BIZCOCHO DE NARANJA CON STEVIA EN HOJAS [Uso de la stevia]

CAL 262,5 · HC 26,2 · PR 7,6 · GR 13,4 [100 G]

Bizcocho naranja estevia 2 Bizcocho naranja estevia 3 Bizcocho naranja estevia 5 Bizcocho naranja estevia 6

Stevia rebaudiana.

Así se llama la plantita en cuestión. Llamarla estevia, con “e” será cuestión de tiempo, pero de momento, stevia, así, en plan hipster.

Llega en plan superalimento. Y eso significa que según los gurús de la nutrición y de más cosas, tomando stevia deberíamos ser más jovenes cada día, estar libres de infecciones para siempre jamás, no coger hongos en la vida, aunque chapoteemos descalzos en las escalerillas de las duchas de la piscina municipal, y además no cogeremos jamás una gripe y nos menguará el culo. Y con suerte, hasta nos crecerán las tetas. A nuestra edad.

Pero más allá de las cualidades desproporcionamente intensas y beneficiosas que siempre acompañan a cualquier producto que se pone de moda [que sí, que la stevia es un potente antioxidante, pero no vas a ir atrás en el tiempo por mucho té que tomes] hay una cosa cierta: la stevia endulza.

Y endulza maravillosamente bien. No se nota ninguna diferencia con el azúcar, sobre todo si usas la dosis justa. Si te pasas… sabe un poco a regaliz. Pero sólo si te pasas.

Y no le acompañan los inconvenientes de tomar azúcar en exceso, es decirse, no favorece tanto la obesidad [a ver, que no estoy diciendo ahora que los bizcochos con stevia no engorden, ojo], no crea caries, no es adictivo, no aumenta el colesterol, no deprime el sistema inmunológico…

Vamos, que puestos a endulzar, mejor con stevia que con azúcar. Yo lo tengo claro, hace años que dejé de consumir azúcar, y la stevia para mí va a reemplazar los edulcorantes que usaba habitualmente, porque es mucho más natural que los compuestos químicos, que tan poca gracia me hace consumir. [Puedes leer un post entero sobre edulcorantes si quieres]

La plantita en cuestión se puede comprar en maceta, fresca. Pero hay que tener ciertas habilidades para mantener vivas a las plantas. Yo… carezco de ellas.

Así que la compro seca. Mucho más seguro para todos. Ecológica, claro, que al fin y al cabo las hojitas acaban infusionadas en mis bebidas y bizcochos y no era cuestión de infusionarme unos pesticidas con el té.

La hay en concentrado, pero no todos los concentrados tienen sólo stevia, de hecho muchos se aprovechan de su nombre de plantita molona y lo que te venden es sacarina con un 1% de stevia, ciclamatos o cualquier otra cosa.

Y cada formato tiene sus pros y sus contras, of course. Y su dosis. A ver, en un repasillo rapidito:

  • Hojas secas
    • Poder endulzante: Entre 15 y 20 veces más que el azúcar, para mi gusto más bien 20 veces, pero me gustan las cosas poco dulces, lo mismo no soy de fiar…
    • Calcular la equivalencia: Divide el total de azúcar de tu receta entre 15 si te gusta muy dulce, o entre 20 si te gusta regular de dulce.
    • Cómo usarlo: Infusiona las hojas en uno de los líquidos de la receta, o en leche o agua, según tu criterio. Compensa el azúcar que quitas [volumen y consistencia] con yogur o puré de manzana. Y si añades líquido extra porque la receta no tenía suficiente, no olvides compensar con un poco más de harina [yo empiezo probando con un tercio del peso de líquido en harina, y voy ajustando]
    • Más cositas: Un kilo de hojas secas a mí me cuesta unos 30€, y eso es como comprar 20 kilos de azúcar. Es decir, a 1,5€ el kilo. No está mal. [Compro paquetes de 50 gramos cada vez]
  • Concentrado de stevia
    • Poder endulzante: Si es puro, 300 veces más que el azúcar.
    • Calcular la equivalencia: Divide el azúcar entre 300. Necesitarás un peso de precisión para pesar la stevia…
    • Cómo usarlo: Tal cual, añadido a la parte líquida del asunto. Compensa el azúcar que quitas [volumen y consistencia] con yogur o puré de manzana.
    • Más cositas: Se comercializan muchos edulcorantes a base de stevia que tienen de todo… y un 0.01% de stevia. Mira bien la etiqueta.
  • Otros formatos
    • Hojas frescas: No endulzan tanto como para compensar usarlas en repostería, pero son estupendas para el té.
    • Polvo: Te digo lo mismo que con el líquido, es la misma equivalencia y debes comprobar que sólo sea extracto y no te estén colando un ciclamato disfrazado

