PEPPERKAKER [Pimientas impostoras]

CAL 477,7 · HC 71,5 · PR 8,5 · GR 26,6 [100 G]

Pepperkakers 6 Pepperkakers 5 Pepperkakers 4Pepperkakers 2

Es redonda, pequeña y negra. Está seca. Y la venden con las especias. Todo apunta a que sea pimienta… no?

Pues no. La han llamado Pimienta de Jamaica, pero ha sido para crear confusión. Pa que te líes, vamos.

Porque la pimienta de Jamaica, no es pimienta. Como tal. No pertenece a la misma especie. No pica.

Es un timo como un piano de cola. Una especia disfrazada. En castellano, solamente. Porque los guiris lo llaman allspice que es un reflejo mucho más fiel de su personalidad: tiene aromas de clavo, nuez moscada y canela.

Con razón me decía el vikingo que aquella merluza que sazoné con pimienta de Jamaica, cuando aún creía que era pimienta, le sabía a clavo. Leches.

Esta especia, que no es lo que dice ser, me ha creado un problema de orden cajoneril.

Yo soy una persona muy meticulosa en cuanto al orden, digamos que me gusta que las cosas se guarden con una cierta lógica, que puedo compartir o no con el resto de la humanidad, pero que es mi lógica.

Y guardo las especias de acuerdo a la lógica del uso. Como me chiflan las especias y me las llevo todas, no caben en los cajones ni en los estantes, y las guardo en dos lugares diferenciados: Una caja en un hueco de la encimera junto a la vitro, para las especias de cocinar salado [las que necesito tener a mano cuando la sartén está en el fuego] y un cajón en la parte de la cocina que uso para preparar masas [una parte de mi cocina que mide en total un metro cuadrado, quiero decir].

Cerca de la vitro me gusta tener tomillo, romero, pimentón, cominos, estragón, eneldo, cúrcuma, curry, garam masala… este tipo de especias que una va echando a los guisos sobre la marcha.

Y en el cajón guardo canela, anís estrellado, clavos de olor, hinojo, alcaravea, cardamomo, nuez moscada… y también algunas semillas, que uso para el pan.

Y llega la pimienta de Jamaica. Extranjera en todas partes.

En el cajón del dulce le hicieron un vacío tenso y desagradable [desde luego la canela, con lo maja que parece… no veáis que genio gasta] porque la veían como a una pimienta más.

Y en la caja del salado no se dignaron a mirarla, porque lo que vieron cuando abrió su perfume, fue a una impostora, que haciéndose pasar por pimienta, desprendía un aroma cítrico y dulzón difícil de esconder.

Así que, desterrada de todos los cajones, la he colocado en la balda de cocinar, lo de uso diario, véase pimienta negra-aceite-sal, esas cosas que tenemos a mano siempre.

La pimienta negra, debo decir que la mira con recelo. La sal no se pronuncia, esto no va con ella. Y el aceite pasa del tema.

Y por ahora, he decidido que a mí para aderezar carnes me chifla, y que para hacer galletas… me enamora. Así que la voy a dejar ahí, viviendo en tierra de nadie y patria de todos, a mano, muy a mano…

Tengo que agradecer a Teresa, de Casa Tere, el estupendo regalito que me hizo con esta pimienta de Jamaica, en la comida de bloggers que celebramos el 27 de febrero en el restaurante Sal de Hielo, de Madrid. ¡Gracias guapa!

Fue encantador vernos todos allí, y jugar a este simpático amigo invisible de ingredientes.

Pepperkakers 1Pepperkakers 3

INGREDIENTES
[UNAS 36 GALLETAS DE 7 CM]
 
Azúcar integral, 120 g
Miel, 120 g
Mantequilla, 120 g
Huevo, 1 ud
Vinagre suave, 1 ½ cucharada
Harina de trigo, 250 g
Bicarbonato, ½ cucharadita
Pimienta de Jamaica, ¼ cucharadita
Jengibre fresco rallado, 1 centímetro [o ½ cucharadita de jengibre en polvo]
Clavos de olor, ½ cucharadita

Canela en polvo, ½ cucharadita

MODUS OPERANDI

En un cazo pequeño, ponemos la mantequilla, el azúcar, la miel y el vinagre, y lo llevamos a ebullición. Bajamos el fuego a potencia media, y lo cocemos hasta que la mantequilla se haya disuelto por completo, y el azúcar esté caramelizada.

