MASA MADRE 75% DE HIDRATACIÓN [Método Reinhart]

Para hacer pan integral, siguiendo el método de Peter Reinhart, vamos a empezar por desarrollar nuestra propia masa madre.

Hacer masa madre para mí es una cuestión de principios. Hacer mi propio pan, con mi propia levadura natural [la MM es una levadura natural] es un quite a la sociedad de consumo, una vuelta a lo mío, a lo que nace de mis manos y me alimenta.

Esto, incluso siendo una tarea muy entretenida que exige una cierta dedicación, es una labor muy gratificante, y nos permitirá amasar panes tan llenos de sabor, que nunca más querremos tratos con las levaduras industriales, insípidas y sosas.

Más o menos todo aquel que tiene inquietudes panarras, conoce la masa madre 100% hidratación [si no entiendes esto, no salgas corriendo] de Dan Lepard. La recomiendo totalmente. Es sencilla, manejable, dócil y agradecida. Una buena niña.

En la casa donde vivía hasta hace poco, por alguna extraña razón que nunca descubrí, esta MM se ponía enferma cada cierto tiempo y se llenaba de hongos. Me pasó varias veces y me desesperé. Tras cambiar sin éxito harinas, recipientes y de usar hasta agua embotellada, he cambiado de MM. Y soy muy feliz con ella.

LA MASA MADRE 
[SEGÚN REINHART]

Esta masa madre [MM] se desarrolla en tres fases:
…Mash [1 día] – Lo podríamos traducir como papilla, y es la base del seed culture del que nacerá nuestra pequeña MM
…Seed Culture [7/8 días] – El cultivo del grano que favorecerá el desarrollo de las levaduras
…Masa Madre propiamente dicha [para toda la vida]

¿Qué harina uso?
Si puedes, ecológica, no lo dudes. Si no, la que tengas a mano, todo lo más libre de tratamientos, mejorantes y otras porquerías que se añaden a las harinas industriales, que puedas encontrar. Sí, claro, ya lo sé: en el paquete solo pone harina. Por eso, si puedes, usa una ecológica.

¿Por qué me haces pesar medidas tan raras?
Las medidas son una conversión del original expresado en onzas, por eso son tan peculiares.

¿En serio esto vale la pena?
Sí.

 

INGREDIENTES TOTALES

Harina integral de trigo, 128 grs
Harina integral de centeno, 482,5 grs

 

MASH
El comienzo

300 grs agua
128 grs harina integral de trigo

También necesitarás: 
Un recipiente apto para horno, con tapa, o en su defecto, papel aluminio
Un termómetro de cocina

Precalentamos el horno a 100º.

Calentamos el agua en un cazo, al fuego, hasta que alcance 74º.

Vertemos el agua caliente sobre la harina. Lo mezclamos bien, tapamos, y lo metemos al horno. Bajamos la temperatura a 66º [o lo más cercano que tenga nuestro horno] y lo dejamos 90 minutos.

A partir de aquí, nuestro mash tardará 3 horas en estar listo para usarse. Dura activo 24 horas, salvo que lo congeles.

Mi consejo: Congela porciones de 30 gramos de mash, para futuros usos [llegarán las recetas…] . De momento, necesitarás dos porciones, una fresca y otra congelada, para continuar con este proceso.

MM_1
 

 

SEED CULTURE
El desarrollo de la vida

DÍA 1:
28,5 grs de mash [hemos guardado 30 porque algo se pierde por el camino…]
28,5 grs de harina integral de centeno
56,5 grs de agua a 21º [más o menos…]

Mezclamos todos los ingredientes, y lo dejamos reposar 48 horas a temperatura ambiente [es preferible que esté tapado]. Aireamos la mezcla al menos 1 vez en este tiempo.

MM_2

 

DÍA 2:
Aireamos la mezcla al menos dos veces, este segundo día no hacemos nada más.

MM_3

 

DÍA 3:
La masa previa [113 grs, es el peso total]
28,5 grs de mash [esos que habíamos congelado… descongelados a temperatura ambiente]
28,5 grs de harina integral de centeno
28,5 grs de agua a 21º

Mezclamos todos los ingredientes, y lo dejamos reposar 48 horas a temperatura ambiente, tapado. Lo aireamos al menos 1 vez durante este día.

MM_4
 

 

DÍA 4:
Aireamos la mezcla al menos dos veces, este día no hacemos nada más si no vemos indicios de actividad en la masa. Si los vemos, adelantamos el día 5 a este día.

