SCONES INTEGRALES CON AVENA Y ARÁNDANOS [Gloriosos]


CAL 371,4 · HC 46,6 · PR 9,5 · GR 17,0 [100 GRS, UNOS 3/4 SCONES]

 OLYMPUS DIGITAL CAMERA



 
 

Esta es la historia de un aprendizaje. 

[Replay]

Hacer unos scones, verlos crecer doraditos en el horno, y al comerlos, pensar… ehhh… están… un poco… compactos, no?

Y la cosa es que estaban buenos. Muy buenos, puntualizo. Pero había un nosequé de queseyo que a mí no me convencía.

Resultados de la cata:

Apariencia. Monísimos.

Sabor. Perfectos. Los scones son bollos para rellenar o untar con cosas deliciosas, no deben resultar demasiado sabrosos [y esa es la gracia, de lo contrario el relleno quedaría en segundo plano y no serían tan fáciles de combinar con cualquiercosa]. La harina integral les da un carácter ligeramente agrio que a mí, personalmente, me gusta.

Textura. Mmmmm aquí viene el pero. La textura es correcta peeeeero no es gloriosa. Al untar mantequilla, noto como se deshacen ligeramente bajo la presión del cuchillo. Hmmmm. Esto no está del todo bien. 

Scones1

 

Y pienso, aquí algo no funciona. Y vamos a ver qué es. Me doy una vuelta por la Gran Bretaña [bueno, por los blogs de sus habitantes] que por algo es la cuna del scone [Escocia, en concreto], y encuentro un montón de consejos que harán mi vida más fácil y mis scones, gloriosos.

Y ya que hemos venido aquí para compartir cositas, os los resumo… Por eso, y porque Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Enero nos invita a preparar un clásico escocés: Scones [claro!]


~ CONSEJOS PARA QUE TUS SCONES SEAN GLORIOSOS ~
 
Utiliza una harina floja, con poco gluten.
Frío, frío y más frío. La mantequilla debe estar fría [puedes meterla al congelador 15 minutos antes de su uso y estará perfecta], el huevo frío y la leche, helada. Si quieres puedes meter en el congelador el bol donde vas a amasar todo.

Mezcla los ingredientes sin amasarlos demasiado. Los scones son un arrejuntamiento de ingredientes, no una masa compenetrada y homogénea. Si no me escuchas hornearás pequeños ladrillos redondos. Monísimos, eso sí.

Deja parte del líquido para añadir al final, así podrás asegurarte de que pones lo que necesita. La masa debe quedar ligeramente pegajosa.

Trabaja la masa muy rápido para que no se caliente. Amasar convierte la proteína en gluten y eso no nos interesa. Quita las manos de la masa! Gluten equivale a mazacote.
Haz tres o cuatro plegados a la masa y dejala que repose 10 minutos cubierta con un paño limpio o un poco de harina.
Enharina el cortador, y corta la masa sin retorcerla. Un corte limpio y saca el scone. Si haces sufrir a la masa, los scones se vengarán de ti y no crecerán, con lo que se quedarán totalmente apelmazados por dentro.
Si quieres evitar que al hornearse queden abombados, puedes hundir un dedito en el centro de cada scone. [Deja de mirar las fotos, yo no lo hice!]

Colócalos en la bandeja de horno juntitos, casi tocándose. No sufras, no van a pegarse y ayudarás a que crezcan hacia arriba sin desparramarse a lo ancho.
La temperatura ideal para hornearlos es de 200-225º y tardarán unos 10 minutos, pero vigílalos y no te fíes…

Se pueden congelar. Crudos, cortados y envueltos, o ya horneados. En este caso deja que se descongelen a temperatura ambiente. Puedes [debes] darles un golpe de horno antes de comer.
Scones2
 

INGREDIENTES

Harina integral de trigo, 230 gr [220 gr en la masa y 10 gr más para trabajarla]
Avena en copos, 60 gr [40 gr para la masa, 20 gr para espolvorear]
Azúcar, 60 gr [utilicé fructosa]
Mantequilla, 85 gr
Sal, 1/8 cucharadita
Levadura, 1 cucharadita
Arándanos deshidratados, 30 gr
Leche desnatada, 120 gr
Huevo, 1 unidad

MODUS OPERANDI

Como todos los ingredientes deben estar muy fríos, lo primero que hice fue cortar la mantequilla en cubos, ponerla en el bol donde iba a mezclar los ingredientes, y meterlo todo junto 15 minutos al congelador.

