BACALAO CON COSTRA DE MISO Y CEBOLLITAS ENCURTIDAS [Top top]

 CAL 240,0 · HC 11,1 · PR 44,2 · GR 2,5 [POR RACIÓN] 

Bacalao miso 3 Bacalao miso 4

Cuando veo los programas de cocina de la tele, esos en los que salen grandes chefs haciendo grandes platos con nombres de más de 5 palabras [y hasta de 7 y 8 se han visto], una altura digna de un edificio de Norman Foster y con al menos tres ingredientes que nacen a no menos de mil kilómetros de distancia entre sí, me quedo obnubilada.

Todo es muuuuy bonito muuuuuy exótico y muuuuy molón. Pero si lo proceso en términos de llevarlo a cabo y comérmelo, pienso: ¿Qué haría yo con los sobrantes de rábano picante, el excedente de hojas de lima kefir y la saliva liofilizada de colibrí del Amazonas?

¿Lo pondré en las sopas de a poquitos hasta que se gaste? ¿O acabará en la despensa hasta que caduque y esté justificado tirarlo? ¿Se lo llevaré a mi madre diciendo eso de mamá, tienes que probar esto… te va a encantar?

Porque en mi humilde opinión de ciudadana de a pie, mierdaeurista para más señas, como te líes a comprar chorradas para hacer la tontería del plato te sale por un pico y casi que acabas antes si te vas al restaurante y te lo pides, y encima no fregas tú.

Así que cuando las chicas de Cooking The Chef me invitaron a participar en su reto, tuve que revisar con conciencia mierdaeurista todas las recetas de su propuesta, un cocinero cualquiera a quien llamaremos Chef propuesto. Y elegí una.

Me encanta la comida asiática, razón por la que en mi casa, de todos los ingredientes que se piden, solo faltaba el bacalao y las cebollitas [que como yo no soy un gran chef, suelo usar cebollas]. Igual soy un poco friki, pero tengo habitualmente mirin, vinagre de arroz, soja, sake y miso [aunque tenía hatchomiso y no shiromiso, no fue un obstáculo comprar un paquetito… en casa esto se gasta].

Es más, mirin+soja+sake es la fórmula mágica para que las acelgas estén buenas a criterio del vikingo [esto os lo cuento otro día] así que no había duda: compré bacalao y cebollitas y me puse manos a la obra.

Y entonces descubrí que a Chef cualquiera propuesto no le resulta problemático usar litros de productos caros para marinar media docena de cebollitas, o para usar media cucharadita sobre un bacalao. A mí sí. Mucho. Se me sale la conciencia de la cabeza y me arrea dos guantazos si hago tal cosa.

De modo que si eres de los míos, un ser humano normal que no tira comida, al final te cuento que pasó con todos esos productos que parecía que usaríamos un rato nada más, porque no se tiraron… tuvieron un destino muy digno… o varios.

Que aún puedo comprar una botella de sake barato de vez en cuando, pero ni de broma es para tirarlo tras haberle dado un nimio uso en una marinada.

NOTAS A LA RECETA. Las cebollitas encurtidas he decidido que van cocidas para que sean mínimamente tiernas, así que no es un encurtido en sentido estricto. Las he dejado un pelín crujientes porque blandurrias tampoco me hacían, digamos un fifty-fifty, y además las sirvo calientes.

Bacalao miso 1

INGREDIENTES
[2 PERSONAS]
 
Para el bacalao
Bacalao, 2 lomos [400 g]
Shiromiso o miso blanco, 40 g
Mirin, 30 ml
Sake, 40 ml
Miel, 15 g
 
Para las cebollitas
Cebollitas, 250 g [8/9 unidades]
Piel de 1 naranja
Piel de 1/2 limón
Salsa de soja, 120 ml [si tu soja es potente pon mitad soja+mitad agua]
Vinagre de arroz, 120 ml
Azúcar moreno, 65 g
 

MODUS OPERANDI

Lo primero de todo es encurtir las cebollitas.

Para ello, ponemos en una olla pequeña todos los ingredientes que las acompañan [Soja, vinagre de arroz, azúcar y las ralladuras de cítricos] y las sumergimos ya limpias y enteras, en frío.