Y sin más dilación, la prueba fehaciente de que un bizcocho hecho con stevia en hojas sube, y os garantizo que está maravilloso…

Receta asaltada a Healty and tasty para el #asaltablogs de este mes

Bizcocho naranja estevia 1Bizcocho naranja estevia 4Bizcocho naranja estevia 7

INGREDIENTES
[8-10 RACIONES]
 
Para el bizcocho
Naranja de zumo, 1 grande [200-250g]
Stevia en hojas secas, 12 g
Leche de soja, 200 g  [o leche de vaca]
Huevos, 3
Aceite, 70 g
Harina blanca, 150 g 
Harina integral**, 100 g
Levadura, 10 g o un sobre
Sal, una pizca
 
[Si lo haces con azúcar, modifica esto: Elimina la leche, pon 170g de harina, y 250g de azúcar. El resto, igual]
 
*Esta receta es apta para intolerantes a la lactosa. Si no lo eres, usa leche normal, sale exactamente igual.
 
**Harina: He puesto una parte de harina integral, pero puedes ponerla toda blanca y sale exactamente igual de bien. Si pones toda integral, entonces añade media cucharadita de bicarbonato junto con la levadura, porque es una harina algo más pesada y tiende a apelmazar los bizcochos.
 
Para el ganache
Chocolate negro de cobertura, 100 g
Nata de soja para montar*, 50 g [o nata normal]
 
*Esta receta es apta para intolerantes a la lactosa. Si no lo eres, usa nata normal, sale exactamente igual.
 

MODUS OPERANDI

Antes de empezar el bizcocho, vamos a dejar listo el ganache, para que vaya atemperando. 

En un cazo ponemos a calentar la  nata, y cuando haya cogido temperatura añadimos el chocolate y removemos fuera del fuego hasta que se deshaga. Se le puede dar un poco de calor para ayudar, pero con un cuidado extremo, porque se quemará antes de que te hayas dado cuenta.

Lo pasamos a un bol, y reservamos.

Vamos con el bizcocho. Antes de comenzar, precalentamos el horno a 250ºC, así estará listo cuando lo necesitemos.

Para hacer un bizcocho con stevia en hojas, lo primero que haremos será infusionar las hojas en un líquido, en ese caso, leche.

[La consecuencia natural de añadir un líquido que no estaba en la receta original, es que necesariamente habrá que aumentar el peso de la harina de manera proporcional].

Bizcocho naranja estevia PaP 1

Ponemos a calentar en un cazo la leche, y cuando comience a hervir, añadimos las hojas de stevia. Cocemos durante uno o dos minutos, retiramos del fuego y dejamos infusionar tapado unos 5-10 minutos más.

Pasado este tiempo, escurrimos la leche con ayuda de un colador, presionando bien las hojas, y reservamos la infusión. De los 200 g iniciales de líquido, ahora nos quedarán en torno a 140-150 g. No importa, esta es la cantidad que queremos.

Ya tenemos la infusión de stevia, vamos con el bizcocho.

Partimos en cuartos la naranja de zumo, y la trituramos en un robot de cocina potente. Entera, y sin pelar. En el mismo robot incorporamos los huevos, y los batimos a velocidad alta unos 5 minutos, hasta que esponjen.

