POKE, UNA APROXIMACIÓN [Volviendo…]

Vuelvo.

Que no me había ido, sólo me había tomado un descansito. Pero ya estoy por aquí otra vez.

No sé si puedo explicar lo que ha pasado para descolgarme de todo casi tres meses, con alguna publicación suelta, pero supongo que ha tenido que ver con que el blog lleva abierto ya demasiados años y no me había tomado vacaciones. De pronto, no es que no me apeteciera estar, simplemente no tenía nada que contar.

Y vuelvo hoy, con el comienzo del curso, los buenos propósitos y los coleccionables por fascículos. Todas esas cosas que empiezan en septiembre.

Y empiezo reciclando. Lo hago porque participo en #reciclandosabores con mi amiga Rossgastronómica, a la que he abandonado vilmente tres ediciones, y porque traigo una receta que en verdad vale para reciclar algunas cosas que tenemos por la nevera [no, no valen todas]. Yo lo he hecho en esta ocasión porque en un error de comunicación, le dije al vikingo que había puesto unas edamame para aperitivear mientras se hacía la cena; y él entendió que le estaba pidiendo a él que las hiciera.

Total que fue para la cocina, y mientras mis edamame se cocinaban al vapor en el microondas, él puso otras pocas en una vaporera al fuego. Cuando nos encontramos con que habíamos duplicado el aperitivo, las saqué de sus vainas y las dejé guardadas para hacer un poke al día siguiente.

Los poke a mí me tienen enamorada. Los como a menudo, y no dejan de fascinarme. Los poke, o las cosas que llevan ese nombre, que lo mismo… no lo son siempre.

El poke es originariamente un plato de pescados crudos marinados con unos aderezos muy sencillos y muy hawaianos [nada que encuentres en los estantes de tu supermercado europeo, me temo]. Más adelante al poke se le añadió arroz y una salsa de soja. Y hasta ahí, un hawaiano te permitirá que llames poke a lo que te estoy contando. De ahí en adelante, al poke le fueron creciendo ingredientes, más o menos autóctonos, más o menos coherentes y algunos francamente atroces.

Cuando conocí el poke, fue en un restaurante donde como de vez en cuando entre semana. Ya se empezaba a hablar de este plato pero aún no había muchas recetas en las redes y las que había eran muy dispares, así que busqué en webs de cocineros y bloggers de Hawaii, que me pareció lo más apropiado.

Si quieres echar un vistazo, puedes ver la receta de poke de atún de Kaukau time, la de Tasty Island [que tiene versión vegana], o el que yo encuentro más fiel pero también más alejado de mis posiblidades por lo local de sus ingredientes, el Cy’s Aku Poke de Cooking Hawaiian style.

Algunos cocineros hawaianos escribieron sobre la moda reciente de consumir este plato fuera de sus islas y aunque a veces se rasgan las vestiduras por las tropelías que cometemos contra el poke, por lo general encuentro que se aceptan como ingredientes [además del pescado fresco y el arroz] las algas, cebollas en vinagre, el aceite de sésamo, la salsa de soja y algunos ingredientes extra que varían según donde se encuentre cada cocinero, pero que básicamente son algunas verduras frescas. El aguacate ya aviso que es un desparrame extra hawaiano, que yo lo pongo porque me encanta, pero lo hago consciente de que tal vez una señora maui me daría una colleja por esto.

Yo tengo como punto de partida para el poke: arroz + salmón o atún + algas + aguacate + cebolla roja encurtida + algunas verduras frescas y crujientes. Puntualizo que posiblemente si un hawaiano viera esta receta, pondría la misma cara que pongo yo cuando tengo que explicar a un guiri que no, la paella NO lleva chorizo, por más español que sea y por mucho que esté muy bueno.

Pero a mí esta combinación me gusta, que queréis que os cuente. Se la he medio birlado al restaurante donde lo como de vez en cuando, en el que usan edamame y verduras crujientes [rabanitos, zanahoria, pepino] además de un aderezo de aceite de sésamo y soja que me flipa.

He dudado en si llamar o no poke a la receta, porque no me gusta ir por ahí ofendiendo a ciudadanos de Hawai, pero yo creo que ha quedado debidamente explicado. Por lo general le pongo unas algas wakame, aunque esta vez olvidé hidratarlas y tenía demasiado hambre para esperar. No te voy a decir que puedes poner lo que quieras y llamarlo poke, a pesar de que yo acabo de hacerlo. Si le pones maíz, atún en lata, garbanzos, queso o jamón de pavo, posiblemente los hawaianos te enviarán al infierno del poke y pasarás tu otra vida [si la hay] lamiendo suelas de zapato. Yo espero que mi versión con verduras frescas y aguacate no les parezca atroz, o al menos, que sean compasivos con mi explicación…

