HAMBURGUESAS DE TRIGUEROS Y MANZANA [Servicios… públicos]

CAL 185,7 · HC 13,5 · PR 9,4 · GR 10,3 [POR UNIDAD, CON PAN Y SALSA]
CAL 124,2 · HC 9,4 · PR 8,5 · GR 5,7 [POR UNIDAD, SOLO LA HAMBURGUESA]
 
Hamburguesas trigueros 2 Hamburguesas trigueros 3Hamburguesas trigueros 5
 

Llevo muchos años observando un problema que afecta a todos los ciudadanos, aunque no por igual:

No se puede mear en la calle.

Sí, así. No se puede.

Y nos afecta de forma desigual a hombres y mujeres, a ricos y pobres, en el centro o en las afueras.

Porque si eres hombre te arrimas a un árbol y meas. Te arrimas a una farola y meas [tranquilo que no asoma… no es para tanto]. Te arrimas a un muro y meas. Si no eres un hombre… temeastemeastemeas hasta que encuentras un bar, o un descampado oscuro y tenebroso donde en ninguna otra circunstancia de tu vida entrarías, y eso sólo si tienes un grupo de amigas que te cubran. Sin grupo de amigas, simplemente temeastemeastemeas.

Si tienes una cierta solvencia, digamos un par de euros en el monedero, siempre habrá un bar donde entrar a mear. Pero si resulta que los dos euros que llevas encima los necesitas para comprar huevos y pan de molde porque tus hijos tienen que cenar… vuelves a la situación uno, donde o eres un tío o estás jodida.

El lugar también cuenta. En la periferia hay túneles abandonados, descampados, y un cierto olor a sucio que invita a mear en la calle sin que parezca que estás haciendo algo indebido. Esto no pasa en las calles céntricas. Ahí se te cae una pestaña al suelo y te acabas de cargar la armonía estética urbana. Por guarra. No te digo ya mearte por ahí detrás de un seto, mismamente.

Y no, no es lo mismo que el chihuahua de la señora Herminia haga sus cositas en la calle y ella no las recoja. Nooooo. Las cositas de Petisú no se consideran suciedad en sentido estricto, y además la señora no puede agacharse a recogerlas… Suerte que algunas tiendas de mascotas venden cazacacas que las cazan… al vuelo.

Que esto es un lío, vamos. Una cosa… poco justa. 

Luego está que puedas aguantarte y que esto, te sirva de algo. Es decir: Si temeastemeastemeas y luego llegas a casa y tienes un baño al que lanzarte corriendo, oye, pues ya está. Cuestión de contención.

Pero si, digamos, perteneces a ese sector de población que a) No tiene casa o b) No puede acudir a ella, la cosa ya se complica un pelo más.

Puede que vayas corriendo de un trabajodemierda a otro y no puedas hacer escala en tu casa. Puede que tu trabajo sea buzonear, y estés a veinte paradas de metro de tu barrio. Puede que estés pegando carteles en farolas anunciando viajes a Benidorm con cena y baile incluidos. Y en todos los casos, mal asunto. No puedes mear.

Y puede ser que no tengas una casa a la que volver, porque, simplemente, no tengas acceso a ella. Aquí pueden haber pasado muchas cosas, y cada persona que duerme en la calle carga una historia distinta a sus espaldas, pero todos tienen en común que no tienen un sitio al que volver.

Y como la calle es perra con quienes duermen en ella, lo más probable es que su aspecto sea la barrera última que no les permita entrar a bares donde tú si puedes entrar a mear sin haber consumido, poniendo ojitos y cara de mucha pena al camarero de turno.

Entonces, sí que tienes un problema.

Yo por pensar, he pensado en posibles soluciones, pero todas tienen algo… no sé, que no me convence del todo:

Poner baños. Fácil, eh? Pues eso. Gratis. Que desde que pusieron los baños de las estaciones de pago, uno no puede mear fuera del horario de los edificios que aún tienen baños abiertos al público (bibliotecas, edificios oficiales, centros de salud). La dificultad pasa por encontrar modelos de baño público sin ranura para monedas en la puerta.

