LUBINA CON MANZANA Y VAINILLA [Por la dignidad de las bolsas de la compra]

CAL 314,1 · HC 1,0 · PR 25,5 · GR 21,5 [POR RACIÓN]
 
Lubina manzana vainilla 5Lubina manzana vainilla 2 Lubina manzana vainilla 3 Lubina manzana vainilla 1

 

Hoy me he comprado una bolsa para hacer la compra.

De esas de tela recias, para llevar siempre encima y si se me ocurre un día a la vuelta del trabajo comprar mantequilla para hacer una tarta ultragorda de chocolate, uno de esos días que no tienes nada que hacer y te dices a ti misma “pues voy a hacer una tarta ultragorda de chocolate”, llevas la bolsa encima y no tienes que pagar por una bolsa de plástico de esas que luego van y tardan 150 años en degradarse.

Y no las que venden en el super, esas de rafia, que por más que las dobles como si hicieras origami y las ates con gomitas ocupan medio bolso.

He ido a uno de esos grandes almacenes donde venden de todo, incluidas bolsas de algodón reciotas para la compra. No buscaba nada en particular, sólo una bolsa grande, ancha y fuerte, con asas largas. El resto me daba igual… al principio.

Ha empezado a no darme igual cuando he estado frente a la sección de bolsas de algodón para la compra.

Todas las bolsas, en la sección de línea de cajas, asépticas y supuestamente impersonales, son bolsas supercuquis. Las bolsas de la compra sólo existen porque tienen colorines, ositos, muñequitas, estrellitas y flores. Todo muy cuqui.

Orientado a un supuesto perfil cuqui [quién si no compraría una bolsa de algodón para la compra] y digo supuesto, porque yo también hago la compra… pero… me vais a perdonar, paso un rato largo de las florecillas. Con todos mis respetos. Que son muy monas. Pero no son para mí.

Porque, ¿Qué pasa si yo no soy cuqui? Si soy una fornida motorista con rastas, chupa de cuero y cara de pocos amigos… ¿Me tengo que comprar una bolsa cuqui? ¿Tengo que llevar el casco [con sus llamas pintadas y sus calaveras] en una mano y la bolsa de muñequitas en la otra?

Pongamos por caso que sea una hippie perroflauta y vaya a la compra con un pantalón de pandillero de esos anchos de bolsillos y una camiseta de Sons of Anarchy. Y me tenga que colgar la bolsita de las florecillas campestres. Eso, me convierte en hipster. Pero yo no soy hipster, soy perroflauta.

O que sea una pandillera sharpera de botas militares, cadena y muñequera de pinchos. Y la bolsa de ositos. Las bolsas de ositos no pueden convivir con las muñequeras de pinchos, y las pandilleras tienen derecho a tener bolsas de la compra.

Las conductoras [y conductores] de autobuses urbanos, aunque estén más quemados que un motor en ralentí, a veces hacen la compra, y si tienen un día chungo y una cara de mala hostia que echan humo por las comisuras de la boca, tienen derecho a hacer la compra con una bolsa blanca, negra o verde, pero sin sonrisitas dibujadas ni papanoeles trasnochados.

Los pintores de brocha gorda, salpicados de pintura hasta las pestañas, sudados, rudos y con cara de mandar al mundo a la mierda, tienen derecho a comprar pan para el almuerzo sin tener que cargar con la bolsa del osito misha regalando sonrisas al mundo.

Los oficinistas trajeados y vendedores inmobiliarios con corbata quieren hacer la compra en sus descansos del trabajo, y no quieren llevar bolsas con petunias de colores pastel flotando en un fondo rosa maquillaje.

Yo tampoco.

Yo quiero bolsas sencillas, neutras, que el vikingo pueda venir a comprar conmigo sin que parezca que ha saqueado el cajón de las bolsas de su madre, bolsas como yo, sin florituras, sin estrellitas y con la misma cara de pocos amigos que suelo tener los días que voy a la compra mal descansada y tras haber tenido un día de perros. O con el espíritu limpio y la sonrisa de los sábados en los que la compra mañanera es sólo el anuncio del posterior vermuth.