Lo retiramos del fuego, lo pasamos al bol donde terminaremos el amasado y lo dejamos reposar 10 minutos hasta que se temple. La textura tiene que pasar de completamente líquida a punto de hebra fuerte, como se ve en la foto.

Si no controlas mucho el punto de hebra, estará listo cuando al moverlo con la espátula quede una marca en la superficie y se quede ahí unos segundos, no desaparezca al momento.

Pepperkakers PaP 1

Mientras se templa, pulverizamos todas las especias en un mortero, y reservamos.

Si hemos usado jengibre fresco, la mezcla de especias parecerá un puñado de tierra del macetero, algo con un aspecto húmedo y oscuro. En este caso, es mejor añadirla aquí, a la parte líquida. Si lo añadimos a la harina se formarán unos pegotes que no habrá manera de diluir. Presionamos bien con la espátula hasta deshacer todos los grumos, se tarda poco, se deshacen solos con el calorcito que aún tiene la masa.

Pepperkakers PaP 2

En este punto, incorporamos el huevo y batimos con la masa hasta integrarlo. Si la base estuviera demasiado caliente, el huevo podría cuajarse parcialmente, ten cuidado con esto, deja una textura un poco extraña cuando sucede.

Y pasamos a la harina. La pesamos en otro bol, añadimos el bicarbonato y si la mezcla de especias es seca [es decir, hemos puesto jengibre en polvo] la añadimos en este paso.

Incorporamos la harina a la mezcla, tamizándola antes de añadirla. Una vez incorporada toda la harina, tapamos el bol y lo dejamos en la nevera reposando durante varias horas, si puede ser toda la noche, mejor.

Pepperkakers PaP 3

Y ya sólo nos queda formar las galletas. Son galletas blanditas, de tipo pasta esponjosa por dentro, y ligeramente crujientes por fuera. Se desparraman en el horno, puedes hacer varias cosas:

  • Estirar la masa y cortarla con un cortador con poco detalle [círculos, flores sencillas, estrellas, hombrecitos de jengibre…]. Si haces esto, haz lo siguiente:
    • Coge una porción de masa, y mete el bol de vuelta a la nevera.
    • Estira esa porción, enharinando la encimera y espolvoreando un poco más de harina por encima de la masa.
    • Corta las formas que quieras, y ponlas en una bandeja de horno sobre papel sulfurizado. Mete la bandeja a la nevera, o si cabe, al congelador.
    • Coge otra porción y devuelve el bol a la nevera, repite la operación y ve guardando las galletas ya cortadas en frío hasta el momento de hornearlas.
    • Cuanto más frías están, mejor se trabajan con el rodillo y menos se deforman en el horno. Aunque no te hagas ilusiones, crecen y se deforman un poco, no son galletas de mantequilla…
  • Puedes hacer bolitas, aplastarlas un poco, y dejarlas sobre el papel bien separadas.
  • Puedes hacer bolitas y ponerlas en un molde de galletas. Estos moldes hay que dejarlos entibiar un poco antes de sacar las galletas, unos 5 minutos. Muy calientes se rompen, y frías se pegan.

Se hornean con el horno precalentado a 180º unos 8 minutos, pero esto siempre depende del horno, pueden necesitar 10 o estar listas en 7, vigila cuando empiecen a dorarse.

Deja que enfríen en una rejilla.

Pepperkakers PaP 4

Consejo final: Tanto azúcar y tanta grasa desemboca en unas galletas deliciosas pero un pelín pegajosas incluso frías. No las apiles, se pegan y como no podrás soltarlas, las tendrás que comer de dos en dos, o de tres en tres… Lo dejo en tus manos.Pepperkakers 7

32 Comments

  1. Alucino con tu orden de las especias, pensé que dirías que las tienes en orden alfabético o por colores o tipos pero fíjate por donde que las tienes según se cocine una cosa u otra, eres un crak para todo chica!!
    Y si es verdad que esta pimienta es un poco de “pega” sabe a todo menos a pimienta jejeje…
    Ya me imagino el sabor de estas galletitas uuummm que delicia, me encantan los sabores exótico en los dulces.
    Besos y a ver cuando organizamos otra jejeje…
    Nieves

    Reply
  2. Pimienta de Jamaica… conocida también por este lado del mundo como Guayabita. En mi casa tengo un árbol que produce esta “Pimienta” en realidad son unas guayabas muy pequeñas que al secarse se ponen negras y parecen una pimienta con un sabor que es una mezcla de clavo, canela y nuez moscada. Ademas de postres tambien la he usado con carnes y combina muy bien. Las galletas se ven muy buenas tengo que probarlas.

