BIZCOCHO DE KIWI [Accidental]
CAL 206,4 · HC 28,0 · PR 7,1 · GR 6,7 [100 GRS]
 
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
bizcocho kiwi 1

 

Es lo que pasa cuando cocinas a seres dotados de voluntad. 

Que te la juegan.
 
Los kiwis que me miraban tiernamente desde las estanterías de la frutería no tenían ninguna intención de ser reducidos a mermelada. La alegría que mostraron al ser comprados, pesados, empaquetados y etiquetados se convirtió en rencor cuando se vieron pelados, desnuditos y reducidos a trozos en la thermomix.
 
Entendieron su cruel destino: mermelada casera.
 
Y se vengaron…
 
Vaya que si lo hicieron…
 

[Receta: La mitad de azúcar que de fruta, en mi caso edulcorante equivalente a esa cantidad.

Resultado: Una mermelada tan dulce que es imposible im-po-si-ble tomarla. Ni rebajada con yogur, ni con pan y queso fresco, nada, no hay manera.]

 
Pero yo, que tengo más reflejos que un kilo de kiwis, estuve rápida y me acordé de aquella receta que siempre quise probar, un bizcocho que tenía un aspecto jugoso y aromático, húmedo, maravilloso. Y me acordé de que el ingrediente principal era un cuarto de kilo de puré de manzana. Y me dije… “Uso mermelada de kiwi en lugar de puré de manzana, y no uso nada nadita de azúcar… y tiene que salir algo digno de ser comido… no?”
 
Estaba en lo cierto.
 
Cambié manzana por kiwi, y adapté las especias, siguiendo la misma receta. 
 

[Resultado nº 2: Un bizcocho delicioso, jugoso, denso y lleno de pequeñas semillas de kiwi que crujen cuando muerdes.]

 No podría haber sido mejor.
 

INGREDIENTES

Harina integral, 250 gr
Levadura, 1 cta
Bicarbonato, 1 cta
Avena en copos, 50 gr
Mermelada de kiwi, 250 gr
Yogur natural, 1 ud
Aceite, 60 ml
Huevos, 2 uds
Clavo molido, 3 uds
[Azúcar, debería llevar 150 grs, pero yo no he puesto porque la mermelada era muy dulce]

MODUS OPERANDI

En un bol, batimos los huevos con el aceite, y añadimos el yogur y la mermelada de kiwi, mezclando hasta que quede  homogéneo.

En otro bol, tamizamos la harina con la levadura, el bicarbonato, el clavo y la sal. Añadimos el azúcar o edulcorante [si usamos edulcorante líquido, lo pondremos en la primera mezcla junto a la mermelada y  nunca en este paso] y mezclamos bien.

Sobre el bol de la harina, vertemos despacio la primera mezcla [huevos, aceite, yogur, mermelada] y lo vamos mezclando con suavidad, con movimientos envolventes.

Lo pasamos a un molde y lo cubrimos con los copos de avena. Horneamos a 180º durante 45 minutos o hasta que al pincharlo veamos que está cocido.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

15 Comments

  1. Impresionante! No sabes la ilusión que me hace que aquel bizcocho que horneé en 2009 (cómo vuela el tiempo) te inspirara para hacer algo tan rico como este “accidente”. Da rabia cuando los planes originales no salen bien, pero me alegro mucho de que seas perseverante y supieras darle una buena salida a esa mermelada extra-dulce. Genial! Y tiene muuuuy buena pinta :D

    Un abrazo

    Reply
  2. Fíjate que bien nos vino esa mermelada super dulce porque el bizcocho tiene una pinta tremendamente buena.
    No le puse las galletas porque no me gusta espesar así las salsas, ni con harina, prefiero poner el cestillo y que evapore, además no me gustaba la idea de tan dulce con los calamares jajjjaj
    Besos.

    Reply
  3. Pobres kiwis, con lo complicadillos que son, o demasiado duros, o pasados, y encima demasiado dulces en mermelada. Menos mal que tuviste la brillante idea de redimirlos en este bizcocho que da unas ganas de comerlo…
    Necesito parlotear contigo porque tengo mil preguntas que no puedo hacer por aquí. Tienes mi correo en el blog. Si me escribes te cuento,que creo que me puedes ayudar con temas de edulcorantes y dulces. Me apunto la receta a ver si con o sin kiwis lo puedo hacer. Un besote

    Reply
  4. Los experimentos con gaseosa………
    La mermelada no se que decirte porque no la veo, pero el bizcocho, el bizcocho es una maravilla, que esponjoso por favor, me encanta el kiwi y este no se me escapa.
    Besitos bonita.

    Reply
  5. Pues no hay mal que por bien no venga, porque ese bizcochito tiene una pinta estupenda…
    Así que creo que tenemos que alegrarnos de que la mermelada saliera tan dulce, jejeje.
    Un beso.

    Reply

Habla ahora o calla para siempre...