MM_5

 

DÍA 5:
99 grs de masa previa [la mitad]
42,5 grs de harina integral de centeno
28,5 grs de agua

Mezclamos todos los ingredientes, y lo dejamos reposar 48 horas a temperatura ambiente, tapado. Lo aireamos al menos 1 vez durante este día.

MM_6

MM_7

MM_8
MM_9
 
 
DÍA 6:
Aireamos la mezcla al menos dos veces, este día no hacemos nada más si no vemos indicios de actividad en la masa. Si los vemos, adelantamos el día 7 a este día.
 
MM_10

 

DÍA 7:
85 grs de masa previa
85 grs de harina integral de centeno
56,5 grs de agua
 
Mezclamos todos los ingredientes, y lo dejamos reposar 24 horas a temperatura ambiente, tapado. Lo aireamos al menos 1 vez durante este día. Lo podemos guardar en la nevera un máximo de 48 horas.
 
MM_11
MM_12
 
 
MASA MADRE [Y PREFERMENTO]
El desenlace
 
99 grs de seed culture
298 grs de harina integral de centeno
227 grs de agua
 

Mezclamos todos los ingredientes durante un minuto. Reposamos 5 minutos y amasamos otro minuto más. Esperamos a que doble su volumen, entre 4 y 6 horas a temperatura ambiente, la desgasificamos y la guardamos en la nevera. Estará lista durante unos 3 días, y se conserva como máximo 2 semanas.

Con la masa madre, haremos prefermento. Es lo mismo, pero en diferente cantidad, es decir, partiendo de una porción de MM y añadiendo harina y agua en las proporciones del refresco, tendremos un prefermento. Pero las proporciones son siempre las mismas:

16% de MM [compuesta por 60% de harina y 40% de agua]
48% de harina
36% de agua

Si te preguntas qué vas a hacer en la vida con esa masa madre enorme en casa, no sufras, que vamos a hacer pan. Coge 400 grs del total, y ve al post donde explico cómo hacer tu primer pan integral con masa madre. Esta primera MM funciona en sí misma como prefermento, así que no problem.

Después de esto te quedarán solamente 224 grs de MM, así que la puedes refrescar en pequeñas cantidades hasta que la ajustes a tus necesidades. Es algo así como “uso 60 gr y repongo 30 gr” hasta que tenga unas dimensiones más razonables.

Y pregúntale a Peter por qué hizo tanta… y luego me lo cuentas!

 
MM_13


REFRESCOS DE LA MASA MADRE [PROPUESTA DE PETER REINHART]
 
Cada vez que vayamos a usar masa madre, hay que activarla, o refrescarla. Para ello, mezclaremos:
 
99 grs de MM
298 grs de harina integral de centeno
227 grs de agua
 
Y de aquí tomaremos la cantidad de MM que necesitemos. La podemos refrescar en cualquier proporción, siguiendo esta pauta, por ejemplo un refresco válido sería:
 
33 grs de MM
99 grs de harina integral de centeno
75 grs de agua

 

Pero incluso acortando las cantidades, si no tienes una panadería industrial, puede que no necesites tanta MM activada. Si haces un par de veces este refresco, le pondrás un nombre, y le comprarás una correa para sacarla a pasear. Sigue leyendo…

 

YA TENGO MASA MADRE, ¿QUE HAGO CON ELLA?

Meterla en la nevera, y referescar la cantidad que necesites cada vez, reponiendo la MM que quites. Te cuento como lo hago yo para que esté sana y activa.

Utilizo siempre para un pan de 750-800 grs, un prefermento de 400 grs. Tomo las siguientes medidas:

65 grs de MM
190 grs de harina principal integral [la que vaya a usar en mi pan]
140 grs de agua

Y a la MM que se queda en la nevera, le añado

38 grs de harina integral de centeno
28,5 grs de agua

De esta forma, siempre tengo MM lista para coger una porción, siempre con centeno [gusto personal de la casa, la puedes hacer de lo que te dé la gana] y nunca guardo cantidades  monstruosas de MM en mi nevera. Sólo repongo justo lo que he cogido, nada más [bueno, 66,5 grs, que viene a ser lo mismo].

Como durante todo este proceso, habrás visto que vamos cogiendo partes pequeñas de cada mezcla anterior, estarás pensando que he tirado un montón de harina.

