CUPCAKES INTEGRALES DE ZANAHORIA Y COCO [Frosting sin lácteos]

CAL 242,8 · HC 20,7 · PR 3,6 · GR 16,2 [100 G] [FROSTING INCLUIDO]

Cupcakes de zanahoria y coco, sin lácteosCupcakes de zanahoria y coco, sin lácteosCupcakes de zanahoria y coco, sin lácteos


La intolerancia a la lactosa está siendo un viaje divertido a ratos. De verdad. Que lo digo sin ironía ni nada.

Es decir, cuando me como una tortita de arroz y descubro [tarde] que tenía leche en polvo, le mento los muertos al fabricante y me enfado que no veas. Cuando leo entre los ingredientes de las salchichas frescas de la carnicería lactosa me revienta. Y cuando descubro que no puedo comer fuet porque tiene más leche en polvo que unas natillas, me supera.

Pero cuando me propongo cosas como hacer cupcakes libres de lácteos y descubro que se puede hacer frosting usando sólo leche de coco [amo el coco] ser intolerante me parece una oportunidad para descubrir cosas que me saquen de esos frostings ultragrasupientos y azucarados de los que siempre he renegado.

Y me encanta.

Que no es que sea un frosting así ligero, en plan light, pero mola. Porque es muy natural, sólo lleva coco, y casa estupendamente con estos cupcakes de zanahoria. Necesitarás endulzarlo un poquito, y con eso estará estupendo. Y no tenemos que recurrir a la engañifla de sin lactosa que en realidad quiere decir con lactasa añadida. Y si un día consigo hacer unos muffins veganos decentes, será un gustazo poder coronarlos con un frosting.

Así que por esta vez, en lugar de sin lactosa afirmo orgullosa eso de sin lácteos. Y con frosting. Blanco impecable. Y firme. Y allí donde ves un apeteceible cupcake estiloso y cuqui, en realidad hay un muffin divino, integral, de zanahoria y manzana, coronado por un frosting de coco estupendo. Y ni se nota.

Todo esto viene de la mano de mi querida Tesa, que además de ser todo amor, es nuestra víctima del #asaltablogs de este mes. Y que como yo, está muy concienciada por comer lo más saludable posible, y como a mí, no le da la gana renunciar a comer muffins, cupcakes y tartas. Así que aquí estamos, integralizadas, libres de azúcar y llenas de cosas ricas…

¡Espero que mi versión libre de lácteos de sus cupcakes le guste!

Cupcakes de zanahoria y coco, sin lácteosCupcakes de zanahoria y coco, sin lácteos

 

INGREDIENTES

[12 CUPCAKES]

 

Zanahoria, 200 g

Puré de manzana, 150 g [o una manzana]

Stevia líquida*, 4,8 g [o 120 g de azúcar]

Aceite de oliva suave, 50 g

Huevos, 2 medianos

Harina integral, 175 g

Levadura, 1 cucharadita

Canela, media cucharadita

Sal, una pizquitina [me entiendes, ¿a que si?]

Uvas pasas, 50 g

Coco rallado, 20 g

Piel de naranja rallada

 

Para el frosting

Leche de coco, una lata [400 ml] con un contenido graso alto [el máximo que encuentres]

 

*La stevia que uso tiene una concentración de 8,3%.

Para calcular la stevia: 1 gramo de stevia pura equivale a 300 g de azúcar.

 

1 g de preparado … 0.083 g de stevia [concentración del 8,3% significa esto]

12,05 g de preparado … 1 g de stevia … 300 g de azúcar [1 g de preparado es a 0.083 g de stevia lo que 12,05 es a 1 gramo]

4,82 g de preparado … 120 g de azúcar [12,05 g de preparado son a 300 g de azúcar lo que 4,82 es a 120 g]

MODUS OPERANDI

Frosting

En esta receta se empieza por el final, que es el frosting. Y se empieza la noche de antes. Necesitamos la leche de coco más grasa que podamos encontrar, porque esta grasa es lo que monta. La mía tenía el 18%. Abrimos la lata y volcamos el contenido en un bol o jarra transparente. No es imprescindible hacerlo, pero es de gran ayuda. Si te da mucha pereza manchar otro cacharro, abre la lata y ya está.