El líquido debe cubrirlas, usamos la olla más pequeña que tengamos para este fin. Las llevamos al fuego y cuando den el primer hervor, bajamos a fuego medio-bajo y las tenemos por espacio de 15 minutos, máximo 20, para que queden un poco crujientes en el interior.

Las retiramos y las reservamos tapadas y sumergidas en su líquido, si es posible de un día para otro, o incluso dos días. Para que estén completamente sumergidas puedes meterlas en un tarro de boca ancha y cubrir las cebollitas con papel aluminio [no la boca del tarro, el papel aluminio va dentro del recipiente] y colocar otro tarro más estrecho dentro del primero, para que empuje las cebollitas al fondo y las mantenga bajo el líquido todo el tiempo.

Vamos ahora con el bacalao. Lo primero que hacemos es precalentar al horno a 250º, lo necesitaremos en un ratito.

En una olla, ponemos a cocer el mirin y el sake durante 5 o 10 minutos, para que evapore el alcohol. Una vez listo, añadimos la miel y el shiromiso, lo removemos bien con unas varillas para que se integre y esperamos a que de el primer hervor. Retiramos y reservamos.

El bacalao, si es fresco, lo salamos muy ligeramente. Si es desalado no será necesario. Lo embadurnamos con la pasta de miso y lo colocamos en una fuente para horno. Si quieres las cebollitas en caliente, puedes colocarlas al lado para aprovechar el calor.

Lo metemos al horno, que bajaremos a 200º unos 5 minutos [en función del grueso de los lomos]. 

Por último, podemos espolvorear un poco de sésamo o de cualquier otra cosa que nos parezca que pega y sea molona para la presentación.

¿Y LAS SOBRAS, QUÉ?

La pasta de miso que te ha sobrado de embadurnar  los lomos es una magnífica compañía para unos fideos salteados con pollo, o para un pollo con verduras. En general, la idea pollo+miso+miel, funciona.

El líquido de marinar las cebolletas, colado para retirar la ralladura de cítricos que puede ser excesiva, sirve para saltear arroz o para tallarines al wok. La idea es soja+azúcar+verduras con arroz o con pasta. También puedes incluir ternera en tiras o pollo, por supuesto. Y por darte una idea más, yo usé una parte en un salteado de repollo y zanahoria con gambas.

Bacalao miso 2

28 thoughts on “BACALAO CON COSTRA DE MISO Y CEBOLLITAS ENCURTIDAS [Top top]”

  1. Me identifico contigo, no compro ingredientes raros carísimos solo para una receta y para solo usar un “dedal”, intento adaptar las recetas a lo que suelo tener en casa, no suelo cocinar comida asiática por lo que no tenía de nada de lo que en la mayoría de recetas de Chicote necesitaba y por eso mismo en cuanto vi una fideuá de langostinos y pollo me lancé a por ella.
    La comparto contigo y me llevo un plato de tu bacalao que como he dicho muchas veces es de los pescados que mas me chifla.
    Besos
    Nieves

  2. Asi es, ves cosas de “grandes cocineros” que a veces no sabes ni por donde meterle mano y pensando si realmente todo lo que aportan al plato se come, un despilfarroo total, pero bueno, tiene que haber de todo.
    Tu receta me parece fantástica con tu toque personal, no te la puedo “copiar” por mi alergia al pescado, sino caía seguro ^^
    Besotes!! ;)

  3. Me parece genial Ana, cómo has aprovechado de bien los ingredientes, como tú dices, nosotros somos personas normales que no ganamos una m, así que hay que mirar lo que se compra. La receta lleva ingredientes desconocidos para mi, porque yo, aparte de la salsa de soja no he utilizado ninguna, pero seguro que estaba muy rico ese bacalao.
    Besos guapa

  4. Tienes razón. Yo elegí las croquetas porque me es imposible encontrar ingredientes “raros” y siempre acabo comprándolos por Internet. Que no es un problema pero luego qué hago con ellos? Sí, usarlos un par de veces y luego, como tú dices, los tiro. Tengo que investigar recetas con miso para probar este bacalao, que tiene una pinta bien buena. Besos.

