MEJILLONES EN SALSA DE LIMÓN Y MOSTAZA [Pobrecitos]

 

CAL 166,6 . HC 6,7 . PR 19,3 . GR 3,6 [POR RACIÓN]

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pobrecitos. Los mejillones digo.

Pobrecitos porque… cuando nacen… ¿la matrona le dirá a la mamá “enhorabuena, es un mejillón precioso?” Se notaría mucho la trola, no?

Porque mira que son feos los pobres. Que nacen feos, crecen feos, les salen barbas que los hacen más feos si cabe y cuando los abres… ¡es que los jodíos siguen siendo feos!

Vestidos de párroco o de hare krishna, feos igual.

Galleguiños casi siempre -segunda región productora después de China: Galicia- y por lo general congelados y sin sotana, al menos en mi casa.

Los mejillones tienen escrito su destino en su concha:

Tigres -carne de mejillón picada con bechamel y otros ingredientes, después rebozada y frita- en las comidas y cenas de navidad más auténticas y castizas

Salpicón de marisco, con gambas chinas y palitos de cangrejo, detrás de las barras de los bares. Mosca flotante opcional, según establecimiento.

Mejillones en salsa picante, en casa de algún amigo cocinillas un poco presuntuoso que te los pone como si no hubieras visto nunca un mejillón en salsa y no supieras lo que tarda en hacerse porque a su vez tú un día… fuiste un amigo… etc…

Y hasta aquí su corta vida.

Los mejillones, además de la chicha naranja hare krishna de dentro, a veces tienen perlas -sí, perlas de mejillón, no valen para nada pero son curiosas, imaginad, no es lo mismo llevar un collar que salió del vientre nacarado de una ostra que de las tripas peludas de un mejillón, vamos…- y se han utilizado en cocina en preparaciones de imaginación… digamos… limitada.

Pero aquí está nuestro bienamado SERGI AROLA, que en una intervención en Canal Cocina, nos dio una receta diferente y deliciosa para nuestros mejillones.

Confieso que mis mejillones eran africanos, venían cocidos, congelados y aproveché el caldito del paquete en lugar del líquido de cocción que, evidentemente, no tenía.

Pero no les importa. A los mejillones, digo. Te acercas a la bolsa, les rascas la tripita y les dices “ayyyy que guapos mis niños” y te lo perdonan todo. Más majos los mejillones.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
 

INGREDIENTES [2 RACIONES PARA GUARNICIÓN]

Mejillones, 1 kilo -300 grs de carne-, cocidos
Puerro en juliana, 150 grs
Harina, 1 cta o 10 gr
Vino blanco, 100 ml
Caldo de cocción de los mejillones, filtrado
Mostaza, media cta
Zumo de medio limón
Sal, Pimienta blanca
Aceite, 1 cucharada o 15 ml
Perejil


MODUS OPERANDI

Cocer los mejillones reservando el líquido de cocción para más adelante. Separarlos de las conchas y desecharlas. En la opción mejillones congelados, descongelar los mejillones y sacarlos de la bolsita, guardando el líquido que queda dentro.

En un wok o sartén, ponemos una cucharada de aceite y salteamos a fuego vivo el puerro cortado en juliana.

Cuando el puerro comienza a estar hecho, añadimos una cucharadita de harina y removemos. Inmediatamente añadimos el vino blanco, y cuando comienza a hervir bajamos el fuego. Añadimos el caldo de cocción de los mejillones -tres o cuatro cucharadas- y cuando haya ligado, añadimos la mostaza, el zumo de limón y por último la pimienta blanca.

Ponemos los mejillones que teníamos reservados en la salsa, salpimentamos y añadimos perejil picado.

Fuente: Receta de Sergi Arola para Canal Cocina

 
 

6 thoughts on “MEJILLONES EN SALSA DE LIMÓN Y MOSTAZA [Pobrecitos]”

  1. Guapa que rico y ademas facilita, ademas como siempre la entrada increible. Los mejillones es uno de los pocos moluscos que me gustan y muchas veces no los compro porque no se como prepararlos, la proxima probare con tu receta.

    Un saludo y gracias por la receta.

  2. Tienes razón, siempre que comemos mejillones en casa (y soy de Vigo, así que es muy a menudo) comentamos lo feos que son! jajaja!

    Esta receta me la apunto, nunca los hice parecidos a estos!

    Un beso!

  3. jaja!! a partir de ahora cuando tenga un mejillón en mis manos, no podré evitar mirarlo de diferente manera..la verdad es que si que son un poco feos, pobrecitos…
    Pues me encantan, y esta receta me abre nuevos horizontes a la hora de cocinarlos, ya que siempre los he hecho cocidos, pero con salsa de tomate por encima y ya está.
    El lunes si puedo ir a comprar, intentaré coger todos los ingredientes y la haré, haber que tal me sale..
    Hasta luegoo!!

  4. jajajaja que buena eres!!!! me encantas!!! pobres mejillones, mira que llamarles feos…sólo son diferentes ;) además cuando se arreglan y se ponen sus mejores galas (como en tu receta) ganan muchísimo!!! Me he reido mucho con tu introducción. Muakkkkssss!!!

Habla ahora o calla para siempre...