ACELGAS AHUMADAS [Lo llaman bacon vegano]

Acelgas ahumadas    Acelgas ahumadas

Esta vez traigo una receta que no sé como podría llamarla. La idea la vi hace tiempo bajo el nombre bacon vegano en El blog Healthy. La dejé apuntada porque en casa recibimos cada quince días acelgas de un productor ecológico, a través de un grupo de consumo. La dinámica del grupo es sencilla: cada socio paga una cuota, y a cambio cada dos semanas recibe una cantidad de kilos de verdura acorde a su cuota. 

Para ser más clara: Yo pago una cuota de cesta mediana, me cuesta 13€ y recibo entre 4 y 5 kilos de producto. Lo gestionamos en un local que nos presta una asociación de vecinos del barrio. En base al respeto de los ciclos de la tierra y de la producción local, el productor cultiva aquellas variedades que considera más interesantes, y nos envía lo que la tierra ha decidido darnos en cada momento. No elegimos. Pero si de una cosa podemos estar seguros es de que pase lo que pase, excepto los meses de verano, siempre habrá acelgas.

Y siempre es siempre. En casa a veces los manojos de acelgas nos superan, porque somos dos y no nos terminamos un manojo en una cena. Entonces los dividimos: hojas por un lado, pencas por otro. Con las hojas hacemos ensaladas, potajes, tortillas, pudding de acelgas… Y con las pencas, hacemos bacon.

Que lo llamamos así ya por costumbre, pero que esto se parece al bacon… entre poco y nada, si tenemos que ser sinceros. Es una cosa de no acomplejarse, es decir, que si tú eres vegano, pues no pasa nada, ya has asumido que no vas a comer bacon. Pero si vas a comer hamburguesas veganas, y las quieres acompañar con algo digno, pues estas pencas de acelga especiadas y ahumadas, son perfectas. No son bacon, no saben a bacon, pero tienen una forma ideal para guarnición o para dentro de la hamburguesa, están ahumaditas, intensas y muy ricas.

Si además las acelgas son rojas el espectáculo es completo. Pero las blancas también sirven. Quedan menos vistosas, pero están ricas igualmente, y no sé si es cosa mía pero a mí me suelen parecer más tiernas. Esta receta sirve para reciclar las pencas que sobraron de las acelgas de la sopa de lentejas con acelgas, y para no terminar con las clásicas pencas rellenas que exigen queso a tope, rebozado a tope y fritura a tope. Cosas que en mi casa no tienen una gran acogida. 

Y como son una idea para aprovechar esta parte un poco más dura de la acelga, la traigo al reciclando sabores de mi amiga Rosalía. Y la llamo acelgas ahumadas porque sinceramente, llamarlas bacon… no sé, me parece un poco acomplejado, y a fin de cuentas… ¿Quien quiere bacon teniendo acelgas?

[Vale. No hace falta que contestéis a esto]

Acelgas ahumadas

CAL 63,3 · HC 1,4 · PR 2,5 · GR 5,1 [100 G]

INGREDIENTES
Pencas de acelga, 200 g
Ajo, 2 dientes
Aceite, 1 cucharada
Salsa de soja, 2 cucharadas
Pimentón ahumado, 1 cucharadita
Tabasco ahumado, unas gotas [opcional]
Cúrcuma, ½ cucharadita
Ajo en polvo, ¼ cucharadita
Jengibre, una pizca

*Si no eres vegetariano, un poco de salsa Worcestershire le va de lujo, pero ten en cuenta que lleva anchoas entre sus ingredientes, es totalmente opcional. Si la usas, elimina el jengibre.

MODUS OPERANDI

Lo primero que tenemos que hacer es limpiar las pencas de las acelgas, sacando las hebras y cortando la parte inferior de los tallos. Hecho esto, las dividimos en tiras de unos 15 cm.

Laminamos los ajos, y pesamos las especias en un bol, todas juntas. Dejamos a mano la salsa de soja. Con todo listo, empezamos.

Ponemos en una sartén el aceite y los ajos, y los calentamos. Empezamos con los ingredientes en frío, no esperes a que el aceite esté caliente. De esta forma los ajos quedan crujientes y no se queman. Cuando los ajos empiecen a querer coger color, añadimos de golpe todas las especias, dejamos tostar unos segundos [cuidado que se queman y amargan, unos segundos es literal], incorporamos la soja y las acelgas. Les damos un par de vueltas rápidas y cubrimos con agua, lo justo para que quede por encima de las pencas. Tapamos la sartén y dejamos que cueza todo a fuego medio-bajo hasta que las pencas estén tiernas.