[Si no tienes robot de cocina, puedes hacerlo con batidora de mano, pero corta la naranja en trozos pequeños, y asegúrate de que la has hecho papilla antes de seguir con la receta…]

Pasamos la mezcla de naranja y huevos a un bol. Incorporamos la infusión de estevia, y removemos con espátula con cuidado de que no se desinfle la mezcla. Añadimos el aceite, y repetimos la operación.

Pesamos las dos harinas y la levadura en otro bol, y con ayuda de un tamiz vamos incorporando harina a la mezcla líquida en varias veces, removiendo con espátula después de cada adición, para evitar que se formen grumos.

Ya tenemos la masa lista.

La ponemos en un molde de bizcocho, y lo llevamos la horno, 30-35 minutos a 180ºC. Cada horno es diferente, y no todos ajustan la temperatura bien, así que siempre siempre hay que pincharlo con un cuchillo y comprobar que está bien cocido por dentro. Si el cuchillo sale limpio, puedes sacar el bizcocho del horno.

Lo dejamos enfriar en una rejilla.

Bizcocho naranja estevia PaP 2

Para hacer los pastelitos, lo único que hay que hacer es abrir el bizcocho por la mitad, poner el ganache como relleno, y cerrarlo nuevamente. Para que quedaran más bonitos les he retirado todas las cortezas con un cuchillo de sierra. Si vas a hacer esto, ten un paño limpio y húmedo a mano para limpiar el cuchillo tras cada corte, y evitarás arrastrar manchurrones de chocolate por todo el bizcocho.

Y seguro que encuentras algún voluntario dispuesto a acabar con los restos de bizcocho pringados de chocolate que quedarán tras la operación…

38 Comments

  1. Me ha encantado aprender un poco más sobre la stevia. Yo la probé en pastillitas, tipo sacarina, y sí le notaba sabor. Después de tirar varios cafés, desistí. Pero me apunto tus indicaciones sobre como usarla y mañana mismo me paso por el herbolario para comprarla y preparar este bizcocho maravilloso.
    Gracias por el empujoncito.
    Besos.

    Reply
  2. ¡Que delicia de bizcocho! No he probado nunca a usar las hojas de stevia, siempre usé el líquido o el polvo, peor me anoto tu receta para ver que tal sale. Por cierto recordarte que quedan 3 días para que acabe el concurso que hago en mi blog y que doy muchos premios.
    Un besito,
    El baúl de las delicias

    Reply
  3. María

    A mi lo de la estevia en hojas me gustaría probarlo pero todavía no he conseguido encontrarla, tengo que poner más empeño. El bizcocho tiene una pinta espectacular, así que lo probaremos en casa.
    Un besito

    Reply
  4. Yo (bueno, mi chico, que es el que tiene mano con las plantas) tiene macetas de stevia, pero aún no hemos secado ninguna hoja. Voy a empezar a hacerlo pero ya. Yo por ahora estoy usando Tagatosa, pero es muuucho más cara. Ya te contaré, porque tu bizcocho tiene una pinta espetacular. Besotes!!

    Reply
  5. A veces creo que pasar por tu blog es como ir a clase particular de mates o biología… o como dicen ahora a clase de materias transversales, me gusta pero acoquina!
    Mola el colorcillo del bizcocho y muy acertado el truqui del cuchillo, que son cosas importantes para no pifiar el trabajo.
    Hasta la próxima Srta. Melm!
    buen y didáctico asalto.
    ;) :)

    Reply
  6. Pero qué interesante me ha parecido!! compré la stevia en polvo para el té y la repostería y el bote se fue casi lleno a la basura… y el edulcorante en la repostería tiene un regusto que no termina de convencerme pero estas hojas no las había visto nunca!! todo será cuestión de probar que en caso de pasarme la regaliz me gusta jejeje

    besos

    Reply
  7. akane86

    Yo me ofrezco voluntaria para esos restos de bizcocho pringados de chocolate!!

    Tengo pendiente probar la estevia natural y en hojas secas, la planta me encantaría cultivarla en casa pero por el momento creo que no tenemos las dotes válidas para conseguir que sobreviva, así que mejor me ahorro disgustos.
    Mmmm, lo que me gusta un bizcocho casero de naranja!