Dejar de poner multas a las personas que mean en la calle. Hombre, que no te digo que a los hooligans borrachuzos no haya que darles un capón, pero si no hay baños en las calles, no debería haber multas por mear en la vía pública.

 Que los pobres dejen de beber, que esto ya es mucha tontería. Si no fuera porque sin agua te mueres, yo lo vería como una solución bastante factible. Dejas de beber, dejas de mear. Fin del problema.

Que si no hay baños públicos, ponen multas por mear en la calle, y sin beber no se puede vivir, oye, al menos que haya lugares tan francos para nosotras como para ellos. Si pasas al lado de una farola y te ves a un tipo meando, no miras. Vale. Pues si pasas al lado de un seto y ves a una tipa agachada, no mires. Es justo, no?

 

Hamburguesas trigueros 6
Hamburguesas trigueros 4
 
Receta asaltada en el #asaltablogs de este mes a El baúl de las delicias
 
INGREDIENTES
[6 HAMBURGUESAS]
 
Las hamburguesas
Espárragos trigueros, 150 g [limpios y sin la parte dura]
Manzana granny smith, 150 g
Jamón, 40 g [frutos secos para la versión vegetariana]
Queso curado, 40 g
Huevos, 2 ud
Avena en copos, 60 g
Sal
 
La salsa
Mahonesa, 50 g
Yogur natural, 50 g
Sal, pimienta, orégano o lo que te apetezca ponerle
 
Y además
Pan de hamburguesa [este de hoy es industrial]
Tomate
Y lo que quieras ponerle
 

MODUS OPERANDI

Antes de liarnos con las hamburguesas, tenemos que preparar los espárragos trigueros. Los limpiamos, retiramos las partes leñosas de los pies, y los cocemos unos 10 minutos en agua con sal. Podemos trocearlos un poco para cocerlos más cómodamente.

Una vez los tengamos listos, los metemos en un robot de cocina junto a la manzana limpia, pelada y sin semillas, y el queso cortado en dados [para facilitar el trabajo al robot], y lo trituramos hasta obtener una pasta no excesivamente fina, como un puré grueso. 

Cortamos el jamón en trocitos, es recomendable hacerlo a cuchillo porque si lo trituramos pasará desapercibido, y la gracia es encontrarte tropezones de jamón reconocibles mientras comes. Si eres vegetariano, siempre puedes usar cualquier fruto seco en su lugar.

En el mismo robot donde tengamos la pasta preparada, ponemos los dos huevos, la avena y los trozos de jamón. Salpimentamos a nuestro gusto y lo mezclamos a velocidad muy baja, para que el jamón no acabe atomizado.

Dejamos reposar 10 minutos, para que la avena absorba líquidos. Si vemos que es muy líquido podemos añadir más hasta que la mezcla sea manejable. No todas las manzanas tienen el mismo agua, y no escurrimos igual de bien los espárragos siempre.

Una vez la masa haya reposado unos 10 minutos, vamos a la sartén. Con una gota de aceite, colocamos en un lado un aro de emplatar [sirve una lata de tomate vacía] y ponemos un poco de mezcla, no conviene que sea muy alta porque cuajará peor el centro. Retiramos el aro de emplatar, y repetimos la operación en otro lado de la sartén. Sólo tenemos que esperar a que cuajen bien en la base, y darles la vuelta con una espátula.

Consejo consejoso: Usa una sartén grande, y pon dos hamburguesas por tanda aunque quepan cuatro. Ponlas al mismo lado y cerca del borde. De esta forma, podrás meter cómodamente una espátula ancha por debajo [que coja la hamburguesa entera, a ser posible] y darles la vuelta.

La salsa y el montaje

Para la salsa, simplemente mezclamos bien los ingredientes y ya la tenemos lista.

Y para el montaje… pues eso: pan – vegetales ricos – hamburguesa – salsa – pan y a disfrutar.