Las pencas tardarán en función del grosor, lo viejunas que estén y la temperatura, hay que ir probando, pero calcula que entre 15 y 20 minutos puede estar bien. Si a mitad se quedan sin líquido, añade un poco más de agua, sin miedo.

Hamburguesas de brocoli, próximamente en sus pantallas…

11 Comments

  1. De verdad es que la imaginación de los veganos en ponerles nombres a lo que comen que simulen a los productos originales de carne no tiene límite, jajaja.. pencas de acelgas llamarlas bacon, me meooo…!!
    Creo que es una idea genial y que seguro que están ricas ademas de chulas así con ese color que las caracteriza.
    Buen aprovechamiento!
    Besos
    Nieves

    Reply
  2. Si no me he hecho nunca de un grupo de consumo, es precisamente por encontrarme productos que no voy a usar. No quiero ni pensar en esperar la cesta y econtrar coels de bruselas o algo parecido. sin embargo llevo tiempo viendo esas acelgas rojas tan bonitas y tengo ganas de llevarlas a casa.

    Bss

    Elena

    Reply
  3. La asociación de productores ecológicos donde yo estoy funciona diferente. Pagas 50€ al año y eso te permite comprar en su tienda a precios reducidos (a parte de acceso a las actividades de la asociación, cineclub, excursiones a fincas de productores, muchas gratuitas, otras no). La ventaja es que puedes elegir lo que consumes cada mes, (hasta cierto punto, porque igualmente, los productos de la tienda son de temporada). La pega, es que sale bastante más caro, porque a parte de la cuota de socia, tienes que pagar tu compra.
    Me han gustado mucho estas pencas cocinadas así. Tengo intención de volver a plantar hortalizas, aunque ya no tenga el huerto, y las acelgas son una apuesta segura…¡crecen solas! Yo estoy de acuerdo en que la acelga roja es un poco más dura que la blanca…¡¡pero están buenísimas!!
    Una idea super original. ¡Gracias por compartirla!

    Reply
  4. Madre del amor hermoso ,muero de amor con esas pencas de acelgas ,aqui no es habitual encontrar acelga roja pero palabrita que si la veo me la traigo a casa y te copiteo estas pencas ahumadas o bacon vegano ,me encantaran no lo siguiente.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    Reply
  5. Patty Frattini

    Una pinta muy apetecible, pero además de tener acelgas para dar y regalar no dices que encima debéis de tener un tipín estupendo. Está muy buen eso de la cuota pues así no hay excusa para comerse todos los kilos de verduras e inventar recetas nuevas. Genial.
    Besos

    Reply
  6. Ana, desde que recibí la foto de las pencas tango unas ganas locas de ver como haces de una verdura preciosa y rica …… bacon, me parto.
    Yo soy de mercado y frutería, llego, miro y elijo, pero me parece estupenda la idea del grupo de consumo.
    La receta de seudo bacon la tendré en cuenta, en casa al ser yo la única que come verdura, puedo hacer lo que me de la real gana y estas pencas ahumadas me encantan.
    Bss

    Reply
  7. Anónimo

    Me encanta tu propuesta, yo suelo tomar las pencas con un poquito de mayonesa y las llamo espárragos de pobres, pues el sabor me recuerda al de los espárragos. Creo que la próxima vez intentaré hacer tu “no bacon”. Yo tengo por aquí sal ahumada que creo le aportará el toque a humo que lleva el bacon. Veremos lo que sale. Pero estoy segura que me gustará. Tu receta es fantástica, gracias por compartir.

    Reply
  8. cosa curiosa este bacon, en mi casa a las pencas las llamamos chuletas de huerta, y como las comiamos en casa eran rebozadas y fritas y alguna que sobraba las hacía mi madre en escabeche, que eso ya a mi no me gustaba, que gusto recibir en casa productos de temporada, a mi el huerto me esta fallando, tengo que replantar y espero poder tener algo. Este bacon lo tengo que probar, que me parece que tiene que tener un regustillo rico, besos

    Reply

Habla ahora o calla para siempre...