Una cosa, en cualquier caso, sencilla. Que pueda yo cargar con mi lubina para hacer esta receta que he cogido a Joan Roca para #cookingthechef sin que parezca que voy a desfilar en la pasarela del cuquismo del supermercado.
 
Lubina manzana vainilla 6

Lubina manzana vainilla 4

INGREDIENTES
[2 PERSONAS]
 
Lubina, 2 unidades [en lomos]
Aceite, sal
 
Manzanas granny smith, 2
Agar agar, 2-3 g
Cava, 25 ml
Aceite de oliva, 50 ml
 
Aceite de girasol, 2 cucharadas
Vainilla en pasta
 

MODUS OPERANDI

Antes de empezar, preparamos la gelatina de manzana, que necesitaremos tener lista para hacer la emulsión. Vamos a usar 100 gramos de gelatina, sobrará una poca.

Licuamos las manzanas con piel y pesamos el zumo resultante.

Para gelificar el zumo necesitaremos unos 5 gramos de agar agar en copos por cada 500 gramos de líquido, por eso necesitabas pesarlo.

[Si usas agar agar sintetizado es mejor que consultes las instrucciones, no se usa la misma cantidad].

En un cazo apartamos un poco del zumo, y lo llevamos a ebullición con el agar agar en copos. Lo dejamos hervir a fuego bajo como mínimo 8 minutos. Pasado este tiempo, lo incorporamos al zumo que teníamos reservado y llevamos a la nevera. En media hora o un poco más lo tendremos gelificado.

La lubina

Precalentamos el horno a 140ºC.

En una plancha con una gota de aceite, marcamos los lomos de lubina, previamente salados, por el lado de la piel durante un minuto.

Los metemos al horno a 140ºC durante 10 minutos. Los tenemos que colocar bastante arriba para que se queden bien cocinados.

La salsa

Cogemos 100 gramos de la gelatina de manzana que hemos preparado. Los batimos bien, y poco a poco vamos incorporando el aceite, y lo emulsionamos. El resultado será como una mahonesa ligera.

Una vez lo tengamos, añadimos el cava y lo incorporamos. Habrá que volver a batirlo un poco justo antes de servir.

El aceite de vainilla

Puedes hacerlo macerando vainilla natural en aceite de girasol, o añadiendo un poco de vainilla en pasta, que es lo que he hecho yo.

Montaje

Se coloca un poco de salsa en la base del plato, se pone el lomo de lubina sobre ella, y se acaba con el aceite de vainilla. No te saltes este último paso, este aceite da un sabor excepcional al conjunto.

43 thoughts on “LUBINA CON MANZANA Y VAINILLA [Por la dignidad de las bolsas de la compra]”

  1. jajjajajaja, me parto de risa!!! mi imaginación se ha visto desbordada con esas imágenes de bolsas cuquis llevadas con brío por personajes tan variopintos. ¡gracias por hacerme reír! gracias porque empezar así la mañana ya me pone de buen rollo para todo el día, y ten por seguro de que esta tarde cuando vaya a hacer la compra me acordaré de ti y de las bolsas cuquis ;)
    La receta también me ha gustado mucho que conste.
    Un abrazo
    Vicky

  2. Jajaja te apoyo!!! Yo soy más perroflauta que “cuqui” y te entiendo perfectamente. Yo suelo usar un carro de la compra y también me costó encontrar uno que no tuviera florecitas o manchas de vaca (o eso creo). Al final encontré uno más o menos neutro, pero que costar… me costó. La receta estupenda, y me guardo la salsita, que seguo la usaré para muchos pescados :D besos!!