    Reply
  3. Jajajja lo que me he reído, al final a la pobre pimenta de Jamaica las demás espacias la van a a adorar.
    Estas galletas me imagino el olor y el sabor, porque yo hice un bizcocho con pimienta rosa y me enamoro, a si que estas galletas, uhmmmmmmmm, es que me llega el aroma hasta aquí jajjaja Asturias, mira si huelen bien.
    Las hago seguro y me ha encantado conocerte, a ti a todos por supuesto, a ver si repetimos.
    Besinos guapísima
    El toque de Belén

    Reply
  4. Es que la pimienta de Jamaica sirve tanto para un roto como para un descosido. Por cierto, no es por meter más presión, pero no sabes lo bueno que está un guiso de carne con anís estrellado… El anís estrellado le va ni que pintado a la carne… ahí lo dejo :P
    Las galletas me las llevo, que tienen muy buena pinta.
    besos

    Reply
  5. Me ha encantado ,e interesado mucho tu explicación del sabor de la pimienta jamaicana y tengo que ir a comprarla yaaaaa,no me la pierdo por más tiempo y esas galletas se ven de un color y tienen que estar de rechupete
    Muchos besitos¡¡¡¡

    Reply
  6. Ana, me encanta el animismo de este post! Cuánta vida en lo inanimado. Y cuanta vidilla le has dado a la pimienta con crisis de identidad convirtiéndola en la «prota» de la película galletera. Aúpa pimienta de Jamaica… seguro que Bob Marley lo apoyaría!

    Reply
  7. vmontes1

    Ja, ja, ja! Envidia es lo que le tienen a la pobre, como pasa con todo lo que es diferente y singular, que no se preocupe la pimienta de Jamaica, que allá por donde va teiunfa, no hay más que ver cómo viste unas humildes galletitas…
    Un placer haber compartido mesa y mantel contigo, espero que haya más ocasiones. Besos

    Reply
  8. A estas pimientitas tenías que haberle dejado una balda de honor, jajaja ¿nadie la quiere? Pues una zona para ella sola, que lo mismo vale para un dulce que para un salao. Otra opción es dividir la bolsita en dos partes, y guardar una parte con las especias junto a la vitro, y la otra en el cajón de la canela. Jijijijijiji
    Muy buena tu receta, tiene que estar increíble.

    Reply
  9. Jajajajajaa no veas lo que me he reído con los problemillas de tu pimienta buscando alojamiento en tu cocina :D. Yo tampoco lo sabía, eso, normalmente cuando veo el cartelito pimienta….ya ni me lo pienso de comprar por si pica demasiado, solo tengo la normalita para poner una chispita y se acabo.
    Esas galletas han de estar deliciosas, vaya pinta que tienen :P
    Besote!!!!!!

    Reply
  10. Ana tú orden lógico de colocación de especias no me parece una tontería, yo las tengo todas juntas y no veas el lio cada vez que busco una en concreto.

    A lo que vamos e interesa, me encantan tus perfectas galletas redondas y planas, el sabor hay que imaginarlo y yo las degusto virtualmente mientras escribo el comentario.

    Hace unos días descubrí una nueva clase de pimienta, que seguro que también tiene el nombre mal dado. Pimienta dulce, la compro ya mismo y te preguntaré en que lugar de tú cocina la colocarías.
    Bss.

    Reply
  11. Hola Ana, fue un placer conocerte!!! Qué agradable relatas lo de las especies en tu cocina, jajajajaj, cada una tiene su espacio… Estas galletas deben ser deliciosas y son muy originales!! Las tengo que hacer algún día!!!
    Besos…

    Reply
  12. Ana, las galletas están estupendas y deben saber a gloria; estoy segura-segurísima.
    En cuanto a tu orden en la cocina, lo entiendo perfectamente. Creo que, quien más-quien menos, todas tenemos un TOC con algunas de estas cosas. En mi caso, si me cambian las clasificaciones (mis clasificaciones: esto pá quí-esto pá llí), me chiflo y no paro hasta dejar todo como estaba porque a mí me resulta cómodo, práctico y lo tengo bien a mano según mis necesidades. En fin, que estoy para la terapia de 2 días a la semana, ya lo sé… Jajajaja
    Y la pimienta de jamaica es exquista, pero algo engañosa (los ingleses, como casi siempre, dan en el clavo con la palabra para designarla): Algo así como una doble agente que, por nombre, trabaja para las pimientas al mismo tiempo que lo hace para las especias, mientras pone cara de mosquita muerta ;)
    Un beso.