POKE BOWL

[2 PERSONAS]

CAL 549,9 · HC 39,9 · PR 49,0 · GR 65,6 [POR RACIÓN, PLATO ÚNICO]

INGREDIENTES

  • Salmón
    • Salmón fresco, 150 g
    • Aceite de sésamo, 2 cucharadas
    • Salsa de soja, 1 cucharada
    • Jengibre fresco rallado, un trozo de medio cm, aprox.
  • Cebolla encurtida [sobrará] *** Se puede usar cebolla fresca en su lugar, o no poner
    • Cebolla roja, media [unos 40-50 g]
    • Vinagre de arroz, 3 cucharadas
    • Azúcar de caña, 1 cucharada
  • Arroz integral cocido, 200 g [unos 80 g en seco]
  • Edamame cocidas, 100 g
  • Aguacate, 75 g
  • Zanahoria fresca rallada, 30 g
  • Pepino en láminas, 30 g
  • Sésamo

NOTA A LAS CANTIDADES: Suelo poner los pesos porque me parece una forma de entender mejor las proporciones [no todas las variedades de cebolla son iguales, y poner media cebolla es algo muy impreciso]. Pero en un poke bol, en verdad puedes ajustar todo a tu gusto. Aquí solo he puesto, redondeando, lo que ves en la foto.

MODUS OPERANDI

Lo primero que tenemos que hacer es poner a encurtir la cebolla. Yo lo hago el día anterior. Pongo la cebolla cortada en juliana finísima en un bol pequeño, y añado vinagre de arroz y azúcar en proporción 3 a 1 hasta cubrirla. La dejo reposar. Algunas cebollas es necesario salarlas y lavarlas con agua después; yo uso unas muy dulces que no necesitan ese proceso, pero te lo cuento por si lo necesitas: se salan 15 minutos y después se lavan con agua abundante. Después se encurten.

Lo siguiente es cocer el arroz con una pizca de sal. Depende del tipo de arroz. El integral, para ensaladas, yo lo cocino 7 minutos en olla exprés con agua abundante.

Lo siguiente es cocer las edamame. Yo las hago al vapor, 7-8 minutos. Y las dejamos enfriar.

Y ya sólo queda marinar ligeramente el salmón. Cortamos el salmón en dados pequeños, y preparamos una marinada con el aceite de sésamo, la salsa de soja y el jengibre rallado. Lo metemos, removemos bien, y dejamos reposar de 15 a 30 minutos en la nevera.

Por último, cortamos los ingredientes frescos: pepino en rodajas finas, zanahoria en láminas, aguacate en tiras.

Y sólo queda montar el poke bowl. Para ello ponemos arroz en la base, y sobre él acomodamos todos los ingredientes, retirando el salmón de su marinada. Espolvoreamos con sésamo abundante.

Y queda preparar un breve aliño. No todas las recetas de poke lo usan, pero a mí sí me gusta. Utilizo el líquido de marinar el salmón, y media cucharadita del vinagre de arroz de encurtir la cebolla, lo mezclo bien y lo uso como aderezo. Si te has quedado corto, sólo tienes que preparar un poco más de aliño.

4 Comments

  1. A mi también me encantan este tipo de preparaciones y para ser sinceros podemos bautizar al plato cómo nos apetezca.
    Me acabas de descubrir cómo cocinar edamame.
    Perfecto reciclaje, aún no te has enterado que los vikingos hay que repetirles las ordenes dos veces y despacito.
    Bss y bienvenida de nuevo.

    Reply
  2. Ya hablamos del poke en una ocasión y os dije que nunca lo había probado, de hecho no sabía ni lo que era y mira por donde tu preparas uno.
    Tengo que animarme a hacerlo en casa porque se que me gustará.
    ¿Has estado casi tres meses sin publicar? Yope ni me había dado cuenta, como pasa el tiempo… pues no te desinfles eh!
    Besos
    Nieves

    Reply
  3. Que me gusta este plato, ya sabes que alguno que otro preparo en casa, antes sin saber que se llamaba así y ya después ajustandome mas a lo hawai, que ya que no he tenido el placer de visitar las islas me relamo con sus sabores, fijate que algas nunca le he puesto y tengo un bolson en la despensa que me da la sensación que no baja nunca, feliz vuelta a la rutina y espero que con fuerzas que quiero disfrutar de tus platos y tus historias, besos mil y habrá que verse pronto

    Reply
  4. De un tiempo a esta parte vengo viendo diferentes versiones de poke, pero si te soy sincera, ni lo he probado ni había oido hablar antes de este plato. Me imagino que en breve intentaré preparar alguno porque ya me pica la curiosidad. Tengo una prima política hawaiana, le diré que me de una versión ella y así comparamos.

    Bss

    Elena

    Reply

Responder a SweetCookiesbyBea Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.