PAN DE LECHE [Y un sueño]

CAL 249,9 . HC 49,8 . PR 7,0 . GR 3,6 [POR RACIÓN]
 
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
 
En la calle.
 
Ahí he dormido esta noche.
 
Fue por necesidad. No, no me dejé las llaves en el coche. No me robaron el bolso, ni caí borracha en un parque tras el botellón [de hecho, yo no bebo]. No se trató de un fin de fiesta imprevisto.
 
Y sí, fue por necesidad.
 
Necesidad de compromiso. Necesidad de mostrar mi disconformidad. Necesidad de grito, de pataleta. De puñetazo en la mesa.
 
Fue por hambre.
 
Hambre de conocer, de contestar a una pregunta que alguien me hizo hace dos meses:
 
¿Qué se sueña en una acera?
 
He pixelado los rostros, ya que no he pedido permiso expreso a nadie para publicar esta foto, hecha ayer desde mi móvil.
 
En una acera, se sueña:
 
  • Con cartones limpios, grandes, sin grapas, que cubran todo el espacio que necesitas y que te den cobijo del frío, que no huelan a pescado ni a patatas fritas.
  • Con silencio.
  • Con un baño, agua corriente, hasta con toallitas para lavarte las manos antes de coger la comida.
  • Con un café.
  • Con un rato de conversación.
  • Con calor, humano.
 
Y en una acera, se encuentra:
 
  • Olor agrio de alcantarillas, de orines
  • Ruido, mucho ruido. Madrid es una ciudad que no disfruta de un sólo minuto de silencio. ¿Dije minuto? Un segundo, un sólo instante.
  • Basura, en la calle, desbordada de las papeleras, plásticos, bolsas, latas, cigarrillos, comida.
  • Borrachos, botellones improvisados, turistas rollizas bebiendo cerveza sin parar, princesas de tacón y colonia de pega.
  • Soledad, desarraigo, indiferencia.
  • Gente. Mucha gente. Gente que pasa junto a ti gritando, de fiesta. Gente que no te mira. Gente que después de mirarte, no te ve. Gente que te da una patada, o que te tira una lata vacía [sí, chiquito, me diste con tu lata, y me hiciste daño]
  • Y un servicio de limpieza al que no le importa si estás durmiendo en una acera, y limpian la calle contigo o sin ti. [Y sí, eficientes funcionarios, mojasteis una buena cantidad de cartones]
Ayer, día 8 de abril, un grupo de voluntarios de Acción en Red, Solidarios para el desarrollo, con la colaboración de la Asociación Bocatas, y todos aquellos voluntarios que se han querido unir a nuestra iniciativa, hemos dormido en la calle, para saber qué se sueña en una acera, y denunciar el cierre de 474 plazas de albergue tras la finalización de la campaña de frío del Ayuntamiento de Madrid.
 
Para denunciar la falta de recursos destinados a las personas sin hogar, la falta de atención y luchar contra los prejuicios que se fomentan contra ellos, y que sirven para invisibilizarlos.
 
Hoy, virtualmente, voy a invitar a desayunar a todas las personas sin hogar, no es gran cosa la que puedo ofrecerles, pero al menos, son unas palabras.
 
Y un trozo de pan.
 
 
 OLYMPUS DIGITAL CAMERA


INGREDIENTES
[8 BOLLITOS]
 
Leche desnatada, 250 gr
Mantequilla ligera, 50 gr
Azúcar, 50 gr o su equivalente en fructosa
Levadura prensada fresca, 30 gr
Harina de fuerza, 450 – 500 gr
Sal, 1 cucharadita
 
MODUS OPERANDI [THERMOMIX]
 
Precalentamos el horno a 200º.
En el vaso, se ponen la leche, la mantequilla y el azúcar, y se programa 2 minutos, 37º, velocidad 2.
 
Añadimos la levadura y lo mezclamos unos 5 segundos a vel 4.
 
Incorporamos ahora la harina y la sal, se mezcla 15 segundos, velocidad 6 y a continuación programamos 3 minutos, vaso cerrado, velocidad Espiga.
 
Sacamos la masa, le damos forma y la dejamos levar.
 
Cocemos el pan unos 15-30 minutos, dependerá de la forma y el tamaño. Justo antes de sacarlos, los pintamos con un poco de leche para que queden brillantes.
 
