DELICIA DE MANZANA Y CANELA [Todo empieza en una boda]


CAL 180,3 . HC 35,7 . PR 4,8 . GR 2,8 [100 GRS]
 


OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA 

Todo empieza en una boda. Y es que ya se sabe, que las bodas siempre traen, cuando menos, quebraderos de cabeza.

Las bodas son un lío. Un lío fenomenal. Que si invitas a tus tías-abuelas de Zamora pues yo invito a mis tíos del pueblo, que a ver a donde siento a mi prima Puri y a ver si la guarra de tu prima Manoli se está quieta y con las bragas sujetas al menos hasta media noche, que los abuelos se hayan ido a dormir.

La lista de invitados es peor que la lista de los 40 criminales. Las bodas se celebran para saber si las parejas son capaces de pasar juntos por organizar una lista de invitados, y sentarlos -a ver que Juan no se habla con la Vane porque acuérdate que la Vane le puso los cuernos al cuñado de Juan con un primo de la Jessy, que por cierto tampoco se habla con la Vane pero sí es muy amigo de Juan desde que la Jessy y el primo rompieron, oye quién co*o ha invitado al primo en cuestión?-.

Y si esto es una locura en una boda mortal y humana, no te digo organizarla en el Olimpo, con los dioses que además de mala leche tienen poderes para hacerte putadas que van más allá de rajarte las ruedas del coche.

Y esto fue lo que les pasó a Tetis y Peleo. Que se casaron. Una boda, a quién se le ocurre, si total los dioses correteaban alegremente de aquí para allá y cuando querían echar un casquete se convertían en lluvia dorada, en cisne, en lo que pillaran y lo echaban y nadie decía nada.

Pues no, estos insensatos se casaron. Y claro, se dejaron un invitado fuera de la lista de bodas. Inevitable. Que en el Olimpo hay muchos dioses.

Se dejaron fuera a la diosa de la Discordia [anda que se dejaron a la diosa de los olvidos, a la del perdón eterno o a la del buen rollito]. Eride, se llama. Y la tal Eride, rencorosa ella, decide sembrar la discordia [especialidad de la casa] entre los invitados.

Eride se plantó en jarras en mitad del banquete, con un cabreo de los que hacen historia, y lanzó una manzana de oro a la mesa. Qué habrá hecho la manzana que desde Eva hasta Guillermo Tell pasando por Blancanieves ha sido víctima inocente en todas las historias…

Total que la manzana en cuestión no era un regalo para que la novia se hiciera un colgante con ella. Ni mucho menos. Era para la más bella del banquete.

Ah vanidad… Atenea, Afrodita y Hera se lanzaron como leonas sobre la manzana, y tras enzarzarse en una pelea que podemos imaginar que empezó con medias sonrisas, enseñando dientes, “perdona guapa”, luego un codazo, después un empujoncito para acabar tirándose de los pelos, Zeus –dios de dioses- cogió la manzana, separó a las tres diosas-chonis –tanta deidad y tanta aura para acabar cogidas por los pelos- y pensó una solución.

Buscó un alma cándida, un pobre desgraciao -de nombre Paris- que no sabía lo que se le venía encima cuando vio aparecer a Hermes –dios mensajero, el Seur de la época-. El tal Paris, hijo del rey de Troya, era un pastor que vivía en plan asceta alejado de la civilización. Por esta razón, pensó Zeus, el pastor sería algo más imparcial, no había visto a mucha gente la criatura, que había vivido entre cabras y pastos.

Las diosas –vanidosas, claro- intentaron sobornar a Paris ofreciendo lo que tenían. Hera, ofreció poder político en la tierra, Atenea ofreció la sabiduría y Afrodita el amor de la mujer más hermosa del mundo –diosas aparte-. Y aquí se ve la naturaleza del ser humano y divino. Que nos tiran más dos tetas que dos carretas. Y qué elige Paris? Pues a la chica, a ver qué va a elegir.

Solo había un pequeño problemilla de nada, apenas un detallín sin importancia. Y es que la mujer más bella del mundo es Helena de Troya, esposa –sí, esposa- del rey de Esparta, Menelao. Cachis! Que no había vírgenes solteras bonitas, tenía que ser Helena de Troya, la mujer de un rey, con la mala baba que tenían los reyes entonces!

Así que casualmente Helena vio a Paris, se volvió loca de atar por el pastorcillo, tal como había negociado Afrodita con él, y Paris la raptó.

Total, que Menelao se pilló un cabreo supino cuando se enteró –lógico- y declaró la guerra a Troya, no por nada, sino porque los amantes habían huido a Troya y Menelao, hombre práctico donde los haya, se dijo bueno, invado Troya, tomo la ciudad y estos dos que están dentro, pa mí.