  5. Soy de las tuyas! La comida asiática triunfa en casa en y tengo todos los potingues para hacerla. Y como bien dices no es cuestión de malgastarlos, que valen una pasta! Así que ese bacalao lo tengo que probar pronto…. Besos!

  6. Muy de acuerdo y coincido también en lo de tener todo tipo de productos rarunos y no los más “normales”, por cierto, yo siempre tengo cebolletas, chalotas y cebollitas “francesas”, pero hace mucho que no tengo cebollas…
    Me ha encantado lo de la utilidad de las sobras. Yo una vez estuve experimentando con el miso que me sobró después de utilizar una parte con salmón y la verdad es que salió de todo, algunas cosas francamente incomestibles, Pero ya al final, me hice una sopa de fideos con el miso, jengibre, chile y alguna guarrindongada más que se me saltaban los lagrimones por lo rica que estaba y por haber improvisado hasta tal punto que estoy seguro que sería irrepetible.

  7. Estoy totalmente de acuerdo, muchas veces no hago alguna receta porque pienso: y que hago con lo que me sobra jeje. Quería hacer una receta del chef en cuestión pero no me dio tiempo al final, si es que no me dan las horas del día para todo lo que quiero hacer y con la pequeñita menos jejeje. Tu receta me parece ideal y lo que haces con lo que sobra mejor. Un besote!

  8. Pues yo que soy poco, por no decir nada, aficionada a la comida asiática, me quedo impresionada con la foto de ese bacalao, pero me da… que tendría que comerlo fuera de mi casa, porque comprar todos los ingredientes de los que hablas me resultaría tan complicado como buscar la saliva del colibrí, jajaja. Eso sí, tú vete preparándome un plato, que me planto allí a probarlo. Vaya pinta!!

  9. Y mejor no preguntar por esa comida que sobraba después de cada programa concurso de chefs, que en “teoría” iba al banco de alimentos pero…que sí! el bacalao me encanta y las cebollitas encurtidas también, ahora que yo solo he probado las encurtidas con vinagre, pero apuntado queda porqué me parece un acompañamiento muy rico y fácil.
    Un besito

  10. El bacalao me encanta y esta receta tiene que ser la bomba, te ha quedado un plato de 10, tienes razón en cuanto a los ingredientes raros, cuando hay algo de una receta que no tienes yo intento sustituirlo por otra, que sino nuestras despensas estarian llenos de ingredientes caducados, ahora a esperar el próximo chef, besos
    Sofía

  11. Me ha encantado el tono que le has dado al post. Muchas gracias por participar en el reto… estamos supercontentas con la participación.
    Es cierto…todos acabamos teniendo en el congelador hojas de lima, o raíces… pero bueno… si nos gusta la comida oriental, como es nuestro caso, sabemos que otro día le daremos salida …sin aparente coste.
    Me ha encantado el tema del aprovechamiento de los restos, son consejos sabios.
    Esta receta no la tenía localizada del chef en cuestión.
    Besos!

  12. Tiene un aspecto estupendo ese bacalao, me encanta y como lo has preparado tiene que ser una delicia con la costra de miso. Un abrazo y feliz fin de semana, Clara.

  13. Ahora sí, ahora puedo ponerme realmente tranquila, con un cafetito a leer tu post. Es que ayer iba de bólido.
    Sinceramente, con el corazón en la mano… tienes toda la razón del mundo mundial!!! Yo soy como tú. No hago según qué recetas que me animan a comprar un ingrediente raro que luego no voy a usar nunca más.
    Tengo hojas de lima kéfir, pero es que me las encontré de casulidad en un súper, aquí en Rotterdam, y estaban a 1 euro… las compré, sí, porque alguna vez me he quedado sin hacer una receta por no tenerlas.
    Pero por lo demás, y a los precios que se ponen los productos por aquí, y más en invierno, miro el céntimo, y más que en casa sólo hay un mierdeurista, que yo no trabajo…. no por falta de ganas, sino de no tener la oportunidad.
    O sea que estoy totalmente contigo. Y que por eso creo que las recetas se han de adaptar a nuestra vida diaria, o a lo que encontremos, si no nos volvemos locos!!!
    Eso sí, cuando vaya a Barcelona pienso buscar el haba tonka como una loca, que le tengo muchas ganas… jaajajajaj
    Lo que daría por tomar un café contigo!
    besos

  14. Ummmmmmmmmmmm babeando me tienes que lo sepas que pintaza tiene este bacalao con esa costra de miso y las cebollitas encurtidas ,seguro que esta de muerte relenta .
    Bicos mil y feliz finde wapa.