MODUS OPERANDI [TRADICIONAL]
 
Precalentamos el horno a 200º.
 
Calentamos ligeramente la leche [sólo ligeramente].
 
Ponemos la harina en la mesa de trabajo haciendo una montaña, y le hacemos un hueco en el centro, como un volcán. En este hueco vamos poniendo la leche, la mantequilla, el azúcar, la levadura, y vamos poco a poco mezclando estos ingredientes con la harina, hasta que quede totalmente integrado, con movimientos suaves.
 
Amasamos el conjunto hasta tener una masa lisa que no resulte pegajosa, aquí entra la cantidad de harina, empezaremos por 450 gr y podemos añadir hasta obtener la masa que queremos.
 
Dejamos reposar la masa unos 30 minutos, hasta que leve. Y cortamos los panecillos, les damos forma, y dejamos levar de nuevo unos 60 minutos. 
 
Cocemos el pan unos 15-30 minutos, dependerá de la forma y el tamaño. Justo antes de sacarlos, los pintamos con un poco de leche para que queden brillantes.
 
Fuente: Libro básico de Thermomix

29 thoughts on “PAN DE LECHE [Y un sueño]”

  1. Una entrada dura de ller, pero no tanto como la dura y fría realidad a la que se enfrentan cada día las personas que se encuentran en esa situación.
    Apoyo tu ánimo para involucrarte en un proyecto así, y aplaudo tu valor.
    Besos gordos.

  2. Wow! Me has dejado sin palabras. Una experiencia magistralmente escrita y desde la propia experiencia. Chapó. Me has dado toda una lección. En este mundo de locos, hace falta gente como tú, con corazón. Un beso grande.

  3. En estos tiempos que vivimos el compromiso no es fácil de encontrar. Miramos hacía otro lado y así nos sentimos mejor. Así somos los seres supuestamente “humanos”. Buen día

  4. Me gustan las personas, como tú, que llevan su compromiso a los hechos.
    El pan… riquísimo, y parece fácil.
    Y lo que me decías de los champiñones portobello: aquí los he comprado en Carrefour, en unas bandejitas de plástico. A pesar del nombre, se cultivan en un pueblo de Cuenca, jejejeje.
    Besotes, guapa.

  5. LO primero decirte que gracias a personas como tú aún seguimos teniendo esperanzas.
    Todos hablamos y hablamos pero muy pocos hacen, y me quito el sombrero ante ti por ser de las que hacen más que hablan.
    Los bollitos tienen una pinta deliciosa.
    Me has tocado la fibra, tengo un hermano que a día de hoy esta muy bien y en casa, pero hace unos años por motivos que no quiero recordar estuvo durmiendo en la calle unos meses.
    Un besito y de nuevo gracias por como eres.

  6. Hola!!!, gracias por tu comentario!!!
    Me gusta ver que hay personas comprometidas con los demás..parece ser que tu lo eres!!, las personas como tu me devuelven la confiaza en el ser humano. Sigue siendo asi!!
    Y por supuesto tu pan para los que viven asi todos los dias , aunque virtual, es maravilloso. Por lo bien hech que esta y por el sentido que tu le has dado!!
    Muchos besos preciosa personita!!!

  7. teneis mi admiracion..
    todos hablamos mucho pero pocos nos metemos en el “barro”
    mi marido esta en el paro….y como se aburre esta de voluntario en cruz roja ( como cuando era joven)…asi que en nuestro dia a dia y nuestra conversciones ahora estan muy presentes todas estas personas olvidadas
    te sigo

  8. Todos tendríamos que pensar en tu entrada, reflexionar sobre ella pero lo triste es que sólo podemos eso, pensar , reflexionar e intentar ser mejores personas. La pena es que los políticos, los que mandan y tienen el poder, son los que deberían de replantearse muchas cosas pero ellos, sin yo saber como, duermen tranquilos todas las noches en sus lujosas casas.

  9. Vaquita, me dejas con la boca abierta, porque gestos como el tuyo escasean. Es verdad que lo malo que tiene vivir en una ciudad tan grande como Madrid, es la falta de vinculación personal a los demás. Ésto no es como el pueblo, que todo el mundo sabes de quién eres, y a dónde vas y de dónde vienes.

    Desde luego que no hay palabras para describir ese gesto, porque nadie dormiría en la calle voluntariamente si no fuera por intereses.

    Besos y feliz semana.