De eso nada. He preparado las cantidades proporcionales para aprovechar casi todos los prefermentos [solo he descartado un poco para ajustar los pesos, cuando pedía 99 grs, yo tomé dos unidades de 99 grs y deseché unos 40 grs que se quedaron colgados]

Y he obtenido al final del proceso [todo igual, solo que en dos boles, y luego en cuatro] unos 400 grs de seed culture. He hecho tres porciones de 100 grs y han ido al congelador, y con la otra he formado mi primera MM. Las sacaré para ir usándolas poco a poco, y cuando gaste dos, dejaré una de reserva y tiraré con la MM que tenga en la nevera.

Que en mi casa, la harina no cae del cielo!

11 Comments

  1. Hacer pan con mi propia masa madre es mi asignatura no pendiente sino pendientísima. De hecho, creo que nunca la aprobaré. Me tiemblan las piernas cada vez que lo pienso y no te creas que no le tengo ganas al asunto. Tu entrada de hoy está muy bien explicada. Ya solo hace falta que me la imprima y me ponga a ello. De estas Navidades no pasa. A ver si lo consigo por fin. Besos.

    Reply
  2. catypol

    Yo suelo tener en casa y también la de Peter, creo que es la que mejor resultado me ha dado hasta ahora, pero tu lo explicas mejor, jajaja, es una maravilla, o quizás la primera vez que leí la forma de hacer masa madre no entendí muy bien. Ahora vuelvo hacerla porqué la última la regalé, si es que eso de hacer masa madre atrae cada vez a más gente. Gracias linda por este post.
    Un besito

    Reply
  3. Hola Ana. ¿Sabes que me han entrado ganas de seguirte y sustituir mi MM de Kayser por la tuya?, La tengo dos años y no me convence tampoco. Aunque no se ha muerto, ni ha creado problemas, no me gusta cómo quedan los panes. Cuesta mucho que leuden y la miga es muy densa, demasiado.
    Cuando pueda me pongo con la tuya a ver qué tal, que de tu criterio, me fío y mucho.
    Besotes.

    Reply
  4. Maritornes

    Creo que ya te lo he comentado alguna vez, pero ¡qué envidia me da cada vez que vengo y me encuentro con un pan! Yo no me atrevo a hacerlo porque me parece complicadísimo. Y lo de hacer la masa madre… ya es de nota, jaja. Yo creo que no sería capaz de hacer todos los pasos. Seguro que algún día me lo saltaba sin darme cuenta y liaría la de Dios. Así que no me queda más remedio que abrir la boca, babear un poco y seguir admirándote y pasando envidia cada vez que publiques una receta como esta.

    Un besazo

    Reply
  5. Clara (Delicias Baruz)

    El mundo del pan es una de mis asignaturas pendientes, no salgo del básico. Tomo nota y voy a intentarlo, la explicación ha sido perfecta. Un abrazo, Clara.

    Reply
  6. Ana, hacer nuestro pan con nuestra propia masa madre es una de las pequeñas delicias que nos regala la cocina. Esa sensación antiquísima de hacer nuestro propio sustento es maravillosa e inigualable; nos devuleve a nuestras raíces y nos conecta con lo esencial.
    Me alegra mucho que te hayas hecho el tiempo para enseñar la receta.
    Saludos.

    Reply
  7. Estoy impresionado, es un post espectacular, en serio. Felicidades y muchas gracias por compartir algo así.

    El problema es que yo me veo incapacitado, es decir, comparto totalmente tu filosofía, pero mis limitaciones hacen que el trato con cualquier masa acabe en una debacle y ya, si hablamos de masa madre, entonces me viene a la mente el rollo Tamagotchi y me veo incapaz de mantener vivo a esa masa (sólo tuve un tamagotchi y disfruté cuando murió…. lo sé, me lo tengo que hacer ver, pero aquel jodido pedigüeño merecía morir).

    Ahora con menos coñas, dentro de 4 semanas seré padre y de repente algunos valores se me han hecho trascendentes y quiero guardarlos y transmitirlos. Quiero saber hacer mi propio pan y conocer estos secretos atávicos.

    Reply
  8. Teresa

    Mis masas madre llevan en la nevera mas de un mes sin alimentarse !!!!!! aaaaaaains que mala malísima soy …… mañana sin falta les pego un chute …. jijiji

    Reply

Habla ahora o calla para siempre...