CAKE DE FRUTAS [Hoy toca sermón]

CAL 205,4 · HC 31,8 · PR 8,1 · GR 5,7 [100 GRS]
 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Soy una niña mala. Desobediente hasta el agotamiento.

A veces tengo cargo de conciencia. Pienso como se deben sentir esos señores que hacen los estudios de mercado y diseñan las estrategias de marketing de los supermercados cuando se enfrentan a alguien como yo. Que a veces me dan hasta ganas de cometer un pecadillo para que se sientan mejor y todo.

Como presas [supuestamente] fáciles que somos, los ciudadanos – ahora consumidores, somos estudiados en nuestro comportamiento. Hay unos señores que saben a donde dirigimos la mirada en el supermercado, que conocen los colores más atractivos, que predicen nuestros hábitos con unas herramientas que se llaman perfiles de consumidor, y que saben como hacernos perder la cabeza y salir con un poco más de lo que teníamos previsto comprar.

Y es que hay gente que va al super a ver lo que encuentra. Presas fáciles. Los ejemplares más deseados. Y hay gente como yo. Con una cosa de la que seguro que han oído hablar: principios.

Y según mis principios, que cuido tan escrupulosamente como puedo:

…Los productos frescos [carnes, pescado, fruta] jamás de los jamases se compran en los supermercados. Nunca. No. Caca. Para que un producto fresco llegue a un supermercado, hay intermediarios que ganan mucho haciendo muy poco y sí, crean puestos de trabajo: en malas condiciones y mal pagados.
Los productos frescos se compran a productores ecológicos, o en las tiendas locales, donde la cadena de distribución es un poco más pequeña, y donde una sola persona gana un poquito más con cada venta pero a cambio se mantienen dignamente [cada vez menos] dos o tres hogares. No es verdad que los productos sean más caros. No, no lo es. Ellos sí ganan un poquito más porque venden menos, pero hay menos intermediación. Y sí es verdad de la buena que los productos son mejores, de mayor calidad y el trato infinitamente más humano.

…Los productos precocinados son veneno [I]. Del chungo. Todo precocinado, desde la sopa de sobre hasta los bollos, está pensado para no saciar con una cantidad razonable, y casi siempre tiene un sabor que no perdura en la boca. Hay productos, como los snacks, que nos hacen comer de forma compulsiva porque el sabor es tan efímero, y se estudia que sea así, que sentimos el impulso de seguir comiendo para satisfacer el deseo de sentirlo de nuevo. Prueba a comer una patata frita con especias, y piensa lo que dura su sabor. Prueba ahora con una cereza. Compara.

Los productos precocinados son veneno [II]. Todo producto precocinado, para que sea sabroso, contiene cantidades inmorales de azúcar [los salados también] y grasas de origen dudoso, por lo general hidrogenadas. Las grasas hidrogenadas son solidificadas para que den textura agradable pero los productos no acaben chorreando aceite. Por eso los bollos del super son tan ricos y aparentemente menos grasos que los caseros. Aparentemente.

…Los productos dietéticos son veneno. Casi todos. Por lo general, son iguales o casi iguales que los no dietéticos. Tomaros la molestia de comparar dos cereales de la misma marca, versión diet y versión normal. O de ver cuantas calorías tienen las galletas dietéticas en comparación con las normales. La trampa es fácil. Las hacen muy ligeras [de peso] para que las calorías por galleta sean muy bajas, y así sacan doble partido: las venden más caras porque hay menos producto, y como son light comemos más pensando que es menos pecado, y acabamos comiendo la misma cantidad de producto, o más, y las mismas calorías y grasas, o más.

…La lista de compra es sagrada. Y solo nos la saltamos cuando hemos reflexionado sobre la necesidad de comprar ese otro producto. Por supuesto, puede ser un antojo, tipo yogures, zumo o unas sardinas estupendas que no estaban previstas.

…No hay que ir mirando los estantes para “ir viendo lo que me falta” porque no, no necesitamos aceitunas y además berberechos y además almejas y ah claro por si acaso unas navajas. No, eso no es necesidad. Está bien tener dos o tres latas para picar con una cervecita, pero no hace falta que te lleves medio super cada vez que compres, que siempre podrás volver a por más.

Hoy traigo hasta el blog un cake que he copiado a Akane, de Albahaca y Canela, y que está elaborado con harina integral ecológica, fruta que compro a un productor ecológico, un huevo campero [a falta de ecológicos que en verano no tenemos] y cosas ricas en general.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

INGREDIENTES

Harina integral, 260 gr
Azúcar [edulcorante equivalente], 150 gr
Mantequilla, 2 cucharadas [25 gr]
Huevo, 1 ud
Leche, 120 ml
Yogur natural, 125 gr
Levadura, 1 cucharadita
Zumo de limón, 1 cucharada [en la original, algo menos de limón, y un poco de vainilla, pero a mí me gusta con más sabor a limón y la vainilla… la olvidé por completo]
Sal, una pizca
Fruta fresca de temporada [usé nectarina y ciruela roja]

MODUS OPERANDI

Mezclar en un bol la harina, la levadura y la sal.

En otro cuenco, batir poco a poco la leche, el yogur y el zumo de limón.

En un tercer cuenco [vale, estamos manchando un poco, pero merece la pena] ponemos la mantequilla derretida, y la batimos con el azúcar hasta que blanquee ligeramente. Le añadimos el huevo y lo integramos bien.