    Reply
  13. La cocina de Mar

    Aunque sea una impostora, estoy segura de que le ha dado un toque muy rico a estas galletas. Y al final es lo que cuenta, jeejejej.
    Un besote, preciosa.
    Mar

    Reply
  14. Bea

    Curiosa pimienta y me encanta la receta, con lo que me gustan las especias y las galletas…. Me encanta tu entrada, tus fotos, tu receta, tu obsesión por tu orden, yo las especias todas en un mismo sitio pues algunas las uso para dulce, salado o cocteles y hacen tan bonito en los tarritos…. Me encantó conocerte, compartir día contigo y te he cotilleado varias recetas de pan en tu blog, ya te contaré. Besitos y achuchones!!!

    Reply
  15. Si te digo que te escribo desde la sala de espera del hospi, deduces que estoy conteniendo mis ganas de reír, que no de sonreír.
    All spices, qué listos son, así no se mojan, pero visto, lo visto, igual es más certero que lo de Jamaica. Los franceses andan siempre con “les quatre épices” que a mí me saben más a clavo tb.
    Le has asignado sitio y valor, pues eso es lo que importa.
    Las galletas, una monada.
    Besos

    Reply
  16. morguix

    ¡Que me gustan las galletas especiadas!. Son una delicia, siempre, y éstas tienen una pinta estupenda.
    “Allspice” me paree un nombre más adecuado para la pimienta de Jamaica, tienes razón. Y yo debería de seguir tu ejemplo y poner orden en mi estante de las especias, que eso es un caos, jajaja.
    Un beso.

    Reply
  17. catypol

    Pues mis especias deben estar tirándose las tapas pues están todas en un cajón, no soy tan organizada y después no encuentro nada, así si chillan sé donde ir. Y si, me gustan las galletas especiadas, cuando estamos cerca de Navidad lo temo, me las comería todas y estas por lo que describes también, no importa si se pegan entre ellas.

    Reply
  18. A mi tambien me gusta tener las especies organizadas y la falsa pimienta de jamaica me la regalo una amiga blogera hace 6 años ,en un tarro muy mono junto con otras especias que aqui es imposible conseguir y no me hizo ni fu ni fa .
    Me encanta tu obsesion por el orden y venir a visitarte siempre consigues que me lo pase pipa leyendote.
    Las galletas te han quedado divinisimas y seguro estan de muerte relentisima no lo siguiente, pena de no estar catando una.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    Reply
  19. akane86

    Uy, estas galletas huelen a Navidad! :PPPP
    La mezcla de especias que tengo de Suiza para mis galletas navideñas (que uso todo el año, ejem), incuye allspice, y por suerte también tengo pimienta de Jamaica suelta en un lote que le regalaron a mi padre (un compañero de trabajo marroquí que siempre trae delicias cuando viene a la península). En dulces es una maravilla, pero en salado también!
    Yo no podría guardar tu orden lógico en cuanto a las especias porque hace tiempo que las mezclo casi todas en platos dulces y salados. Bueno, y por motivos de espacio xD. En realidad sí tengo más a mano la mezcla de hierbas provenzales, el comino y la cúrcuma, que los uso casi a diario, pero luego echo cúrcuma a panes y bizcochos o romero a galletas o canela y clavo a guisos…
    Ay, quiero una de tus galletas ahora mismo!

    Reply
  20. Y yo que también pensaba que era parecida a la pimienta, pues ya veo que no, ya se una cosa más, haber si la pruebo y preparao estas ricas galletas.
    Besos
    Cocinando con Montse

    Reply
  21. Soy muy fan de todo lo que lleve especias y estas galletas llevan todas las que me gusta. He preparado alguna versión parecida unas cuantas veces y me consta que están deliciosas.
    Muchos besos y feliz semana!

    Reply

Habla ahora o calla para siempre...