  3. Ay Ana, es que cada vez que entro en tu blog estoy un rato riéndome, se te ocurren cada cosa jajajaja. Yo siempre llevo una (bueno dos) bolsas de tela. Y sí, son de florecitas jajajajaja. PEro mira tengo una desde hace más de 4 años y mira que le pongo peso y ahí sigue la jodía jajaja. Pero sí, suelen ser muy cukis por lo general. Vamos a tener que poner una tienda de bolsas de tela no cukis jajaja, no sería un mal negocio jajaja.
    Con respecto a la receta, vaya combinación, me la imagino y tiene que estar muy rica, será cosa de probarla.
    Un besote!
    PD: Me tienes que decir el aceite de oliva suavito que utilizas para probarlo.

  4. Esta receta me la quedo!!! Madreee míaaa!! Qué combinación de sabores más rica, no? Se ve deliciosa!!! Tú no te preocupes!! Tú te quedas con las lisas y a mí me das las cuquis, que también digo yo que puedo llevarlas, no? Pero es cierto, deberían hacer cosas para todos los gustos, sobre todo porque seas como seas siempre hay que ir a comprar, jajaja!!!

  5. Pues esas bolsas que tu quieres las tienes muy cerca, en el Ikea, son bolsas lisas, de un solo color, asepticas totalmente, yo tengo una y estoy encantada, además no has pensado que además si quieres ser aún mas cuqui deberás vestirte con algún color que combine con tu bolsa de florecitas jejeje…
    Oye que la lubina me encanta, la preparo mucho y casi siempre igual así que a la próxima esta opción cae.
    Besos
    Nieves

  6. Jajajaja buenisimo!!!! el relato y la receta muy buena, ligera y de las mías. Por cierto yo llevo una bolsa de la compra de rayas, de esas que la doblas y la doblas y va metida en una mini bolsa…. pues hace 15 años que la tengo, se lava y al bolso, es práctica y no es kuqui jjejejej Bss

  7. Jejeje me has hecho reir con tu comentarios sobre que “vas a desfilar en la pasarela del cuquismo del supermercado”
    Tiene buena pinto y me gusta las fotos tambien
    Enhorabuena y nos vemos en el proximo reto…quien sera, quien sera … :)

  8. Pues no sabía que estaba tan mal el panorama de las bolsas para la compra! Yo por suerte tengo mis dos bolsas de tela de algodón reciclado, una de Greenpeace y otra de una asociación ecológica de Murcia, que me van la mar de bien y sólo llevan un par de logos discretos. Pero el cuquismo tiene que dejar de inundar todo, por favor.
    Ah, no sabía que si me pongo mi camiseta de los Sons entonces soy perroflauta xD.

    Qué buena pinta la receta! Yo me inventé sobre la marcha una salsa con cava y manzana (era compota casera) para gastar una botella que tenía abierta, me gustó el sabor así que la próxima vez que me ponga más fina con la lubina vendré a buscarte.

    Un abrazo

  9. Pues habra que montar una tienda con bolsas con flores ,osos , gatitos , perros o sin naaaaaaa jajajaa yo tengo dos de tela ambas con publicidad una de un supermercado y la otra para concienzarnos a reciclar asi que de monas tienen poco son todo publicidad pero las tengo en el coche por si algun dia me quiero parar a comprar sin haber cogido las de rafia que tengo en casa , de varios super tambien jajaja pero la que mas me gusta es la azul del Ikea no ocupa nada y es donde mas se puede guardar claro que luego llevarla es toda una odisea por que hay veces que pesa como si fuera llena de piedras jajaja.
    La lubina con esa salsa te ha quedado de relujo que pena no poder meter el tenedor seguro esta de muerte relenta, ya he guardado la receta en pendientes me muero por probar esa salsa de manzana y el aceite de vainilla.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

  10. Vaya por Dios! Si tenía yo una bolsa con flores para tí y una de animalitos muy cuqui para el vikingo!! Bueno, las reservaré. La única pega es que no puedo con él champán, pero lo sustituyo por un blanquito rico y ya está, porque la receta me encanta. Un besote.
    Monie

  11. Receta premiun! me ha llamado la atención lo del agar en escamas… lo tengo en polvito y hay que tener cuidadín con el, la balanza imprescindible. Esta receta la pruebo, que la lubina mola mucho y hay que sacarla ya de las patatitas, tomate y cebolla.
    (lo de las bolsas… sólo puedo decir que te deseo que llegue un día en que puedas ir con tu capazo de paja, eso querrá decir que por fin has alcanzado el karma de la dolce vita!)

