PIMIENTOS RELLENOS DULCES, SALADOS Y PICANTES

CAL 137,5 · HC 5,0 · PR 3,9 · GR 11,3 [CADA UNIDAD]


Pimiento relleno mascarpone 3 Pimiento relleno mascarpone 4 Pimiento relleno mascarpone 6

La semana pasada, andaba yo por una céntrica calle de La Ciudad de Locos: vestidito de oficinista, zapatos, bolso hippioso porque no me da la gana invertir en bolsos caros sólo para ir al curro [y total lo meto en un cajón en cuanto llego], mp3 sonando en mis oídos…

Y de pronto, en una ágil maniobra de bloqueo de la vía pública [3 metros de ancho] un vendedor de conciencia de esos que te quieren clavar una cuota de una ONG para que te sientas más en paz con el mundo, me abordó diciendo:

¿Bustamante?

¿O Melendi?

Y esperó con una gran sonrisa a que la oficinista de turno confesara sonrojada quién moja sus braguitas.

No tenía tiempo, así que pasé de él ampliamente, pero le hubiera estado bien merecido echufarle uno de mis cascos donde sonaba a todo trapo un grupo de punk hardcore que deja a los AC/DC en el nivel de música relajante para bebés de 0 a 6 meses.

Me molestó casi tanto como cuando el camarero por defecto me pone a mí la cocacola [no me gustan los refrescos] y a cualquier persona del sexo contrario que se siente a mi lado, mi cerveza.

Y casi tanto como cuando un día coincidí con un tío al que no conocía de nada pero con el que compartía grupo de cañas [amigos comunes y esas cosas] que llevaba una camiseta de un grupo de metal nórdico poco oído por estos lares. Y cuando le pregunté que si había ido a su último concierto en Madrid, unas semanas antes, me preguntó ¿Les conoces? ¿Le gustan a tu novio o a tu hermano?

No os quiero soltar ahora un discurso ranciete y feminazioso sobre prejuicios y micromachismos, pero ahí queda.

Como sociedad, hay que hacérselo mirar.

Claro que entre policías sacando amablemente a las chicas del recorrido de los encierros, alcaldes de Valladolid y Tonicantós… madre la de trabajo que nos queda.

Y es que no somos machistas, o así de partida no nos lo reconocemos. Pero dejamos a nuestros cachorros en manos de programas de alta calidad pedagógica como Gandíashore o Mujeres, hombres y viceversa y pasa lo que pasa. Que el mozalbete bien educado al que tú habías enseñado esos valores que decía el manual de pedagogía para padres primerizos, se te queda lelo y sólo abre la boca para decir Mira Vanessa no me gusta que salgas a la calle tan corta y ¿Maaaama que hay de cenar?

Pero bueno, que todo tiene arreglo en esta vida. Bueno, ahora que sé que Gran Hermano va por la edición 16 lo mismo empiezo a dudarlo…

A lo que vamos, que os traigo una receta y me he liado. Una sin prejuicios, así, pimientos y miel, y jamón ibérico, que no falte de na, ni wasabi. Os prometo que está buenísima, a pesar de lo raruno que suena todo ello.

Que yo empiezo a hablar de prejuicios, me salto a los  micromachismos y como no me paréis no tenemos aperitivo hoy.

[Nota al título: Yo a mi receta le pongo el título que me da la gana, y este me gusta. Total, se ha le chorizado vilmente a Darío Barrio para #cookingthechef, no voy a tener escrúpulos en ir ahora a cambiarle el nombre. Así al menos disimula. Que es su receta, pero no lo parece tanto. Además he cambiado el tipo de jamón. Sí, a lo loco.]

Pimiento relleno mascarpone 5Pimiento relleno mascarpone 1

INGREDIENTES
[2-3 PERSONAS]
 
Pimientos de piquillo en conserva, 6 uds
Queso mascarpone, 125 g
Jamón ibérico, 40 g
Miel, 25 g
Nueces, 25 g

Wasabi, una punta

MODUS OPERANDI

Es tan sencillo que poca explicación va a tener esto…

Lo primero de todo, picamos el jamón muy fino. Es importante que no queden hebras o tiras largas, porque al morder el pimiento no queremos que el relleno “se enganche”.

Las nueces, las picamos gruesamente. Yo lo que hago es meterlas en una bolsita y arrearles un par de golpes de rodillo, porque en el mortero se pulverizan demasiado para mi gusto.

Y sólo nos queda juntarlo todo: Ponemos en un cuenco amplio el mascarpone, añadimos la miel y el wasabi y lo trabajamos hasta que esté perfectamente integrado y cremoso. Añadimos sobre esta crema los otros ingredientes [jamón y nueces] y lo mezclamos bien.

Sólo nos queda rellenar los pimientos. Si son pocos con una cucharilla se hace estupendamente, pero se tarda un poco. Si son muchos, es mejor usar una manga pastelera, se va mucho más rápido y para más de media docena ya merece la pena ensuciar un poco más y agilizar el proceso.

Y se sirven. Tal cual, sin florituras ni más gaitas. Están buenos así. Aunque lo cierto es que ganan mucho si los dejas hechos un día antes, y los sirves a temperatura ambiente y no fríos de la nevera.

Pimiento relleno mascarpone 2

37 thoughts on “PIMIENTOS RELLENOS DULCES, SALADOS Y PICANTES”

  1. Pero en definitiva Melendi o Bustamante, jajajja !! Una receta muy socorrida, los pimientos rellenos me encantan y probaré estos con mucho gusto. Un beso.