Metemos la leche de coco en la nevera, tapada con papel film, toda la noche y no la movemos en ningún momento. En este tiempo, la grasa se separará del agua de coco y quedará flotando sobre ella. 

Una vez tengamos la grasa separada, la retiramos con muchísimo cuidado intentando no coger nada de agua. Aquí nos resulta útil tenerla en una jarra transparente, porque vemos hasta donde hay grasa. La vamos poniendo en un bol. Y con ayuda de unas varillas, la montamos. La grasa de coco monta estupendamente bien, tarda tres o cuatro minutos, y empieza a formar picos. Añadimos unas gotas de stevia o un poco de azúcar para dar sabor.

Y la guardamos en la nevera hasta que la vayamos a utilizar. Cuanto más fría, más endurece y más fácil resulta manejarla con la manga pastelera. Si se desinfla, se puede volver a montar sin problema.

No va a quedar tan firme como la nata montada, así que no te aconsejo que uses una boquilla decorativa chachipiruli de estrella de doce puntas, porque lo más probable es que se bajen los bordes. Usa una boquilla con poca forma, o una redonda.

Cupcakes

Antes de empezar, precalentamos el horno a 250 ºC.

Pelamos las zanahorias y las rallamos en un robot de cocina, junto con la piel de naranja y el puré de manzana. Si usamos manzana natural, la trituramos en este mismo paso. Incorporamos los ingredientes líquidos a esta mezcla: huevos, aceite y stevia si la usamos. Reservamos. 

En un bol aparte, mezclamos los ingredientes secos: harina, levadura, canela, coco rallado, pizquitina de sal y azúcar si la usamos. 

Por último, incorporamos el contenido del primero bol sobre el segundo y lo mezclamos bien. Añadimos las pasas, mezclamos para que se integren.

Llenamos las cápsulas de muffins hasta 2/3 de su capacidad, y con las manos mojadas alisamos un pelín la superficie, para que al crecer tengan los menos gurruños posibles. Esto conviene hacerlo con las masas densas de tipo muffin, que tienden a crecer de forma irregular.

Horneamos a 180ºC 20-25 minutos, según el tamaño de las cápsulas. Pinchamos una para comprobar que están cocidas antes de sacarlas del horno.

Una vez fríos, lo único que nos queda es decorarlos con el frosting de coco y disfrutar.

23 Comments

  1. Joooo que pintaza tienen, y el sabor escogido me encanta, los bizcochos de zanahoria al menos son mas que ricos, jeje. No sabía yo esa faceta de la leche de coco ni me había fijado que las había con distintos porcentajes de grasa, siempre se aprende algo, yo descubrí la leche de coco no hace mucho con una receta que la llevaba y quise probar, y nos encanto.
    Leche en los fuets??? :OOO, la madre de la vaca, que cosas mas raras, con razón son malos, cuando yo era peke en casa de mis abuelos les echaban carne, no leche, jajajaja, y yo pensando porque los fuet saben tan raro, porque no se parecen a aquellos que apenas ya recuerdo, jiji.
    Besote!!!!

    Reply
  2. Libia

    Pero como no.le van a gustar!! ! Si han salido perfectos! Por cierto… a mi me encantan los gurruños en los cupcakes, mágdalenas o similares. Besotes gordogordo

    Reply
  3. Lo que tu no encuentres no lo encuentra nadie, mira que usar la grasa de la leche de coco para … montar! Es que me has dejado patitiesa! Eso lo tengo que probar! Frosting de coco… qué cosas!
    Petonets!

    Reply
  4. Te entiendo perfectamente cuando voy a comprar tengo que mirar con detalle las etiquetas ademas de preguntar en la charcuteria si lleva suero lacteo o cualquier producto derivado de la leche mimarido es intolerante a la lactosa desde hace 19 años y no veas las que ha pasado ,desde que descubrio las pastillas de lactasa se las toma cuando vamos a comer fuera para evitar malos ratos .
    Los cupcakes se ven divnisimoooooooooos y no dudo esten de rexupete tomo nota me los llevo a mi larga lista de recetas pendientes .
    Bicos mil wapa.