Esto no es imprescindible pero ayuda y mucho.

Para empezar, se mezclan en el bol 230 gr de harina, 40 grs de avena,  la sal y el azúcar y se añade la mantequilla muy fría. Mezclamos todo con las manos hasta obtener una textura de migas. Lo mezclamos rápido, para que no se caliente la mantequilla en exceso [en este punto un robot de cocina es muy útil]

En otro bol batimos ligeramente el huevo, añadimos la leche [y si nos apetece un poco de extracto de vainilla] y lo incorporamos a la mezcla de harina y mantequilla. Añadimos los arándanos. Mezclamos sin amasar, lo justo para integrar los ingredientes, y dejamos 10 minutos reposando en la nevera. La masa debe estar algo pegajosa, no necesitamos una masa lisa y seca. [Recomiendo hacer todo esto a mano, con el robot de cocina podemos amasar demasiado]

Pasado este tiempo, la sacamos de la nevera, espolvoreamos un poco de harina en la encimera, ponemos la masa, más harina por encima, y la estiramos. Plegamos y estiramos la masa tres o cuatro veces, damos un minuto de reposo y la volvemos a plegar tres o cuatro veces más. Se puede saltar este paso pero si lo haces, subirán más.

Ponemos unos copos de avena sobre la masa y presionamos con el rodillo. Enharinamos bien el cortador, y sacamos los scones. Lo hacemos con un golpe seco, cortando sin retorcer la masa, esto es importante. También podemos cortar triángulos con un cuchillo afilado.

Plegamos los sobrantes, y cortamos de nuevo.

Los scones ya cortados se colocan en la bandeja de horno muy juntitos unos de otros [no van a pegarse, de verdad, hazme caso], se pincelan con un poco de leche y se hornean a 225º unos 10 minutos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
 

Fuentes: Cranberry Oat Scones, de Joy of Baking y Whole Wheat Oatmeal Rapsberry Scones de Foodess

34 Comments

  1. Mmmmm que ricos!!! Ya he visto hoy varias recetas, pero la tuya ya sabes que me encanta, porque me pones las calorías!!! Qué ricos! Desconocía por completo esta receta hasta hoy.
    Y que decirte de las fotos, son muy bonitas :)Dan ganas de pegarle un mordisco al ordenador!!

    Un beso

    Reply
  2. Su

    Veo que las masas, digas lo que digas, no tienen misterios para ti. Está muy bien que pongas pistas a las que no somos muy maseras para no hundirnos si no nos queda bien. Un besote.

    Reply
  3. Excelente propuesta de scones: de harina integral ¡y con arándanos! Una delicia. Además, los consejos vienen de mil maravillas para lograr un resultado perfecto. Como si esto fuera poco: se los ve estupendos y muy tentadores.
    Me gustó muchísimo la receta y la voy a probar porque me encantan los scones.
    ¡Saludos!

    Reply
  4. Los hice hace casi dos años y no me quedaron mal. Los tuyos me parece que llevan menos mantequilla. Fenomenal los consejos que nos das. Yo también los congelé y es verdad que tomarlos sin abusar… un beso

    Reply
  5. Vaya, cuánto siento que no te convencieran los scones. Ahora que si has aprendido la lección, espero que los repitas, porque merece la pena. ¡A mi me encantan!

    Besos y feliz finde.

    Reply
  6. Dices que no te convencieron los scones pero en las fotos se ven con una pinta tremenda. Gracias por los consejos para hacer los scones perfectos. Pienso seguirlos al pie de la letra. Besos.

    Reply
  7. Muy buenos tus consejos. Y los scones yo los veo apetecibles del todo. También es que con la harina integral no quedan igual que con la harina normal.
    Yo los he preparado en dos o tres ocasiones, pero hace de eso…la tira de tiempo, la receta me la paso la madre de una amiga inglesa que tengo, pero no se por donde anda ya la receta.
    Besos.

    Reply
  8. Estupendos estos scones. Mira yo no llegué a tiempo este mes para la receta dulce, me quedé con el cerdo agrigulde, pero viendo esta receta tuya no me importa, porque es la que voy a preparar ahora. Además encantada de haberte descubierto. Me quedo aquí ojeando tu blog y por supuesto ya me tienes como seguidora, porque lo que he visto me ha gustado mucho, mucho, incluida la página del Guttonclub.

    Bss

    Virginia “sweet and sour”

    Reply

Habla ahora o calla para siempre...