Sobre la mezcla de mantequilla+azúcar+huevo añadimos poco a poco, con movimientos suaves y de forma alterna las otras dos mezclas [harina por un lado, lácteos por otro]. Empezamos y acabamos por la harina.

Lo volcamos a un molde, y sobre la mezcla colocamos gajos de fruta fresca recién cortada. Espolvoreamos un poco de azúcar sobre la fruta, y al horno, 180º unos 45 minutos.

Mmmm….

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

19 thoughts on “CAKE DE FRUTAS [Hoy toca sermón]”

  1. ¡Cuanta razón tienes! pero que debiles somos, nos falta fuerza de voluntad para resistirnos, aunque ahora con lo de la crisis, no nos va a quedar más remedio que controlar esa debilidad y ajustar el monedero, prescindiendo de muchas cosas.
    Me gusta la idea de ese cake! y además con la posibilidad de variar frutas.
    Un beso.

  2. Yo también soy muy desobediente. Me gusta lo casero y de hecho, mi hijo no ha probado unas natillas de sobre o de bote en su vida. Lo difícil es no picar y yo últimamente me autorecorto haciendo lista de la compra y es verdad que ayuda. Lo que me resulta más cabreante es que los productos ecológicos sean tan sumamente caros. Aquí en Valencia hay una macrotienda y la verdad, es un negocio “saca pelas” en toda regla. Así que he buscado una herboristería más pequeña en la que compro sintiéndome menos timada. El cake ya copiado para hacerlo en breve porque me apetece mucho este tipo de dulce. Buenas noches chica mala

  3. Me encantan todos estos principios que nos expones aquí, totalmente cierto eso de que los productos precocinados son caca y que los frescos no se compran nunca en el súper.
    Por otra parte me he acordado de mi chico, que cada vez que vamos a la compra me pregunta con ojitos: “¿Y un caprichito se puedeee?” y claro, no me puedo resistir!
    Besos

  4. Tienes toda la razón, a mi los productos precocinados no me gustan nada, pero tengo que comprarlos porque a mis hijos si.
    Lo de la lista de la compra para mi tambien es sagrada y más con la crisis, pero siempre pecamos. Me gusta mucho tu blog y me quedo de seguidora. Ah y tu cake debe de estar riquísimo. Saludos

  5. Tienes toda la razón, nos tienen bien estudiados y saben cómo vamos a actuar, por eso nos preparan bien la trampa para que piquemos. Aunque a veces lo hagamos, yo tengo claro muchas de esas cosas que expresas en tu post, normalmente, salvo emergencia, no suelo comprar productos frescos en los super, la fruta a la frutería, la carne a la carnicería y el pescado a la pescadería. La gente piensa que son más baratos en el super y la verdad, que para los que compramos habitualmente en mercados, sabemos que no existe tal diferencia, y la calidad muchas veces es mínima, salvo algunas excepciones, que siempre las hay.
    A mi también me encanta preparar comidas con productos ecológicos, muchas veces me sirvo del huerto de mi suegro, y la diferencia se nota.
    El bizcocho tiene una pinta estupenda, aunque yo no suelo ponerle nunca fruta, será cuestión de probar.
    Y en cuanto a los melocotones, no puedo ni verlos casi. El año pasado los preparé en almíbar y mi madre los peló y lo hizo casi todo y nada, al final urticaria todo el mes de agosto, corticoides y demás, un latazo. Así que ni los miro, hace tiempo que renuncié a ellos.
    Un saludo.

  6. Es una gran verdad lo que decís. Estudié la Licenciatura en Publicidad (aunque no la terminé, pero muchas de las mismas situaciones las estudié también en la Licenciatura en Comunicación, de la que me gardué) y recuerdo materias enteras en las que nos dedicábamos a comprender el comportamiento del consumidor, conocer sobre los colores para vender, la disposición de los productos en la góndola, la música ambiental, etc., etc…
    En fin, saber lo que debemos comprar (dándonos algún gustito) es fundamental no sólo para cuidar nuestro bolsillo sino para cuidar nuestra salud. Y hablando de salud, mis felicitaciones por este cake de frutas que se lo ve delicioso y súper sano. Lo voy a probar.
    ¡Saludos!

  7. Llego un poco tarde, pero no sabes la ilusión que me hace ver una receta mía que te haya inspirado para algo tan rico! :).
    Es que compartimos muchos gustos y opiniones en general, me encanta pasarme por tu blog y leerte. Como siempre, estoy totalmente de acuerdo contigo en tus “mandamientos” sobre la compra. La fruta que yo usé la compré en el mercadillo, en nuestro puesto de confianza, donde la fruta sabe a fruta de verdad y no viene envasada en kilos de plástico.

    Un abrazo desde Oporto!

  8. estoy muy pero que muy de acuerdo con los pasos a seguir en la faena de comprar, ahora más que nunca hay que ir pateándose todas las tiendas y viendo lo bueno, bonito y barato, y fundamental… dejarse al marido en casa, por lo menos el mio lo echa todo al carro, nunca tiene bastante :P
    El bizcocho se ve… uhmmmmm tentador!!
    un besote.

  9. Mmm qué buena pinta tiene este cake!! Me llevo la receta con tu permiso! Me ha encantado como te ha quedado y seguro que está rico no, lo siguiente :) A ver si puedo.. y la preparo entre esta semana y la que viene y te cuento! Te ha quedado de lujo :)

    Y en lo que dices.. tienes toda la razón del mundo! Nos intentan engañar todo lo que quieren y más, eso de los productos light son una trampa mortal!

    un besito guapa

Habla ahora o calla para siempre...