  15. Yo también soy de las habituales de la soja-mirin-miso y alguna que otra cosa más y no solo de cocina japonesa. Y tampoco soy de desperdiciar marinadas ni otras cosas despues de un solo uso, que no esta la cosa como para tirar así porque si
    Me encanta el bacalao y es bastante habitual comerlo en mi casa así que esta es una buena opción para variar un poco más la manera de prepararlo
    Un beso

  16. Un plato genial y muy bien compensado, mirando los eurillos, sí señora!!! Yo tampoco hice la mayonesa con 5 yemas de huevo para luego echarla a una ensaladilla que cabía en dos copas como puedes ver en mi blog. Chica, algunas veces se pasan!!! Soy poco de cocina asiática aunque me gusta mucho pero en mi family del arroz chino no pasan. Aunque este bacalao se ve exquisito. Enhorabuena!!! Besitos

  17. He leído tu entrada y no he podido sentirme más identificada. La verdad es que estoy cansada de tener en la despensa ingredientes que he usado una vez para alguna receta puntual y que luego se quedan ahí para la posteridad en una estantería. Yo para mi receta he tenido que comprar pasta de curry rojo, que no había usado en mi vida, de hecho apenas sabía que existía, y la verdad es que para la nimia cantidad que tenía que usar (apenas una cucharada), el bote de casi 300 gr me provocaba sudores fríos… pero al final me lo compré y para compensar llevo toda la semana investigando sobre cómo utilizarlo y platos tradicionales a los que se lo puedo añadir. Lo cierto es que al final he salido ganando, pero la mayoría de las veces es como tú lo describes. Por lo demás, me ha encantado tu receta, y creo que me la apunto para hacer ya esta semana, que tengo en casa pasta de miso que se me va a estropear, así que tu propuesta me viene que ni pintada :)
    Un saludo y nos vemos en próximos retos!!!

    Lucía C. (pingasdemel.blogspot.com.es)

  18. Eres de las pocas que se ha lanzado a realizar una receta con pescado y eso me encanta. En cuanto a lo que cuentas, yo hago limpieza en mi despensa cada tres o cuatro meses. Y me sigue aterrorizando ver la cantidad de cosas que compro y no uso y lo que es peor, la de veces que duplico algunas de ellas! Por cierto, también compartes vikingo por marido? El mío es danés! Cuenta! ;)

  19. Me uno al club del “no voy a poner 300 gr de tinta de calamar (cd en una bolsita completa de 8 minibolsas viene 32 gr), 500 ml de soja y 500 ml de vinagre para usar dp solo 200 ml de mezcla… no noooo que esto se llama despilfarro” jajajajjaaj… asi que hay que echar mano de cuentas de la vieja o la bendita regla de 3,
    Bueno, tu receta es fantástica y seguro que tiene que estar de escándalo. Un besote!

  20. Si ya te admiraba antes, ahora después de leer tu artículo mucho más, yo soy un poco de buscar la saliva de colibrí por todas partes y después de ver su precio, si es menester, acabar usando baba de caracol pero aparte de eso confieso que la receta que has hecho tiene que estar llena de sabores de asia, me encanta!, con lo que me gusta la comida oriental !!
    Abrazos.

  21. Soy como tu, no me gasto el presupuesto del mes en chorradas. La cocina del dia a dia es la que realmente se come en las casas. yo por lo menos eso es lo que intento transmitir en mi blog.

    El bacalao te ha quedado estupendo.

    Besos

  22. Bacalaoooooo, que rico, en casa solo lo como yo y la niña porque lo que es los hombres de la casa no les gusta nada!!! Me ha encantado con el acompañamiento, que delicia de receta has hecho para el reto :)
    Besotesssss

Habla ahora o calla para siempre...