  12. hahahhha cuánto me has hecho reir!!! Serás una motorista fornida, pero yp creo que no te quedaría nada mal una bolsa de florecitas!!! Sería el toque de color!!!! A mí me gustan llamativas pero finas, de dibujos pequeños y mejor si son flores (será por mi nombre????)
    La lubina, de lujo! Me ha encantado!
    Besos

  13. Que buen rato me has hecho pasar con tu disertación sobre las bolsas de la compra, me ha encantado y estoy contigo, a mi tampoco me gustan las bolsas de florecitas. Respecto a la receta me parece espectacular porque no es complicada de hacer y el resultado es de verdadero profesional. Te felicito y me quedo con la idea. Besicos

  14. Yo tengo una naranja butano y otra de algodón en color crudo… sin flores, ni osos, ni mandangas cuquis :P
    Deliciosa combinación en esa lubina!
    Muchas gracias por participar
    besos

  15. Yo soy una pija que se encapricha de todas las bolsas cuquis que ve en cualquier sitio, aunque luego en el bolso llevo una bolsa de nylon plegable que compré en Ikea y que me resulta comodísima no tengo remedio.

    Por cierto, también me he encaprichado de esta lubina y su cama ;)

    Bss

    Elena

  16. La lubina de lujo total, pero tu post…es realmente toda una disertación sobre el mundo bursatil o bolseril? aquí ya me lío. Que veo yo cada bolsa o bolsón de la compra que tendría que estar prohibido por exceso de cursilería. Yo tengo capazo y un carro de la compra tan anodino que más de una vez he pensado customizarlo, aunque aún estoy en vias de inspiración sobre cuál será su mensaje, porque mensaje tiene que tener aunque sea subliminar o con letras tamaño XXL. Gracias por la receta y por el post. Bss

  17. jajajaja, vamos por partes. Jamás se me habría ocurrido mezclar la manzana y la vainilla con la lubina pero al ver el título se me ha hecho la boca agua. Me encanta probar sabores diferentes y estos seguro que resultan exquisitos. Pero, en cuanto a la bolsas no estoy de acuerdo. Puedes llevar cadenas o pinchos y una bolsa de ositos. Desde luego es fashion total, pero no cuqui, cuqui suena a imbécil la verdad. Y por qué no va a llevar un conductor de autobús una bolsa con sonrisas, es una forma de que también se le dibuje después de un día duro de trabajo y aguantar a gente gris. Hoy en día se puede mezclar todo. la receta que has elegido es una muestra de ello. no? Me ha encantado.

  18. La receta me ha encantado y esa lubina tiene que ser un puntazo pero qué risas con la selección de la bolsa, no tenía ni idea de que hubiera una sección en los grandes supermercados dedicada a ellas. Yo tengo una normal, corriente y moliente, de tela lisa y asa larga, me la regalaron en un evento llena de regalillos “cuquis”. Besotes!

  19. hola!! y ya me lio con tantas bolsas, jaja lo que me has hecho reir, pues la verdad que al final yo llevo siempre la misma, una recia de tela que me regalaron, que es fea más no poder… pero práctica un rato largo. La lubina si que es cuqui, la encuentro sensacional y con un saborazo.. y el aceite de vainilla a probrar pendiente, porque me ha encantado la idea. Feliz semana!