 
Hamburguesas trigueros 1

28 thoughts on “HAMBURGUESAS DE TRIGUEROS Y MANZANA [Servicios… públicos]”

  1. La verdad que lo de orinar cuando no estás en casa es un verdadero problema. También hay una cosa con los baños públicos, y es que antes me meo encima que entrar en uno de ellos… Porque seamos francos, si pagando ya están hechos una porquería, imagina sin pagar!
    La hamburguesa genial… me ha encantado :)
    besos

  2. Querida, ni te imaginas lo identificada que me encuentro con tu disertación meada, que me meo toaaaaaa.
    Hace poco me ocurrió, bebes cerveza , mucha cerveza, los tíos se arriesgan y mean en la calle ( pared de Bankia, Puerta del sol, no te digo más), yooooooooo, cuando conseguí llegar a casa ( por suerte tengo inodoro propio y casa propia)…………. conclusión, pantalón mojado. Tengo que aclarar que el cañeo fue con mis compis de curro que son chicos jóvenes y les importa un carajo donde soltar el chorro.

    Ahora le toca el turno a la hamburguesa, que me encanta, con jamón por supuesto, receta que me guardo en favoritos, en espera de comprar espárragos.

    Buen domingo.

  3. Un perfecto asalto, me quedo con él yo también, aunque cambiaré el jamón por pechuga de pavo o jamón cocido, me da miedo que al ponerle jamón serrano quede muy salado, la hamburguesa me ha encantando. Tu crítica entrada, como siempre, muy acertada, aunque recientemente vi que venden unos aparatitos a modo de pequeños penes o algo similar que podemos usar las mujeres para miccionar (que palabro eh?) como ellos, de píe…ahora no recuerdo la pagina dónde los ví, pero busca, que al menos te reiras un poquito, los hay de colores…para que elijas de qué color quieres tener tu “pajarito” ese día…jajajj

  4. Me han encantado estas hamburguesas, esa combinación de ingredientes tiene que estar riquísima!!!

    Jajaja y sobre el otro tema, yo alguna vez le he dado vueltas al mismo tema y, estoy como tú, ¡lo encuentro de lo más injusto! Y te lo dice una meona que se ha encontrado cientos de veces en esa situación de memeomemeomeoooooo!! De jovenzuela llegué al punto de agacharme entre dos coches en medio de Barcelona por que no aguantaba más… menos mal que era la madrugada de San Juan y la mitad de gente ya ni veía jajajaja

    Besos

  5. Nunca había pensado en baños públicos ni nada de eso hasta que visité Escocia, pensé que están muy bien preparados para turistas en ese aspecto, qué mal lo llevamos los de aquí!
    Veo que esos asaltos siguen siendo maravillosos, al menos más sanos por lo que he visto en éste último, me lo apunto.

  6. Vale neni. Tengo la solución al memeomemeomeo!!!! Cartoncito acoplable al parrus para poder mear de pie!!!! Lo encuentras en las tiendas de la vaca (alehop).
    Y respecto a esa burguer flipo. Q consistencia! Tiene pintaza… m la imagino acompañada de rabano y pepino aportando asi el crunchy!!. Molaaa

  7. Que sí, Ana, que sí! que tienes toda la razón. Y que ser mujer, económicamente, no es justo. Puedes orinar de pie, pero necesitas gastarte algo para comprar “aparatitos”. Y encima, si tienes trabajo, cobras menos que ellos por hacer lo mismo. Ves? Ya me he ido de una “pequeña injusticia” a un problema social gordo y que ningún político, que yo sepa, ha decidido solucionar: a igual trabajo igual sueldo. O sera que como vivimos en el pais que vivimos, mejor me centro en intentar hacer tu receta que se ve divina (glups! que pijo me ha quedado, ufff) Pues eso, que con sólo verla ya me suenan las tripas. Esto no ha sido nada pijo, jajaja. Besos.

  8. Que delicia de hamburguesa, de trigueros una maravilla, con lo que me gustan y el contraste de la manzana, adeás mucho más sana.
    Estoy de acuerdo contigo, esto no afecta a todos igual, lo del meomeo, las mujeres lo tenemos muy mal, yo siempre llego a casa corriendo, la verdad que muchas veces lo paso fatal.
    Besos

  9. Gran reflexión sobre un tema importantísimo para todo el mundo y del que poco se habla. Yo siempre que salgo de casa calculo dónde y cuándo podré acceder a un baño, porque estar en medio de la ciudad sin poder aguantar y no poder ir a descargar es una tortura. Por no hablar de si tienes una urgencia mayor…
    Las hamburguesas te quedan perfectas! Nunca se me había ocurrido usar trigueros en una hamburguesa vegetal, pero suena muuy bien.