    Reply
  8. Lo de las modas me recuerda a la leche de soja, que hace tiempo parecía milagrosa, y ahora parece mierda…
    El bizcocho brutal! Y los pastelitos ni te cuento… Genial la expl9para usar la stevia!

    Reply
  9. Como me gusta esta receta. Tengo que ir al vivero y cogerme alguna planta, mira que me gusta la stevia, la uso mucho ya que mi marido es diabético y yo ya procuro evitar el azúcar.
    Un besote y me llevo tu receta, :)

    Reply
  10. Qué interesante la stevia. Aquí en EEUU se consume muchísimo pero nunca la he comprado en hojas ni he cocinado con ella. De hecho en los restaurantes suele haber 4 tipos de edulcorantes distintos además del azúcar para los cafés y yo siempre elijo stevia porque es la que me parece que no da sabor artificial. Pero vamos que lo tuyo ha sido un máster!
    Eso sí te digo, el culo aún no ha empezado a menguar. No pierdo la esperanza no obstante…

    Hemos hecho las dos bizcochito de naranja! Es difícil resistirse a uno verdad?
    Besos!!

    Reply
  11. catypol

    Tendría que probar con las hojas pues con el líquido no puedo, pero igual es porqué iba mezclado y el regusto que me dejó era horrible, lo mejor es experimentar y tu ya me diste las claves, sería genial poder hacer un delicioso bizcocho como este pero con pocas calorías.

    Reply
  12. Vaya.. me siento fuera de juego. Confieso que nunca jamás he probado la Stevia (a sabiendas) y desde luego nunca he cocinado con ella. En cualquier caso siempre es impresionante el toque didáctico que le das a tus entradas y tengo en mente unas cuantas y una imagen mental de ir a la cocina con el instrumental necesario, que incluye báscula de precisión y calculadora científica.
    Como sabes mi mujer es enfermera y una pirada de la educación para la salud y la voy a hacer estudiar esta entrada para el tema nutricional/diabetes/sindrome metabólico…

    Reply
  13. ¡Qué pinta más buena tiene este bizcocho! Me ha encantado conocer un poquito más acerca de la stevia, que andaba yo un poco perdida con este edulcorante… Y lo voy a poner el práctica, que a mi suegro, con lo goloso que es, le ha prohibido el azúcar y se le llevan los demonios cada vez que celebramos algo y él no puede comer o solo le damos un trocito muy pequeño jeje.
    Besos

    Reply
  14. Laura Selene

    Flipada me has dejado con la explicación, yo hasta hora tan solo la he visto liquida y nunca la he probado, sera cuestión de buscar esas hojitas secas. El bizcocho tiene una pinta impresionante. Beso.

    Reply
  15. Anónimo

    Muchas gracias por tu receta! Tiene muy buena pinta. La he probado pero sustituyendo los huevos por puré de manzana y he usado extracto de stevia líquida en vez de la infusión, ( si pudieras decirme las cantidades de ambos ingredientes para sustituir en tu receta sería genial)por lo que no sabía muy bien como manejar las cantidades. El resultado ha sido bueno, aunque algo más amasado en el interior, tal vez por el exceso de ingredientes líquidos, y menos dulce de lo que me hubiera gustado. Pero al fin y al cabo esta rico😁.
    De nuevo … Gracias!

    Reply
  16. Julia

    Yo utilizo muchísimo la stevia para casi todo lo que hago de repostería casera,pero no se me había ocurrido infusionar nunca la leche para hacer bizcochos.. Gracias por la idea.Yo he echo esta receta del bizcocho y me ha salido riquisimo. Poner mas recetas con stevia.

    Reply
  17. Hoy mismo he usado la stevia para hacer un tiramisu sin azúcar, pero granulada, nunca la he usado en hojas… tendré que probar a ver como queda y esperimentar, mi hermano es diabético y al pobre le encantan los dulces, mañana es su cumple y le llevo el tiramisu, , me ha encantado este bizcocho, me lo guardo para hacerselo pronto. Bs.

    Reply

Habla ahora o calla para siempre...