comen, me da a mi que estas hamburguesas no van a colar… yo si , porque me gusta poco la carne, prefiero pescado o verdura, pero los demás…
    Lo que si tiene es un colorido estupendo!! bs.
    Julia

  8. Me he reído mucho con tu entrada, yo también tengo ese tipo de pensamientos cuando veo botes de sobrasada vegetal, no porque sea de almendras, sino porque ¡ni remotamente sabe a sobrasada! Y a mi me pasa con la hamburguesa… mi cerebro tiene asimilada la hamburguesa a una circunferencia de carne picada entre dos trozos de pan, con lechuga, tomate, cebolla y a poder ser queso y bacon… si me pones solo la carne mi cerebro dirá que no, que no ha comido hamburguesa… filete ruso o una albóndiga aplastada, puede

    ¡saludos!

  9. Hola, guapísima. Mil gracias por participar en la fiesta de enlaces del mes de diciembre. Entre hoy y mañana se publica la primera parte del resumen en la que saldrá tu receta.
    Me parece ideal para reducir el consumo de carne y no renunciar a estos placeres que nos gustan tanto. Voy a probar esta hamburguesa tan espcecial, a ver qué opinan los cachorritos. A mí creo que me encantarán :)
    Besitos.

Habla ahora o calla para siempre...