  10. Hola wapa muxas gracias por la visita y el comentario ,me ha encantado conocer tu blog con tu permiso me quedo.
    Un post con el que tenemos mucho que pensar ,me gusta ver que hay gente tan comprometida como tu con los demas ,gracias a personas como tu aun se pueden seguir teniendo esperanzas.
    Ojala se pudiera hacer realidad ese deseo y que todos desayunasen ese fantastico pan que has exo.
    Bicos mil y feli domingo .

  11. Holaaaa, lo primero me alegro de conocerte, gracias por dejar tu comentario en mi blog!!
    Ayyss, eterna lucha en la gran ciudad. La jungla en la que nadie mira a nadie. Mi gran sueño marcharme de aquí. No soporto la indiferencia de la gran ciudad hacia los que menos tienen y que tanto nos contagian de ello con las prisas y el individualismo. Así y todo te felicito, eres una gran luchadora. Muchos deberíamos dormir un día en la acera.
    Y ese pannnnn, una maravilla!
    Un besooooo

  12. Que valientes con esa iniciativa, que faltos estamos de gente como vosotros, que grita y lucha por los que lo necesitan, y nos hacen recordar a los demás que el mundo no es tan bonito. Ojala os escuchen y devuelvan esas plazas y muchas mas.
    bsts. Maite

  13. Es vergonzoso que se retire dinero a las cosas que son realmente necesarias y que se despilfarre en otras cosas, como en los sueldos de muchos políticos (afortunadamente no todos) que son unos incompetentes y que en una empresa privada no durarían ni un mes. Los que gestionan estas políticas deberían haber dormido en la calle con vosotros para que realmente sepan qué es necesario y qué sobra.

  14. Una entrada dura, pero que nos hace pensar mucho.
    Admiro a personas como tú!!!
    Ójala todos fuéramos ugales y las cosas no estarían como están.
    Vivo también en Madrid y vamos todos en nuestro mundo sin importarnos el resto y debíamos mirar todos-en la que me incñuyo-, un poco más allá de nuestras narices.
    un beso y gracias por pasar a verme

  15. Vaya! la verdad es que da que pensar, uno pasa, y a veces ni mira, como si no nos importara nada…

    Genial la iniciativa, y genial este pan de leche tuyo.
    Gracias por visitar mi cocina y comentar, mil gracias!

    Besos.

  16. Hola guapa!
    Acabo de conocer tu rinconcito…y te cuento que me quedo, pues lo que he visto hasta ahora me ha encantado, desde tu compromiso hasta tu recetario sano y sabroso. Definitivamente me quedo por aquí.
    Gracias también por pasar y dejarme un comentario.
    Besitos!

  17. Nena! esta entrada me ha dejado trastocada.
    Ojala! y todos esos sueños se hicieran realidad aunque fuese poco a poco, y que todas esas personas que no tienen más remedio que hacer de esos cartones y esas aceras sus casas, pudiéran encontrar un techo decente para poder llevar una vida digna.
    Cuando veo o leo cosas así pienso que no sabemos ni valoramos lo que tenemos, y lo pronto que se nos olvida.
    Personas como todos vosotros con todo este compromiso hacen que el mundo sea mejor.
    Por cierto el pan se ve de lujo.
    Un beso.

  18. Miles de millones de besos y de gracias y de abrazos a todos y todas, por pasar, por dejar vuestra impresión, por ser de ese lado de la humanidad a quien sí le importa todo esto.

    Gracias de verdad.

  19. Agradezco mucho tu comentario en mi blog.
    Una entrada que hace pensar y que dice mucho de tu compromiso. Tiene que ser duro pasar la noche así y más si no es por decisión propia.
    Que se cumpla tu sueño y que les llegue a todos ese estupendo pan de leche que has preparado.
    Saludos

  20. Me dejas alucinada, hay veces que hay que ponerse en la piel de los demás para entender muchas cosas, y te felicito por tu decisión de ponerte “en la piel de los que duermen en la calle”!
    Bonita manera mandar un desayunado virtual a todos, un pan de leche que debe saber a gloria después de haber dormido en el suelo! muchos besos

  21. Aveces vivir experiencias como ésta es lo que nos hace más humanos y nos pone los pies en la tierra y ayuda a valorar lo que tenemos.
    Gracias por compartir y hacernos sentir lo que se siente. Besos

Habla ahora o calla para siempre...