    Reply
  5. Pues yo era fan del coco, luego tuve una época en el que empecé a aborrecerlo y de un tiempo a esta parte me etoy volviendo a enamorar de él, y que me ha gustado a mi este frosting. Por supuesto los cup cakes de zanahoria también

    Bss

    Elena

    Reply
  6. Así me gusta, sin lácteos!!!! Que yo soy de las alérgicas a los lácteos, no a la lactosa. Con lo cual la limitación es aún mayor. Pero la nata de coco hace tiempo que la descubrí y para mí se me abrió un mundo de posibilidades, es la bomba!!
    Y estos cupcakes tuyos me han encantado, que además los bizcochos de zanahoria son de mis favoritos.

    Reply
  7. Buah, pues a mí me ha encantado ese frosting, la ausencia de lácteos (es verdad que “sin lactosa” = “con lactasa” -que vaya usted a saber…) y la pintorra que tienen. Anotada queda porque tengo una latita de leche de coco que ya me hace ojitos.

    Reply
  8. Hola Ana !! no sabia que se podía separar y montar la grasa de la leche de coco, tengo que probarlo, porque yo odio la nata montada jajaj .También me sienta fatal la lactosa , en cambio en el queso curado no.
    Las magdalenas buenísimas la mezcla de coco y zanahoria me encanta.
    Besinos
    El toque de Belén

    Reply
  9. Ana aunque no tengo problemas con la lactosa, te entiendo perfectamente muchas veces uno come cosas confiado de que no llevan x o y producto que del que no gustamos y luego nos llevamos unas sorpresas brutales que nos ponen los pelos de punta. Hace mucho no hago pastel de zanahoria y con lo que me gusta, y este integral me parece delicioso. Claramente, el frosting de coco es un tip nuevo que me llevo feliz para un día de estos experimentar, me parece que tiene un consistencia deliciosa. Guardo tu receta.
    Un beso

    Reply
  10. Pues yo también lo prefiero, esos frosting llenos de mantequilla me superan, y me refiero a la textura que tienen al darle un bocado, pero la grasa de la leche de coco montada es una delicia que debemos aprovechar, y con el bizcocho de zanahoria, “casa” muy bien. Besos

    Reply
  11. Es verdad!! Yo siempre digo que la intolerancia a la lactosa me ha hecho descubrir muchos más ingredientes y sabores que antes no conocía, y te hace darte cuenta de lo importante que es informarte, leer bien etiquetas y comer más “alimentos”, como se dice ahora. Y me dan rabia esas recetas que se anuncian como “sin lactosa” cuando toda la solución que proponen es usar ingredientes en su versión sin, en lugar de dar alternativas. Como ciertos blogs o páginas que anuncian a bombo y platillo recetas aptas para intolerancias, sin gluten y tal, y la fórmula mágica es “usar mezcla de harinas sin gluten y queso sin lactosa… OH GRACIAS NO SE ME HABRÍA OCURRIDO XD

    En fin, que me encanta la receta que has escogido y cómo la has presentado, porque además me encantan los muffins/cupcakes/bizcochitos de este estilo, con mucha zanahoria o calabaza (o calabacín), manzana, con poco endulzante. Y el coco es una delicia.

    Un abrazo

    Reply
  12. no me gusta!!!! me encanta!!! y pido adopcion pero ya de ya! osea que pinta!!!! t ehan quedado taaaaan preciosos que no se si te quiero o te odio un poquito…venga optaré por quererte, porque solo de imaginar la combinacion de zanahoria, manzana y coco….babeo! me encantaaaa!

    Reply
  13. Me chifla el coco en todas sus versiones Ana y combinado con zanahoria es un contraste riquísimo!! Me encantan los cupcakes que has hecho…..frosting incluído!!!
    Buen asalto!!
    Un bst.

    Reply

Habla ahora o calla para siempre...