  2. ¡paciencia hay que tener! a mí tampoco me gustan los refrescos y “me tocan los pies” los clichés adjudicados según el sexo. En fin, que me encantan esos pimientos con su nombre y todo ¡felicidades!
    Un abrazo
    Vicky

  3. Ana estoy segura que Darío Barrio allá donde esté estará orgullo de tú versión de su receta y sí me encanta la forma que tienes de presentarnos las entradas, tan reales y divertidas como la vida misma.

    Sorry odio a los chavalillos que se ganan malamente la vida captando donaciones y socios para ONG, esa forma tan brusca de entrar a la gente más que un modo de venta, es una manera como otra cualquiera de provocarnos un gran enfado, por no decir en las personas con una salud delicada, un infarto.

    No dudo lo ricos que están tus pimientos rellenos y di que sí, cada cual pone a su receta el nombre que le da la real gana.

    Buena semana
    Bss.

  4. Como sociedad tenemos mucho que hacernos mirar y pensar…. si yo te contase!! Pero será otro día, que hoy vengo a por los pimientos :)
    Muchas gracias por participar!
    besos

  5. Como siempre me haces reír un buen rato..bueno sonreír más bien. Toda la introducción estaba pensando, “que tendrá que ver con Darío?” y luego ya cuando me estaban entrando ganas de contarte también mil y un ejemplos que a mi también me irritan (como que en una cena con vino, le dan al hombre la copa para catarlo, como que le pongan la cuenta a el…etc…) y entonces he visto a Darío y me ha centrado…jajaja Me encanta que le hayas puesto el nombre uqe te de la gana, y ahora ya te digo, que estos pimientos me parecen muy apetitosos con esa puntita de wasabi!
    Gracias por participar!

  6. jajaja… dentro de que tienes toda la razón y yo tampoco entiendo aún como siempre el camarero ofrece la cuenta al hombre, creo ese día estabas un poco “irascible” no es para tanto y si le hubieras puesto los cascos creo que os habríais reído los dos jejejeje…igual que me río yo de que aún haya gente que pueda engancharse a GH 16 ;-)
    Besos y me ha encantado tu receta.
    Nieves

  7. Buenísima tu entrada, me encanta tu manera de escribir y buenísimos los pimientos, yo adoro este tipo de platos sin complicaciones, estoy contenta de haber participado por primera vez en el reto… Y no será la última! Saludos!

  8. Me gusta muchísimo la mezcla de dulce y salado y con el toque picantitio de los pimientos, mmmmmm, delicioso!!!! Una buen entrante o aperitivo o como quieras llamarle pero muy, muy apetecible.
    Besos

  9. Mejor dejar los prejuicios y micromachismos y vamos a los pimientos que me saben ricos y no nos alteran, o quizás sí. Debo decir que siempre que vi cocinar a Darío me sorprendía con algo, y lo del wasabi mola.

  10. Que bien, pues ya nos podemos juntas a tomar cervezas, siempre hay gente con prejuicios que nos hacen sentir incómodos, pero te acostumbras a pasar verdad?,
    Tu receta wasabiii se ve salerosa jejej,

  11. Muy buena combinación, sencilla y efectiva, el punto del wasabi me pierde jeje, yo nada de pizcas!!…. ahhh y también soy de cerveza, café sólo y mosqueo cuando se lo ponen a mi marido :-)))) ….jo! que paciencia que hay que tener a veces para no ir a la greña con la gente.
    Besos!

  12. La verdad que cada vez que leo tus entradas me rio un rato, sólo imaginándome tus anécdotas jejeje. En cuanto a la receta, sencilla pero seguro que deliciosa. Yo la voy a probar pero me voy a ahorrar lo del wasabi ¿vale?
    Un besote!

  13. De eso se un rato, hasta entrados los 30′ yo siempre tomaba café solo y mi marido cortado, ni una sola vez me pusieron a mi el cortado, jeje.

    En cuanto a los pimientos seguro que están de muerte, porque un buen pimiento siempre lo está.

    Bss

    Elena

  14. Las odiadas ong,! en Zaragoza tenemos vendedores de esos colocados estratégicamente por el centro, tarde o temprano alguno te para y entonces, jeje, entonces yo les cuento mi experiencia en una ong durante mi tierna adolescencia y acabo cagandome en todas las ONG y “sus gastos administrativos” que a saber quién se los queda, pero vamos a los pimientos que me caliento…
    Deliciosos oyes ni muy machos ni muy hembras, con el equilibrio de un buen pimiento.
    Besos.

  15. Jjajaja pues la verdad me has sorprendido con tus gustos musicales eso si no me esperaba que escucharas a Melendi ni a bustamante ,no se por que te hacia con otro tipo de musica , pero me parece genial que te guste esa no tiene por que ser solo de chicos.
    Los pimientos me han sorprendido un monton este finde tengo una cena con amigos asi que los hare a ver con que cara se quedan cuando los prueben a mi se que me van a gustar seguro por que el queso con jamon y nueces ya lo he comido eso si tendre que tener cuidado con el wasabi que no me gustaria picasen mucho .
    Bicos mil wapa.

  16. Eeeeh ¡qué yo también fui captadora de socios para una ONG! No es un trabajo nada fácil ni agradecido, pero sí, vamos, que con preguntitas así difícilmente se va a ganar la simpatía de nadie (excepto de [email protected] fans de bustamante/melendi).
    Me mola un montón tu receta pimientosa. Me gustan los pimientos rellenos pero nunca los he probado así. ¡Otra receta a la lista! :)

Habla ahora o calla para siempre...