    Un abrazo

  10. Ana, veo que los espárragos te han activado la asociación de ideas.
    La hamburguesa es la mar de original, y mecachis que no la ví en el baúl porque es para probarla.
    Se agradece el recordatorio de “guarden las distancias en la sartén”, que cuando quieres aprovechar el espacio y aligerar el tiempo es cuando uno la lía intensamente.
    Muchos petonets!
    (me tienes que contar cómo haces para que tu avatar aparezca en los comentarios, que me tiene trinchada el iconito de WP en Blogger)

  11. Una de las cosas que me gustó cuando fui a Portugal, es que había muchos baños públicos super limpios, cosa que aquí los han quitado todos y es imposible mear en ningún lado si no tienes dinero para pagarte un café en el bar. Qué triste es no tener una casa donde poder mear, siempre me haces reflexionar tanto…
    La hamburguesa muy original, seguro que está bien rica.

  12. Que rica y original hamburguesa, con lo que me gustan los espárragos. Te ha quedado estupenda, camos que tomo nota!!! Y tu entrada buenísima, vamos que me memeomemeo…jajajaa
    Saludos y feliz semana!!!

  13. Trigueros y manzana para hacer una hamburguesa… la verdad es que el blog asaltado tiene unas recetas con unas combinaciones realmente sorprendentes o yo soy muy aburrido y es que algunas ni me las imagino, sinceramente.
    Mi primer trabajo fue repartir publicidad por los parabrisas de los coches y forrar el barrio del Parque de las Avenidas… que es mucho más grande de lo que yo creía… hacía calor, bebía agua… me meaba… hacía calor. Menudo círculo vicioso. El caso es que antes de la hora de comer ya me había pulido el dinero de la comida y en aquella época no tenía tarjeta ni nada parecido con lo que entrar en un bar y mear y beber… y …
    La verdad es que me has traído a la cabeza ese recuerdo que parecía perdido.

  14. Llego muy tarde a comentarte esta receta que me ha encantado, pero es que no puedes imaginar como está siendo mi mes de junio y ahora faltaba este calor insoportable.
    Me llevo la idea.
    No comment!. La vida es injusta para las mujeres y en el tema que nos ocupa, ni te cuento la de maravillas que he tenido que hacer para llegar a hacerlo con una mínima dignidad, o ni eso.
    Besos

  15. Y las tetas para correr, eso también es una injusticia! Y la regla cada mes, que las mujeres pasamos del pañal a la compresa, de la compresa a la tenaleidi , y de eso al pañal otra vez. La vida fisiológica de las mujeres es muy injusta pero ser mujer es estupendo :-)
    Y estas súper hamburguesas también son estupendas !!! Un buen asalto :-)
    Un petó

    Blanca

  16. Oooooooooooooooooh que buenísima pinta tienen estas hamburguesas… aissss que envidia no podérmelas comer… snifff!!!
    Son una versión fantástica y diferente que por las fotografías estarían de auténtico lujo!!!!! Yo hubiese pagado por una!
    Fantástico robo!!!!!
    Besitos! ^_^

  17. Hola Ana,
    No hay mayor satisfacción que hacer las necesidades cuando son necesarias, las menores y las mayores…
    Cuando el cuerpo pide, hay que complacerlo, siendo mujer es más complicado, quizás la solución sería volver a las faldas largas de la viejas de antaño, que siempre olían a orines… por algo sería.

    La hamburguesa un asalto perfecto, eres una artista.
    Besos y abrazos.

  18. Hola Ana! Muy de acuerdo contigo con el tema de los baños.. que sí, a los servicios públicos ..pero please! limpitos y gratis! que las mujeres lo tenemos crudo ;) Por cierto.. tu hamburguesa espectacular de buena! Me encanta! Un besote guapa!

Habla ahora o calla para siempre...