  20. Al final, que bolsa te has comprado ??? porque no me ha quedado claro, Ana¡¡¡¡¡ las mías son todas de propaganda, discretas, eh¡¡¡¡( Una negra que me regaló Canal cocina ) a mi churri le da igual bolsa que lleve, passssssa ¡¡¡¡ siempre que no le hagan daño en las manos ¡¡como te quedas??? pues que lleve la que quiera¡¡¡¡
    Me ha encantado el plato, genial¡¡¡ eso si, al agar agar, no le pillo el punto … será cuestión de seguir probando. la cama de la lubina, me encanta ¡¡¡.
    Bssss desde Almeria

  21. Buenísima receta y mejor la reflexión… estoy de acuerdo 100% con todo lo que dices acerca de las bolsas… jajaja. Mira que todas tienen esas florituras y, al final, las carga mi marido, pues yo al estar tan llenas no tengo fuerzas… jajajaja!! Besos guapa!

  22. Ana tienes mucha razón en lo que dices de las bolsas, estoy de acuerdo contigo.
    En cuanto a la receta, me ha gustado mucho, soy una loca de la vainilla y me parece que esa salsa estará espectacular. Qué buena elección has hecho.

    Besitos,

  23. Ay que me faltaba esta lubina! Me encanta la lubina de cualquier manera pero esta salsa! Esta salsa!! Por favor qué cosa más de nivelón!
    Bueno, y las bolsas… Pues mira, una bolsa que a mí me hace mucho apaño y que yo creo que te puede molar es la siguiente:
    – Camiseta vieja o nueva, como quieras. Yo tengo una verde de heineken que le regalaron a mi marido en un stand. Vale una de AC/DC que no es nada cuqui.
    – Le damos la vuelta y la ponemos del revés.
    – Cosemos abertura de abajo. La del cuello no, las de las mangas tampoco, la que queda. Un pespunte simplón pero fuertecito. Si tienes máquina de coser son 15 segundos más lo que se tarda en enhebrar la aguja.
    – Le cortamos las mangas como si la quisiéramos dejar así de rockero. Justo por la costura.
    – le cortamos el cuello siguiendo la abertura que ya tiene el cuello de la camiseta como si quisiéramos que el cuello fuese más grande, más escotada.
    Le das la vuelta y ya tienes bolsa. Más perroflauta imposible. Y si la camiseta es de un tío grande te caben 8 lubinas con sus manzanas.
    Si pones “bolsa con camiseta vieja” en google seguro que te sale hasta un tutorial.
    Mua!

  24. Jejje yo tengo una bolsa de la compra de la asociación de productores y consumidores donde compro las verduras y lo mejor ¡con un diseño que hicimos mi hermana y yo! Organizaron un concurso para diseñar la bolsa, ¡y ganamos! Y ahora vamos fardando de bolsa allí donde vamos, jejeje Por si lo quieres ver: https://elcalderodenimue.wordpress.com/2012/08/01/concurso-diseno-logo-para-bolsas-de-el-encinar/

    La lubina, de escándalo. Nunca la he cocinado en casa. Y ya va siendo hora, ¿no?

  25. Con una bolsa cuqui no desfilarás por las pasarela pero con esta lubina quizás, me encanta y co esas salsa de manzana ummm.
    Hay bolsas lisa para todo uso y bien grandes que no ocupan nada en el bolso, las recoges como si fuera un calcetín, me va genial.
    Bueno, me llevo la lubina.
    Un besote y feliz fin de semana

  26. Original y delicioso. Tiene una pinta estupenda =) Me encantaría probarlo jaja.

    Lo de las bolsas de la compra es totalmente comprensible, a todo el mundo no le tienen por qué gustar los ositos, las florecitas y demás. Tiene que haber variedad, también tiene que haber colores más oscuros y modelos más lisos, aunque a veces todo va en función de la moda y de lo que se vende y no siempre coincide.

    Un saludo =)

Habla ahora o calla para siempre...