Sutilezas las justas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

INGREDIENTES [PARA 460 GRS, O 4/5 RACIONES]

Para la masa:

Harina integral de fuerza (Ver gluten), 175 g
Sal, una pizca
Mantequilla ligera, 25 gr
Azúcar, 25 gr
Edulcorante líquido, unas gotas (equiv. 50 grs azúcar)
Levadura de panadero en polvo, 1 sobre (o levadura fresca, 12 grs)
Agua tibia, 100 ml

Para el relleno:

Manzanas Granny Smith, 2 uds o 250 grs
Zumo limón, 15 ml
Edulcorante en polvo, equiv. 75 gr azúcar
Canela, 2 cucharaditas
Nuez moscada, ½ cucharadita
Azúcar glas

MODUS OPERANDI -THERMOMIX-

Tamizar la harina y la sal a velocidad 3 unos segundos.

Derretir la mantequilla y echar en el Thermomix junto con la levadura y el azúcar. Mezclar unos segundos a velocidad 3. Mientras añadir poco a poco el agua templada y el edulcorante. Una vez que este todo unido, amasar a velocidad espiga 5 minutos. Tiene que quedar una masa elástica y sin grumos.

 MODUS OPERANDI -TRADICIONAL-

 

Derretir la mantequilla y poner en un bol junto con la levadura y el azúcar. Mezclar bien con una espátula. Mientras añadir poco a poco el agua templada y el edulcorante. Una vez que este todo unido, incorporar la harina y amasar hasta que la masa esté elástica y sin grumos.

 
INSTRUCCIONES EN COMÚN
 
Disponer la masa en un bol en un sitio cálido para que duplique su tamaño.

Pelar las manzanas y cortar en rodajas finas. Reservarlas en un bol con agua y el zumo de limón.

Mezclar el edulcorante en polvo, la canela y la nuez moscada. Estirar la masa y formar dos círculos iguales.

Escurrir bien y secar mejor aún las manzanas. Colocarlas sobre un disco de masa y distribuir por encima la mezcla de azúcar y especias. Colocar el otro disco de masa sobre la manzana, cerrar todos los bordes, y colocar sobre una bandeja engrasada. Dejar crecer hasta que duplique su tamaño. Conviene hacer un pequeño agujero a la masa en la parte superior, para que salga el vapor y no se rompa.

Pintar la masa con leche y hornear a 180º unos 40 minutos. Dejar enfriar un poco y espolvorear con azúcar glasé. Se puede servir caliente o frío.
 

Otra opción para hornearlo, es hacer un rectángulo con la masa, colocar las manzanas dentro, espolvorear con el edulcorante, la canela y la nuez moscada, y enrollarlo como si fuera un brazo de azúcar. Dejamos levar, pintamos con leche y horneamos. Se sirve en rebanadas.

12 thoughts on “DELICIA DE MANZANA Y CANELA [Todo empieza en una boda]”

  1. Impresionante como siempre plas, plas, plas, plas, … (es que aqui hace falta sin dudarlo los emoticonos porque esto no hay duda que se merece un aplauso)

    EnLaLuna primero increible esa tarta y en segundo lugar esa historia como siempre inmejorable, eres una artista en todo lo que haces, enhorabuena guapa y gracias por este blog que es estupendisimo.

    Un saludo y gracias por todo guapa.

  2. ¡Con lo que cuesta hacer una receta en la cocina! ¡Con lo que cuesta hacer las fotos! ¡Con lo que cuesta volcarlas al ordenador, ponerlas bonitas, subirlas, mecanografiar la receta! ¡Y tú encima nos deleitas con una pasada de historia mitológica con grandísimas dosis de humor!

    Yo también me uno al aplauso, porque lo que haces, y lo que has hecho hoy tiene mucho mérito.

    Y las fotos son preciosas, me encantan.

    ¡Plas, plas, plas!

    Un besote, guapa.

  3. ¡¡Cómo me he reído con tu relato de la guerra de Troya!!. Me recuerdas a un compañero, que soltaba los temas de la oposición en cachondeo (y mira que eso es difícil en el mundo jurídico), y te partías de risa, pero ya no se te olvidaban nunca más, jajajaja. Esa es la forma en que mejor se aprenden las cosas.
    Qué arte tienes… y no sólo para cocinar.
    La “delicia”… pues, como su propio nombre indica, deliciosa.
    Y la foto, buenísima.
    Besotes grandes. Se te echaba de menos.

  4. He empezado por el olimpo y este dramón que nos cuentas, he pasado por la piña colada y el pirata y no sé hasta donde he llegado.Llevo un buen rato en tu cocina.He disfrutado mucho con las cosas que nos cuentas y también , como no, con las recetas.
    Encantada de conocerte, un abrazo,
    María José.

  5. Gracias gracias gracias…

    Morguix, gracias cielo
    María Lunarillos, Ana, pity, siempre es un acierto arrejuntar manzanas con canela, es delicioso!
    Seventeen and young (me encanta el nick) gracias!
    María José, Blanca… gracias por vuestras palabras, estos son los comentarios que nos hacen escribir cada… digamos… 15 días… (ejem no soy una gran publicadora…)

  6. Nena como siempre tus argumentos para presentar la receta son fantasticos…….No cambies.
    Esta receta tiene que estar de muerte y las fotografias son impresionantes.
    Me gusta todo.
    Un besote

Habla ahora o calla para siempre...