HUMMUS DE AGUACATE [Orden y paz interior]

Tengo un ataque de orden.

Uno muy chungo. Me ha dado de repente. He abierto el congelador para sacar un taper de garbanzos cocidos que tenía congelados [y que necesitaba para el hummus de aguacate]. Tras apreciar cierto desorden provocado por el inevitable movimiento de cosas cuando una revuelve el congelador, lo he colocado todo y he cerrado. He tardado sólo dos minutos, no hay tantas cosas en mi nevera.

Ya en el salón, he empezado a doblar ropa que acababa de recoger del tendedero. Y cuando la he llevado al armario, ha ocurrido. Era inevitable. Me había quedado con las ganas…

He abierto el armario. Mi armario no es muy grande pero soy una alumna aplicada del método Konmari y tiene un orden que roza lo obsesivo compulsivo. Soy esa clase de persona que dobla las bragas en tres y las coloca en fila india en una caja de tela con dibujos de mariposas. De esas que doblan los calcetines estirándolos juntos y haciendo coincidir los talones, y después los plega con cuidado de que los elásticos no estén tensos, para que no se den de sí. Sí. Confieso. Soy esa clase de ser.

Por supuesto, doblo la ropa en vertical, como enseñó la maestra Kondo a los mortales que aspiramos a tener en el armario el orden que no somos capaces de mantener en nuestra vida. Porque lo de la señora esta, no va de «ordena las cosas y así acabarás ordenando tu vida» sino de «pon orden donde puedas, y siente que el cosmos está en paz aunque sólo sea mientras buscas unas bragas». Y el resto de la vida, caos.

A lo que iba. Que me he puesto a colocar ropa y he visto [en realidad esto ya lo sabía pero aplazaba el momento] que mi gata ha decidido que el mejor lugar para dormir es encima de mis medias. Son mullidas, calientes, y están en un estante del armario al que llega de un salto. Cada mañana, antes de ponerme unas, las tengo que sacudir de pelos de gata. La gata es blanca y naranja, mis medias son negras salvo alguna excepción. Los pelos, se ven. Mucho. Y yo estoy hasta el gorro.

He sacado el cajoncito de las medias para buscar una solución. Lo he cambiado por la cajita de los calcetines [ordenados por largo]. Por la de los sujetadores. He sacado los sujetadores y los he puesto donde los calcetines. Los calcetines donde las bragas. La mitad de los calcetines con las medias y la otra mitad con los complementos. Las medias sobre la cama. Los calcetines donde los sujetadores. Los sujetadores sobre la cama. Sobra sitio donde las medias que ahora están donde los calcetines. Mierda. Todo sobre la cama.

He respirado hondo, he hecho algunos cálculos y he bajado a comprar cuatro cajas forradas de tela más. Ahora tengo muchas cajas de tela y calcetines por todas partes. Ya que estoy, aprovecho y tiro algunos más viejos. Que en todo caso de repente ya no cabían.

He usado varias latas de galletas enormes para guardar la ropa interior. Total, no había encontrado la fórmula para doblar los tangas, a mogollón dentro de una lata de galletas están bien. Es un pequeño caos asumible.

Ahora estoy muy tranquila. El orden cósmico ha vuelto al armario. Ya no hay nada sobre la cama, salvo la gata que está hecha la rosca sobre mi pijama.

Ya me siento en paz con el mundo.

Nota mental: necesito más calcetines.

HUMMUS DE AGUACATE

Receta de hummus de aguacate asaltada a No me comes nada, en esta edición del #asaltablogs. Un placer pasarme por la cocina de Guille, que tiene un blog que mola mucho y que no te puedes perder.

INGREDIENTES

  • Garbanzos cocidos, 150 g
  • Aguacate, 250 g
  • Tahine, 1 cucharada generosa
  • Aceite de oliva, 2 cucharadas
  • Limón, el zumo de medio
  • Ajo, 1 diente
  • Cominos, 1 cucharadita
  • Sal

MODUS OPERANDI

Para hacer la receta del hummus de aguacate, lo único que necesitas es preparar todos los ingredientes: garbanzos cocidos [si son de bote, enjuagados del líquido de conservación], aguacate sin piel ni hueso, ajo pelado y limón exprimido.

Ponemos todos los ingredientes [incluidos tahine, cominos y sal] excepto el aceite en un robot de cocina, y lo trituramos hasta tener una pasta homogénea. Incorporamos el aceite en un hilo fino mientras batimos para que la textura vaya cogiendo cuerpo. Si aún así lo encontramos muy denso, podemos añadir tres o cuatro cucharadas de agua y seguir triturando, hasta tener la textura deseada.

Servimos con tortillas de maíz, picos de pan o nachos.

11 Comments

  1. jajajaj a mi también me dan los ataques de orden de vez en cuando…suerte que con la edad cada vez son menos frecuentes. Me encanta como te ha quedado el hummus de aguacate, ideal para variarlo un poco!
    un besito

    Reply
  2. Libia

    Me encanta el hummus de aguacate, esa cremosidad que le aporta es lo más.
    Nota mental: Necesito una Ana en mi vida para que ponga algo de orden en mi casa… Aunque sea en el armario de la ropa!!! Besotes!!!

    Reply
  3. Pues me alegra que ya tengas tu armario en orden el mío es misión imposible no hay manera de que mi costillo deje todo colocado por mucho que le diga así que si quiero ver orden tengo que recolocar todo cada vez que abre el armario al igual que su cajón de calzoncillos y calcetines por suerte mi hijo no sale a el 🤣
    Me encanta el humus en todas sus versiones ,te ha quedado de relujo y seguro que está de rexupete 😋
    Bicos mil wapa 😘

    Reply
  4. Silvia

    jajajaja, no se que ha sido mejor si la receta del hummus o la descripción de tu ataque de orden.

    A ver cuando me da uno de esos, que buena falta le hace a mi armario jajajaja

    Reply
  5. ¡¡¡Mil gracias por el asalto, Ana!!! Lo que me he podido reir con el síndrome Konmari que tienes jajaja Esta señora ha hecho mucho daño ¿eh? Yo empecé a verlo y no duré ni el primer programa, mi caos ordenado es feliz tal como está jajaja Creo que morirías de vivir conmigo, voy acumulando la ropa de la semana en una silla hasta que decido poner una lavadora y selecciono cual va a la lavadora y cual devuelta al armario… eso sí, luego tiendo la ropa con las pinzas ordenadas por colores (me causa un trauma tener que tender algo con pinzas de distinto color). En fin, todos tenemos nuestras taras jajajaja

    Me encanta muuuucho el hummus y muuuuuucho el aguacate. ¿Qué podía salir mal si los juntamos en una receta? El toque cremoso que le da el aguacate y el ligero sabor…..mmmm está riquísimo.

    ¡Un saludo!

    Reply
  6. Eva

    Jajajajajajja, lo que me he llegado a reír, yo como dice Hirma con la edad he dejado de intentar ser tan perfeccionista intento tenerlo ordenado pero ya no me agobio, eso si me `pasa como a Guille , cuando tiendo la ropa si una prenda es roja, la tiendo con pinzas rojas , si es azul del mismo color y cada cuerda si tiene su orden para la ropa de mi hijo, la de mi hija…. raros que somos, jajajajaja
    El Hummus de aguacate una receta sana y imprescindible para dipear, buen asalto .)

    Reply

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.